¿Qué requisitos legales necesitas para montar un ecommerce en España?

Requisitos legales para montar un ecommerce en España. Guía completa

DESCARGO DE RESPONSABILIDAD: Esta guía es sólo para fines informativos y no constituyen asesoramiento legal profesional. Por favor, consulta con un asesor legal profesional para obtener mayor información sobre tu país y tus circunstancias. Shopify no es responsable de ninguna manera ante ti por el uso o confianza que le des a esta guía. Para más información, haz clic aquí


Estoy seguro de que ya tienes pensado el tipo de productos y/o servicios que quieres vender en tu ecommerce.

La apariencia de tu web e incluso los posibles beneficios que esperas obtener con ella los tienes también claros, pero quizás se te escapa un detalle...

¿Has tenido en cuenta la legislación aplicable en España antes de abrir tu ecommerce?

Todo negocio debe incluir en su análisis previo las obligaciones que le incumben, así como aquellos otros aspectos jurídicos vigentes.

¡Abre bien los ojos y toma buena nota de todas tus obligaciones!

  1. ¿Qué producto o servicio vas a vender? Revisa las normas sectoriales
  2. ¿Por qué es importante que una tienda online tenga la consideración de ‘servicio de la sociedad de la información’?
  3. ¿Qué quiere decir la LSSI-CE cuando habla de “destinatario de las comunicaciones comerciales”?
  4. Obligaciones y requisitos legales en materia de protección de datos personales
  5. Eres “Responsable del Tratamiento” de los datos personales que tratas a través de tu ecommerce
  6. ¿Cómo debo informar del tratamiento de los datos personales a los usuarios de tu web?
  7. ¿Qué información debe contener la política de privacidad?
  8. ¿En qué consiste el “Texto Refundido de la Ley de Defensa de los Consumidores y Usuarios” y cómo te afecta?
  9. ¿Qué dice la Plataforma europea de resolución de conflictos online?

Comenzamos...

¿Qué producto o servicio vas a vender? Revisa las normas sectoriales

Revisa en primer lugar si el producto o servicio que quieres comercializar en tu ecommerce debe cumplir con alguna norma sectorial especial.

Diferencia si se trata de:

✅ Productos con pocas normativas especiales

Hablamos de artículos cotidianos, tales como ropa, zapatos o cursos.

✅ Productos más regulados

Aquí se engloban los productos pertenecientes a sectores bastante más regulados:

  • Venta a distancia de alimentos
  • Bebidas alcohólicas
  • Juego online
  • Servicios financieros
  • Medicamentos
  • Productos sanitarios

Verificar si los productos que quieres vender disponen del marcado CE en el caso que resulte preceptivo.

 

¿ Tienes una idea de negocio?

Comienza a usar Shopify gratis por 14 días, sin necesidad de ingresar los datos de tu tarjeta de crédito

Un comercio online es un prestador de servicios de la sociedad de la información

Según la Ley 34/2002 de 11 de julio de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico (en adelante, LSSI-CE) un ecommerce entra de pleno en la definición de servicio de la sociedad de la información que establece en su Anexo de Definiciones.

Éste dice que:

“Todo servicio prestado de forma habitual a título oneroso, a distancia, por vía electrónica y a petición individual del destinatario”.

Aclara además que:

Son servicios de la sociedad de la información, entre otros y siempre que representen una actividad económica […] la contratación de bienes o servicios por vía electrónica”.

¿Por qué es importante que una tienda online tenga la consideración de ‘servicio de la sociedad de la información’?

¿Por qué es importante que una tienda online tenga la consideración de ‘servicio de la sociedad de la información’?

Photo by Mateus Campos Felipe


Muy sencillo: porque le aplica, entre otras normas, lo que dispone la citada LSSI-CE, que se concreta en una serie de obligaciones que tu ecommerce debe cumplir.

Dicha norma exige proporcionar información al usuario tanto de forma previa a la eventual contratación de un producto o servicio, como luego a la celebración de ese contrato.

También establece las obligaciones en materia de email marketing y regula el tema de las cookies.

Información previa a la contratación que debe proporcionarse

Estos datos pueden proporcionarse en el Aviso Legal de tu comercio electrónico, así como en las Condiciones de Contratación.

El usuario debe aceptarlas coincidiendo con la contratación de los productos y/o servicios que ofrezcas.

Debe estar estar accesible al usuario y ser la que tú mismo querrías conocer de la empresa que te ofrece un producto o servicio, ¿no crees?

