Trabajar en comercio minorista: los puestos más habituales

Trabajar en comercio minorista

¿Eres propietario de un negocio minorista y has decidido que es hora de contratar a tu primer empleado? Si es así, has superado el primer obstáculo: ¡felicidades por haber llegado hasta aquí! ¿Cuál es el próximo paso? Saber qué puesto tienes que cubrir. Y para ello, antes debes conocer los usos y costumbres habituales al trabajar en comercio minorista

En palabras de Leslie Barber, experta en recursos humanos: "Pondría como prioridad aquellos roles que generan ingresos primero". Tomando su consejo como punto de partida, también hay que tener en cuenta cuáles son las necesidades específicas de tu negocio, ya que cada uno es único y puede necesitar diferentes perfiles.

Por ejemplo: si a menudo tienes largas colas de clientes esperando a pasar por caja, considera contratar primero a un cajero. Si tienes demasiados clientes en la tienda como para atenderlos tú mismo, quizá necesites un vendedor. 

Con esto queremos decir que comprender las necesidades de tu empresa y, al mismo tiempo, tener en cuenta las funciones generadoras de ingresos en la tienda, te ayudará a tomar la decisión correcta.

 

Tienes 14 días gratis para crear tu tienda online.

Sin tarjeta de crédito, fácil e intuitivo.

Trabajar en comercio minorista: las descripciones de los diferentes puestos de trabajo

Trabajar en un comercio

Aunque no existe ni un organigrama específico ni una jerarquía de trabajo única para todos los negocios minoristas, trabajar  en un comercio tiene algunas particularidades que debes conocer. 

Por lo tanto, te recomendamos que te ciñas a este orden general, ya que te va a ser de utilidad para contratar de manera inteligente a tus empleados, a medida que tu tienda se convierte en un negocio escalable

1. Trabajar en comercio minorista como vendedor

Si te basas en el criterio de los ingresos, contratar a un vendedor es un primer paso en cualquier tienda en expansión. 

Tener un vendedor asegura que los clientes sepan que hay alguien disponible para ayudarles, en caso de necesitar algo. Por ejemplo: responder preguntas sobre productos, aconsejar o ayudar con las tallas y modelos.

Además, un vendedor también es responsable de mantener cierto orden y limpieza en la tienda, reabastecer los artículos agotados y atender las necesidades de los clientes. En términos generales, un vendedor es alguien que va a ayudar a vender más productos.

Habilidades necesarias:

  • Comunicarse de forma clara y eficaz con los clientes
  • Trabajo en equipo
  • Capacidad de resolución de problemas rápida y eficaz
  • Capacidad para adaptarse y aprender rápidamente
  • Habilidades organizativas y atención al detalle
  • Experiencia con software de cobro
  • Conocimientos básicos de matemáticas y finanzas

  • Cómo saber si es lo que necesitas
    : si notas que los clientes en tu tienda buscan ayuda y tienen que esperar para ser atendidos porque tú no puedes atenderlos, entonces necesitas un vendedor extra en tu tienda.

    2. Cajero

    Un cajero puede parecer un puesto muy simple desde el punto de vista de las competencias para trabajar en comercio, pero se trata de una ocupación que puede aportar un gran valor a tu tienda, si tienes una gran afluencia de clientes a menudo. Más que nada porque un cajero ayuda a agilizar el proceso de compra, haciéndolo lo más rápido y fluido posible para tus clientes.

    Los cajeros son responsables de procesar compras y transacciones, dar la bienvenida a los clientes una vez que entran por la puerta, ayudar con devoluciones y cambios, contestar el teléfono y promocionar cualquier complemento —como programas de recompensa para la fidelización de clientes u otro tipo de artículos—, justo antes de que el cliente realice el pago.

    Habilidades necesarias:

  • Excelentes habilidades de atención al cliente
  • Experiencia con software de cobro y manejo de efectivo
  • Habilidades organizativas y atención al detalle
  • Capacidad de resolución de problemas rápida y eficaz
  • Conocimientos básicos de matemáticas y finanzas
  •  

    Cómo saber si es lo que necesitas: Naturalmente, no querrás que a los clientes les resulte difícil comprar los productos que desean, por lo que contratar a un cajero contribuirá a que la experiencia del cliente sea más positiva. Ya hemos conseguido lo difícil que es atraer al cliente a la tienda y que quiera comprar productos. ¡El pago debería ser lo más rápido y sencillo del proceso!

    3. Atención al cliente

    Sobre el papel puede sonar parecido al puesto de vendedor pero hay una forma facilísima de diferenciarlos: el vendedor trabaja de cara al público en la tienda, directamente con el cliente para ayudarle en el proceso de compra. En cambio, una persona de atención al cliente trabaja con el teléfono o el email, y ofrece ayuda con el servicio posventa o resuelve dudas antes de que esta se produzca.

    El servicio de atención al cliente es encargado de responder a todas las consultas de los clientes, ya sean dudas, una pregunta sobre un producto o incluso una reseña negativa. Estas responsabilidades se llevan a cabo siempre en base a las políticas de tu empresa de modo que la experiencia del cliente siga siendo, o se convierta, en positiva. 

