Comercio electrónico en España

El encanto de los comercios locales es innegable y participar de la economía en el lugar donde se vive, por supuesto habla de gente bien nacida. Sin embargo, querer llenar el panorama de tu ciudad de oportunidades laborales así como de la belleza de tus productos o servicios no te priva de hacerlo también para el mundo entero. Siendo prestador de servicios o comerciante en tu localidad haces girar la economía del área y te provees de clientes cautivos. Lo mismo sucede si comienzas a prestar tus servicios en línea, pero en grande.

Imagina que a tu hermoso local las ventanas se le convierten en puertas, todas abiertas las 24 horas de cada día para clientes de todo el planeta. Se limitan tus conflictos de espacio, de horario, de pagos por servicios; en fin, los costos de tu producto bajan y puedes dar mejores promociones, por lo que tu popularidad se eleva frente a tu clientela. Además, si ahora tus clientes sólo pueden recomendarte con sus vecinos, de pronto podrán recomendarte con sus amigos que viven en otros continentes. Eso es lo que sucede cuando fortaleces tu negocio con una sucursal virtual: tu tienda no tiene horarios de apertura y cierre, tu clientela puede estar en cualquier lugar. Ahora bien, si todavía te encuentras en la etapa de planeación de tu negocio pero los capitales no fluyen aún, tal vez quieras iniciar en línea. Calculemos la diferencia que hay entre los costos de montarte una minúscula tienda sobre la Gran Vía y la cantidad de transeúntes pudientes que acceden a ella, o la construcción de un sitio precioso en Shopify, por ejemplo. Definitivamente, conseguirte el asesoramiento de un equipo completo para tener una tienda virtual es muy sencillo en sitios como este. Es seguro y no pasas meses (incluso años) antes de poder comenzar a jugar al Monopoly en la vida real. Pero, ¿no es esto antinacional?

La respuesta es no. Si bien la vida del español es pura rumba, también se trabaja mucho. Las responsabilidades abruman a los adultos productivos que prefieren pasar su tiempo libre compartiendo tiempo con amigos, visitando a la familia, viajando y no haciendo horas de caminata para encontrar un bolso que vaya bien con sus zapatos preferidos. Al abrir un comercio en línea atiendes a la clientela local con incluso mayor cuidado. Ya que le proveéis de una opción más cómoda para acceder a tus productos y servicios.

Resulta que en España, el 32% de la gente que compra, lo que sea, lo hace por Internet. Según un estudio de Online Business School, más de un tercio de la población española hace transacciones en línea. Por supuesto también otros países están tomando esta postura. Y es que los procesos de compra y venta electrónicas son lo de hoy.

Para el cliente es comodísimo así como muy conveniente tener la oportunidad de investigar en diferentes sitios, encontrar el mejor precio y entonces tomar la decisión de comprar el producto. Lo mismo para el vendedor que se ahorra miles de euros en infraestructura al poder alcanzar mercados en todo el mundo sin gastar más allá de lo básico.

El mercado español en cuanto a la reventa está más alto que cualquiera otro en la Unión Europea y lleva índices de crecimiento mayores al 20% que siguen a la alza. Dicen los que saben que la gente afirma usar el internet para comprar por comodidad, precio y ahorro de tiempo, también por facilidad en la compra. Y es que con sitios especializados, el trato es excelente. Además, al abaratar los costos por instalación del comercio de cuantiosos a casi nulos, el vendedor es capaz de prestar sus servicios a mucho menor costo.

Y si bien sigue siendo un mercado para jóvenes, las personas mayores ya están también entrando a las ligas de las compras por internet. Tal vez sea ese el terreno emergente, considerando que son ellos quienes más requieren de comodidad en el servicio.

Los españoles, como los europeos en general, están comprando ropa, calzado y material deportivo en tiendas electrónicas. También acceden a libros, revistas y artículos para el hogar. Otro espacio virtual en el que los negocios son cada vez más pujantes es la compra de boletaje para eventos, así como música y películas.

De tal manera que tal vez convenga repensar el contrato de arrendamiento y buscar una membresía de algún sitio especializado en compra venta, que te permita hacer pedidos, entregas y transacciones de manera segura. Shopify ofrece todo tipo de apoyos para quien gusta de hacer negocios y desea hacerlo en línea.

Online Business School hizo un estudio en el que revisó a qué nivel usan comercio electrónico los distintos países europeos y no hay ninguno que no haya entrado a la estadística con al menos un pequeño porcentaje. Esto no es asunto de cultura, sino de momento histórico, comprar y vender en línea es lo que toca.

Aparentemente se espera que el crecimiento del mercado de ventas en línea siga creciendo más del 20% anualmente, lo cual implica que para 2017 se esperaría un 122.78% de crecimiento acumulado desde 2012. Pocas empresas pueden contarse entre las filas de un crecimiento similar sin hacer uso de las redes actuales.

En España se espera que durante el año en curso habrá mucho más de 17 millones de compradores en línea, creciendo el número actual en un 13.37% respecto de Rusia, EE.UU., Francia, Alemania o Reino Unido. Y es que siendo un mercado joven, los que ahora compran serán posteriormente expertos cuando lleguen a una edad mayor. Así que hay mucho terreno por proyectar. En un mundo de chicos que manejan la tecnología para cada aspecto de sus vidas y jóvenes que están empezando a hacer negocios de éxito dentro de las TIC, hay muchas razones para iniciar el camino y atreverse.

Se trata de un entorno con manejo de enormes volúmenes de venta y un abrumador crecimiento anual. Tal vez sea hora de poner a volar tus planes comerciales sobre una buena plataforma virtual.

¡Empieza tu prueba gratuita de 14 días hoy mismo!