La información previa que debe proporcionarse es:


Tu nombre (si eres autónomo/a) o la denominación social (si se trata de una sociedad limitada, cooperativa o asociación, por ejemplo)

Tu residencia o el domicilio social o, en su defecto, la dirección de uno de tus establecimientos permanentes en España

Tu dirección de correo electrónico y cualquier otro dato que permita establecer con él una comunicación directa y efectiva.

✅ Un número de teléfono, aunque esto es optativo, siempre y cuando establezcas un correo electrónico como forma de comunicación con tu actividad (y lo gestiones y atiendas de forma habitual)

¿Podemos disponer de un apartado de correos en lugar de hacer constar el domicilio?

La respuesta es no. La norma te obliga a hacer constar un domicilio físico en el que atender cualquier notificación.

➡️ ¿Quieres evitar poner el domicilio de tu casa? Muy sencillo: contrata las llamadas “oficinas virtuales”, que pueden recoger tu correo postal ⬅️

Los datos de inscripción en el Registro Mercantil en el caso de que se trate por ejemplo de una S.L. o una cooperativa.

Y en su defecto, de aquel registro público cuya inscripción sea obligatoria para adquirir personalidad jurídica o a los solos efectos de publicidad.

Un ejemplo son “las asociaciones”. Deben estar inscritas en el registro de asociaciones correspondiente (estatal o autonómico).

¿Estás obligado a disponer de una autorización administrativa para desarrollar tu actividad? Éste es el caso de las agencias de viaje, los servicios financieros, etc.

Si tu actividad estuviese sujeta a un régimen de autorización administrativa previa, haz constar los datos relativos a dicha autorización y los identificativos del órgano competente encargado de su supervisión.

¿Ejerces una profesión regulada? (por ejemplo, arquitecto, médico, abogado, etc.)

Entonces indica los datos del Colegio profesional al que pertenezcas y número de colegiado, el título académico oficial o profesional con el que cuentes, el Estado de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo en el que se expidió dicho título.

Añade la correspondiente homologación, reconocimiento, normas profesionales aplicables al ejercicio de tu profesión y los medios a través de los cuales se puedan conocer, incluidos los electrónicos.

Valdría un enlace a las páginas de tu colegio profesional, en el que se pueda encontrar esa información.

Tu número de identificación fiscal (NIF). Si realizas operaciones intracomunitarias deberás hacer constar el NIF-IVA que deberás solicitar a la AEAT.

Información clara y exacta sobre el precio del producto o servicio, indicando si se incluyen o no los impuestos aplicables y en su caso, los gastos de envío.

Puede prestarse tanto en las condiciones de contratación, como en la ficha de producto correspondiente.

Los Códigos de conducta a los que estés adherido y la manera de consultarlos de forma digital, como por ejemplo el sello de Confianza Online.

La LSSI-CE exige además que antes de la contratación se informe de lo siguiente:

  • Qué trámites deben seguirse para celebrar el contrato.
  • ¿Vas a archivar el documento electrónico en que se formalice el contrato? ¿Éste va a ser accesible?
  • Qué medios técnicos pones a disposición del usuario para identificar y corregir errores en la introducción de los datos
  • En qué se formaliza el contrato

Todas ellas deberán poder ser almacenadas y reproducidas por el usuario, como sería por ejemplo posibilitar la descarga de un PDF de las mismas.

Información que debe proporcionarse posterior a la celebración del contrato

¿Ya has celebrado el contrato con tu cliente? Ahora estás obligado a confirmarle que la contratación del producto o servicio se ha realizado.

Información que debe proporcionarse posterior a la celebración del contrato
Foto de Andrea Piacquadio en Pexels

Puedes hacerlo vía:

  • Correo electrónico, a la dirección que haya facilitado durante el proceso de compra
  • Por cualquier otro medio equivalente que le permita archivar esa confirmación de la contratación

📣 DEBES SABER... 
Las obligaciones de la LSSI-CE aplican tanto si vendes tus servicios a otras empresas (B2B) o a consumidores y usuarios (B2C)

La Ley de Defensa de los Consumidores y Usuarios es mucho más exhaustiva en la información a proporcionar en las ventas a distancia cuando tu negocio es un B2C...

¡Esto te lo cuento al detalle más adelante!


Email marketing legal
La LSSI-CE también regula el envío de comunicaciones comerciales online.

¿Qué entendemos por “comunicación comercial”?