    A menudo, estos trabajadores del comercio hacen lo que está en su mano para mejorar o dejar en buen lugar la reputación de tu tienda.

    Habilidades necesarias:

  • Excelentes habilidades comunicativas y don de gentes
  • Capacidad de resolución de problemas rápida y eficaz
  • Gran energía y entusiasmo contagioso
  • Habilidades organizativas y atención al detalle
  • Capacidad para trabajar en equipo e independientemente
  • Conocimientos informáticos básicos y familiaridad con software de cobro
  •  

    Cómo saber si es lo que necesitas: es posible que algunas tiendas minoristas nunca necesiten un encargado de atención al cliente, pero si recibes una gran cantidad de correos electrónicos y llamadas sobre este tipo de cuestiones puede que necesites dar el paso. ¡En especial si vendes tus productos en internet! Muchos clientes no podrán acercarse a tu local para resolver sus dudas o problemas.

    4. Escaparatista

    Trabajo de escaparatista

    A la hora de decidir qué personas van a trabajar en un comercio minorista, seguro que no piensas en los escaparatistas. Aunque seguro que alguna vez has visto productos expuestos de manera muy ordenada y llamativa. Y eso es probable que sea obra de un escaparatista. 

    El trabajo del escaparatista es ayudar a garantizar que los mejores productos de tu tienda destaquen de manera estratégica y en partes específicas de la tienda. Poseen el conocimiento para saber qué productos van dónde y con qué, además de cómo impulsar las ventas en determinadas zonas de la tienda.

    Eso no es todo. Un gran escaparatista puede incluso ayudar con promociones y otras campañas de marketing, preparando unas buenas fotografías de productos

    Habilidades necesarias:

  • Experiencia previa en el escaparatismo
  • Experiencia en el desarrollo de estrategias de exhibición de producto
  • Capacidad de pensar de manera creativa y estratégica
  • Adherencia a plazos y manejo varias tareas simultáneamente
  • Experiencia trabajando con proveedores y fabricantes
  • Capacidad para manejar la carga de trabajo física
  • Capacidad para trabajar en equipo e independientemente
  • Experiencia con la exposición del producto en base a los números de ventas
  •  

    Cómo saber si es lo que necesitas: si no tienes buen ojo para el diseño o un sentido de lo estético poco desarrollado, puede que tu tienda no esté explotando todo su potencial. Un escaparatista te va a ayudar a sacar el mejor partido a tu tienda.

    5. Encargado de abastecimiento

    Este puesto hace mucho más que simplemente comprar los productos para tu tienda. 

    Este trabajador es responsable de realizar la investigación necesaria para determinar exactamente qué productos debes poner en tus estantes (o en tu tienda online) y encontrar la mejor estrategia de precios posible para conseguir el mejor margen. 

    También puede ser responsable de establecer relaciones con proveedores, fabricantes y otras empresas para seguir obteniendo las mejores ofertas para tu tienda.

    Habilidades necesarias:

  • Experiencia con negociaciones
  • Capacidad para investigar, evaluar y analizar productos de manera eficaz en función de una variedad de factores, como el precio y la calidad.
  • Experiencia trabajando con proveedores y vendedores
  • Habilidades organizativas y atención al detalle
  • Experiencia en mantenimiento y seguimiento de pedidos de compra y niveles de inventario

  • Cómo saber si es lo que necesitas
    : si no tienes los recursos para encontrar las mejores ofertas en productos o necesitas ayuda para renovar los productos que ofreces en la tienda, un encargado en abastecimiento puede ayudarte a ahorrar dinero y a brindar los mejores productos a tus clientes.

    6. Gerente de tienda

    Entre las competencias para trabajar  en comercio, uno de los puestos que más exigencias tiene es el de gerente de tienda. Es lógico, porque las responsabilidades de un gerente de tienda deben adaptarse a las necesidades específicas del negocio. 

    En términos generales, podemos decir que este trabajo aglutina gran parte de las funciones de las que suele encargarse el dueño de la tienda: tareas diarias, apertura y cierre de la tienda, gestión de los empleados y los horarios, supervisión de otros trabajadores y tareas... 

    El gerente de la tienda también puede estar a cargo de la presupuestación, los requisitos de la tienda (como la seguridad y otras necesidades operativas), la implementación de las políticas y los procedimientos de la empresa, la prestación de ayuda al cliente y mucho más. 

    En resumen: el gerente de la tienda debe ser una extensión de ti en la tienda y es el máximo responsable de ella, por lo que es importante encontrar a alguien en quien confíes y que tenga las habilidades y la experiencia necesarias.

