Gastos de explotación

¿Qué son los Gastos de Explotación?

Los gastos de explotación son los costos de una compañía sobre actividades que no están conectadas directamente con la actividad primaria del negocio. Son el gasto de llevar a cabo actividades del día a día que no tienen que ver con la producción o las ventas.

¿Cómo Funcionan los Gastos de Explotación en un Negocio?

Un negocio, por ejemplo un supermercado, incurre en gastos de explotación diferentes a los involucrados en la actividad primaria de la tienda, que es vender víveres. La tienda toma en cuenta sus gastos de explotación y la lista puede incluir objetos tales como:

  • Renta
  • Reparaciones de estructura o equipos
  • Salarios
  • Costos de viaje
  • Contribuciones a pensiones
  • Beneficios a empleados, tales como seguro médico
  • Contaduría y costos legales
  • Impuestos de propiedad
  • Gastos de servicios públicos
  • Suministros de oficina
  • Publicidad

Podrían haber más gastos dependiendo de la naturaleza del negocio de la tienda. Los gastos de explotación pueden llegar a grandes totales y el dueño debería considerar todos los gastos de explotación antes de abrir el negocio. Muchos los consideran como costos de la tienda incluso antes de abrir las puertas e indicar la cantidad de ingreso mínima que se deberá generar para volverse un negocio viable.

Administrando los Gastos de Explotación de un Negocio

Todos los gastos de explotación deber ser pagados, sin importar si la tienda está abierta o cerrada. El dueño debe también hacer un presupuesto para cuando la tienda cierre en vacaciones o en el evento de que ocurra una emergencia como un incendio o inundación. El dueño también deberá considerar cómo reducir los gastos de explotación de la tienda sin impactar directamente el desenvolvimiento del negocio.

El dueño podría intentar reducir los gastos de explotación al reducir los salarios, como pasar de cinco empleados a solo cuatro, con el resultado directo de la reducción sustancial en costos de salario. El inconveniente es que habrá menos gente vendiendo, retrasos al ayudar a los clientes o incluso la necesidad de incrementar la seguridad ya que hay menos ojos en el piso de ventas. La tienda incluso podría perder actividades como resultado y a veces la pérdida puede acabar con el ahorro obtenido de la reducción de personal. Al haber un límite al reducir los gastos de explotación antes de sentir un efecto negativo, la tienda podría considerar aumentar las ganancias directas como una alternativa. Reducir la línea de fondo de los costos puede afectar el buen nombre de una tienda mientras que un pequeño aumento en precios sería aceptable si la calidad de la tienda y de la mercancía permanece igual.

Recursos

¡Empieza tu prueba gratuita de 14 días hoy mismo!