➡️ Muy fácil: toda forma de comunicación dirigida a la promoción, directa o indirecta, de la imagen o de los bienes o servicios de una empresa, organización o persona que realice una actividad comercial, industrial, artesanal o profesional


El ser transmitida por vía electrónica es cuando se remite por:

  • Correo electrónico
  • WhatsApp
  • Telegram
  • Messenger
  • SMS
  • Mensajes directos en redes sociales o utilizando cualquier otro medio electrónico similar.

La LSSI-CE prohíbe de forma expresa el envío de comunicaciones comerciales por vía electrónica que no hayan sido solicitadas y autorizadas de forma previa por el destinatario.

→ ¡Aquí hay una única excepción! Que envíes comunicaciones comerciales a clientes (entendidos como aquellos que ya te han contratado un producto y/o servicio) sobre productos o servicios similares a los que han sido objeto del contrato.

Para ello, ofréceles la posibilidad de oponerse al envío de comunicaciones comerciales tanto en el momento de recabar sus datos como en cualquier envío posterior y sus datos se hayan recabado de forma legal.

Si estás en este caso, en el formulario de compra pon una casilla de “no deseo recibir comunicaciones comerciales”.

En cualquier otro formulario en el que se recaben datos del usuario (sea persona física o jurídica) con la finalidad de remitir comunicaciones comerciales, habrá que disponer de una casilla de “acepto el envío de comunicaciones comerciales” o similar, si quieres incluir a ese usuario en una lista de email marketing.

¿Qué quiere decir la LSSI-CE cuando habla de “destinatario de las comunicaciones comerciales”?

Esto incluye tanto a personas físicas, como jurídicas.

Queda prohibido enviar comunicaciones comerciales por vía electrónica tanto a particulares, como a empresas que no lo hayan solicitado.

Mucha gente cree que esa prohibición no afecta al envío de comunicaciones comerciales por vía electrónica a empresas que tengan publicada su dirección de correo electrónico en su web.

¡Pues están equivocados! Ese correo podrá utilizarse para contactar con la empresa, pero no para dirigirle un mensaje con un contenido comercial.


No existe una Ley de cookies como tal, sino que es el artículo 22.2 de la LSSI-CE la que establece:

2. Los prestadores de servicios podrán utilizar dispositivos de almacenamiento y recuperación de datos en equipos terminales de los destinatarios, a condición de que los mismos hayan dado su consentimiento después de que se les haya facilitado información clara y completa sobre su utilización, en particular, sobre los fines del tratamiento de los datos, con arreglo a lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de protección de datos de carácter personal (debe entenderse el RGPD y la nueva LOPDGDD).

¿Tu comercio electrónico instala cookies?
Foto de energepic.com en Pexels
Cuando sea técnicamente posible y eficaz, el consentimiento del destinatario para aceptar el tratamiento de los datos podrá facilitarse mediante el uso de los parámetros adecuados del navegador o de otras aplicaciones.
Lo anterior no impedirá el posible almacenamiento o acceso de índole técnica al solo fin de efectuar la transmisión de una comunicación por una red de comunicaciones electrónicas o, en la medida que resulte estrictamente necesario, para la prestación de un servicio de la sociedad de la información expresamente solicitado por el destinatario.”

¿’Traducimos’ esos párrafos a un argot más entendible?

Tu ecommerce está obligado a informar sobre las cookies que instala tu web en su dispositivo y a recabar el consentimiento del usuario para que se pueda producir la instalación de aquellas cookies que no tengan una finalidad meramente técnica.

Es el caso de las cookies:

  • Analíticas
  • Publicitarias comportamentales
  • Publicitarias de retargeting
  • De redes sociales que realizan un trackeo o seguimiento del usuario

❌ UN ERROR COMÚN ES… ❌
Aunque muchísimas webs lo incumplen, las cookies no pueden instalarse antes de que el usuario lo acepte mediante una clara acción afirmativa.
Deja de tener utilidad eso de “seguir navegando” como consentimiento a la instalación de cookies no técnicas.

¿Y quién lo regula?

La propia Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), así lo establece en la reciente guía publicada en julio de 2020.

Si tu web va a instalar cookies que no sean meramente técnicas, deberás:

✅ Disponer de un plugin, complemento o funcionalidad que informe al usuario en una primera capa de información sobre el tipo de cookies que se instalan y bloquear su instalación hasta que el usuario no las acepte.

✅ Evita que esa primera capa de información sea del tipo “usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación”.

Indícalas de una manera mucho más clara, según la tipología de cookies que se instalan. Por ejemplo:

En [nombre de la empresa] instalamos cookies propias y de terceros para analizar tus hábitos de navegación y mostrarte publicidad relacionada con tus intereses. Más información en nuestra política de privacidad.