    Habilidades necesarias:

  • Experiencia liderando un equipo en un entorno minorista
  • Excelentes habilidades de resolución de problemas, liderazgo y comunicación
  • Capacidad probada para establecer y lograr objetivos financieros y comerciales
  • Experiencia en hacer cumplir y mantener las políticas y procedimientos de la empresa
  • Amplio dominio y comprensión de ventas, promociones, tendencias, mercados minoristas y comercialización
  • Excelentes habilidades de atención al cliente
  • Experiencia en la creación y gestión de horarios de la plantilla de trabajadores

  • Cómo saber si es lo que necesitas
    : una vez que hayas contratado a algunos empleados para que se encarguen de ciertas áreas de la tienda, es posible que estés listo para que un gerente intervenga para supervisar el día a día, lo que te permitirá centrarte en otras labores.

    7. Asistente del gerente de la tienda

    Un asistente de gerente de tienda, por supuesto, tiene obligaciones similares a las del gerente de tienda y debe contar con las mismas competencias para trabajar en comercio que él. 

    Generalmente brindan apoyo en las tareas del día a día, además de hacerse cargo de la mayoría de las tareas relacionadas con los empleados. También es probable que un asistente de gerente de tienda se encargue primero de las inquietudes o preguntas de los clientes.

    Habilidades necesarias:

  • Experiencia en la gestión de un equipo en un entorno minorista
  • Capacidad de resolución de problemas, liderazgo y comunicación
  • Experiencia en el logro de objetivos financieros y comerciales
  • Experiencia en hacer cumplir y mantener las políticas y procedimientos de la empresa
  • Excelentes habilidades de atención al cliente
  • Experiencia en la creación y gestión de horarios de la plantilla de trabajadores

  • Cómo saber si es lo que necesitas
    : en este caso es bastante fácil. Si el gerente de tienda necesita ayuda con sus tareas, es el momento de agregar un asistente de gerente de tienda al equipo.

    8. Especialista en control de inventarios

    Para trabajar en el comercio minorista es necesario disponer de mayor cualificación de la que generalmente se considera como mínima. Al menos cuando se pretende cubrir puestos como el de especialista en control de inventarios, que requieren de grandes competencias profesionales. Por eso, incorporar a tu equipo a este tipo de profesionales puede ser una de las mejores decisiones empresariales. 

    Las responsabilidades de este trabajo incluyen prevenir pérdidas, rastrear y mantener el inventario, implementar procedimientos para controlar los costes, gestionar el flujo de inventario, crear informes relacionados con los defectos, la demanda y las cantidades, y garantizar que los productos recibidos sean precisos y las cantidades sean correctas.

    Habilidades necesarias:

  • Experiencia probada en el control de inventarios dentro de un entorno minorista
  • Experiencia en la creación, análisis y mantenimiento de informes
  • Experiencia en la creación y mantenimiento de procedimientos de inventario
  • Capacidad probada para mantener o incrementar los beneficios de una empresa a través del control de inventarios
  • Experiencia en un rol de gerencia
  • Capacidad para pensar de manera estratégica y analítica
  • Familiaridad y experiencia trabajando con un software de control de inventario

  • Cómo saber si es lo que necesitas
    : un especialista en control de inventarios puede ser la última pieza que falte en tu tienda en expansión, especialmente si las tareas de inventario ocupan a tu encargado de abastecimiento de tal manera que tenga que descuidar sus otras obligaciones.

    💡 CONSEJO PRO: a medida que crece tu marca, también lo hace la necesidad de contratar personal en roles especializados. Utiliza los roles y permisos de Shopify POS para limitar lo que el personal puede hacer por su cuenta, sin contar con la aprobación del gerente en tu sistema de punto de venta (como, por ejemplo, modificar los niveles de inventario, cambiar el precio de un producto o aplicar descuentos a una venta).

    ¿Ya sabes qué puestos son los más habituales para trabajar en comercio?

    En este artículo hemos querido darte una visión general sobre cuáles son los principales puestos que puedes ofrecer en un comercio minorista. 

    Ahora llega el momento de analizar las necesidades de tu tienda online y ver si realmente tienes que cubrir todos esos perfiles. 

    Si no te siguen surgiendo dudas, puedes plantearlas en la sección de comentarios. 

     

    ¿Tienes una idea de negocio?

    Comienza a usar Shopify gratis por 14 días, sin necesidad de ingresar los datos de tu tarjeta de crédito

     

    Las preguntas más frecuentes relacionadas con el comercio minorista

    ¿Qué es el comercio minorista?

    Es una actividad comercial basada en comprar mercancías y revenderlas a los usuarios finales de las mismas.

    ¿Cuáles son las tiendas minoristas?

    Las tiendas minoristas son aquellas que se sitúan al final de la cadena de distribución, para que los productos sean suministrados a los usuarios finales.

    ¿Cuántos comercios minoristas hay en España?

    Se estima que el 14% de los establecimientos son considerados como comercios minoristas.

    ¿Qué diferencia hay entre comercio minorista y mayorista?

    Los minoristas se encargan de vender sus productos a los clientes finales. En cambio, los mayoristas venden sus mercancías al por mayor a los minoristas.

    Acerca del autor

    Ricardo BotinAutor: Ricardo Botin, copywriter freelance especializado en SEO Copywriting y redactor en el blog de Shopify.

    Mapa de categorías:

    ¿Quieres abrir una tienda online?