✅ Establece una funcionalidad que permita al usuario configurar qué cookies quiere instalar y cuáles ignora.

✅ Las cookies sólo podrán instalarse si el usuario lo acepta, pulsando un botón de “aceptar” o similar.

✅ En esa primera capa de información debe haber un enlace a la política de cookies (segunda capa de información) en la que se amplíe la información recogida en la primera capa:

  1. Definición y función genérica de las cookies.
  2. Información sobre el tipo de cookies que se utilizan y su finalidad.
  3. Identificación de quién utiliza las cookies
  4. Información sobre la forma de aceptar, denegar o revocar el consentimiento para el uso de cookies
  5. En su caso, información sobre las transferencias de datos a terceros países realizadas por el editor.
  6. Periodo de conservación de los datos para los diferentes fines en los términos establecidos en el artículo 13.2 a) del RGPD.
  7. En relación con el resto de información exigida por el artículo 13 del RGPD que no se refiera de forma específica a las cookies (por ejemplo, los derechos de los interesados), el editor podrá remitirse a la política de privacidad.

Obligaciones y requisitos legales en materia de protección de datos personales

Comenzamos aclarando qué entendemos por este tema:

¿Qué es un dato personal?

Es cualquier información que identifica o hace identificable a una persona física. Así queda claro que estás tratando datos personales, ¿verdad?

En tu ecommerce vas a vender productos o servicios a tus clientes y necesitarás sus datos para poder entregar el producto o prestar el servicio correspondiente.


⚖️ ¿Qué normativa aplica aquí?

➡️ Tus clientes pueden ser personas físicas, por lo que tratarás datos personales y debes cumplir con todas las obligaciones que prevé el famoso Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos ⬅️

¿Te suenan las siglas RGPD o GDPR? ¡Pues justo ese reglamento!

Debes atenerte también a lo dispuesto en la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos y garantía de los derechos digitales (LOPDGDD).


Tus obligaciones en materia de protección de datos

Las obligaciones que dispone el RGPD va más allá de todo lo anterior. Haz siempre un exhaustivo análisis de:

El tratamiento de datos personales que realizas

Las medidas organizativas y técnicas que tienes implementadas en tu organización


Y sobre todo regístralo todo disponiendo de documentos tales como:

El Registro de Actividades de Tratamiento (RAT)
Informe de necesidad de realizar o no una Evaluación de Impacto de Protección de Datos o de la obligación o no de designar un Delegado de Protección de Datos.
Contratos de Encargado de Tratamiento con tus proveedores que traten datos personales de los que tú o tu empresa seáis responsables.
Contratos de confidencialidad con tus empleados y documentos informativos sobre el tratamiento de los datos de estos.
Política de seguridad de tu empresa
Protocolos sobre diferentes cuestiones (contraseñas, quiebras de seguridad, información del tratamiento a los interesados, ejercicios de derechos de los interesados, bloqueo de datos, etc.).

Eres “Responsable del Tratamiento” de los datos personales que tratas a través de tu ecommerce

Según para qué y cómo tratas los datos de los usuarios de tu ecommerce:

  • Tendrás la consideración de Responsable del Tratamiento de esos datos personales.
  • Y los proveedores que te presten servicio y que tengas acceso a los datos personales de tus clientes, serán los Encargados de Tratamiento.

¿Por qué?

Sencillo. Porque tratan esos datos para poder prestarte un servicio siguiendo tus instrucciones.


☝️ ¿Quieres un ejemplo?
Los proveedores de servicios de email marketing, empresas de servicios Cloud o la empresa de hosting que tengas contratada.

Para tratar datos personales debes tener una base jurídica de tratamiento

Es el momento de hablar del fundamento legal que permita ese tratamiento. Muy atento, ¡porque esto también te incumbe!


El RGPD establece 6 bases jurídicas con las que tratar datos de forma legal:

✅ La ejecución de un contrato o precontrato en el que el Interesado (tu cliente) es parte.

Podrás prescindir de su consentimiento para tratar sus datos, con el fin de entregarle el producto o prestarle el servicio que ha comprado.

¿Quieres un consejo? Infórmales siempre de cómo y para qué vas a tratar sus datos.


✅El consentimiento: que deberá ser informado, libre, específico, inequívoco y prestado por el cliente, mediante una clara acción afirmativa.

Un buen ejemplo es el marcado de una casilla o checkbox.


Será necesario este consentimiento para remitirle comunicaciones comerciales (salvo en el caso que el interesado sea cliente, tal y como comentaré más adelante...).


✅ El interés legítimo del responsable: para poder aplicar esta base jurídica, debes realizar una ponderación entre tu interés y el del usuario.

¿Qué pasa si tienes interés en vender los datos de tu cliente?

Sería ilegal. No podrías aplicar el interés legítimo, porque vulnera los derechos del usuario.


☝️ ¿Quieres un ejemplo?
El uso de los datos del cliente para atender una solicitud de información sobre tus productos o servicios.

Obligación legal: podrás usar datos de tus clientes para cumplir con una obligación legal, como son tus obligaciones fiscales con Hacienda.

Hay más bases de legitimación del tratamiento de los datos personales. Aunque menos relacionadas con el tratamiento de datos realizado por un ecommerce:

  • El interés vital del interesado
  • El interés público

¿Cómo debo informar del tratamiento de los datos personales a los usuarios de tu web?

La mejor manera de informar a los usuarios de tu ecommerce del tratamiento que se hace de sus datos es mediante un sistema de doble capa de información.


➡️ Esto lo establece la propia AEPD en su Guía para el cumplimiento del deber de informar y la propia LOPDGDD en su artículo 11 ⬅️


¿En qué consiste la “Primera capa”?

Es una información breve que debes colocar de forma visible al pie de cada formulario y antes del botón de “Enviar”.

Informamos al usuario de lo siguiente:

  1. a) Quién es el responsable del tratamiento. En el caso que nos ocupa, tú o tu empresa.
  2. b) Para qué se van a tratar los datos del usuario
  3. c) Los derechos de los que dispone el usuario (acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación del tratamiento, portabilidad)
  4. d) Un enlace a la política de privacidad en la que se va a desarrollar toda la información relativa al tratamiento de los datos que corresponda

¿Quieres mi opinión personal? Cada formulario deberá disponer de su 1ª capa de información, dependiendo de su finalidad.


📣 EJEMPLO PRÁCTICO 📣

Este sería un ejemplo de cómo debería ser un formulario de contacto:

¿Te parece extraño que este formulario carezca de casilla alguna de verificación?

¡Pues esta forma de hacerlo es la correcta! La base jurídica del tratamiento de los datos no es el consentimiento, sino el interés legítimo del responsable del tratamiento para atender la solicitud del usuario.

¡Pero OJO! esto es aplicable solo si vas a tratar los datos de aquel que te realiza una consulta solo para atender su solicitud de información.


¿Quieres incluir a aquel que te solicita información en una lista de email marketing?

En el formulario habría entonces que incluir la primera capa de información y la casilla que a continuación te detallo:

En este segundo caso, sí incluimos la casilla, porque para enviar comunicaciones comerciales, necesitamos el consentimiento del destinatario.

Si incluimos una casilla, en ningún caso la misma debe estar premarcada, debe ser el usuario el que la marque.


☝️ ¡OTRO EJEMPLO!
Cualquier formulario de suscripción al Newsletter o al boletín de noticias de tu web. Esto implica el envío de comunicaciones comerciales:

Aquí también tendremos que incluir la 1ª capa de información sobre el tratamiento de los datos y la casilla correspondiente.

El usuario deberá marcarla como prueba del consentimiento al envío de esas comunicaciones comerciales.

Como último ejemplo, podemos tomar el formulario de compra:

Aquí debe incluirse de igual forma la 1ª capa de información sobre el tratamiento de los datos.

Identifica al responsable, expresando las finalidades del tratamiento y disponiendo las casillas correspondientes.

En este caso, se trata de la oposición del cliente al envío de comunicaciones comerciales.

¡Es justo la excepción que vimos cuando te hablé de email marketing!

¿Qué información debe contener la política de privacidad?

En todos los ejemplos que has visto, en esa 1ª capa de información sobre el tratamiento de datos, se incluye un enlace a la política de privacidad.

Será un documento en el que se exponga con más detalle toda la información relativa al tratamiento de datos que se recaban en los formularios dispuestos en el comercio electrónico.

La información mínima que debe contener tu política de privacidad debe ser:

1.- La identidad y los datos de contacto del responsable y, en su caso, del representante.
2.- Datos de contacto del DPD (en su caso)
3.- Los fines del tratamiento y la base jurídica del tratamiento
4.- Intereses legítimos del responsable o de un tercero (en su caso)
5.- Destinatarios de los datos
6.- Transferencias internacionales y si existe decisión de la Comisión para ello
7.- Plazo de tratamiento (o criterios para determinarlo)
8.- La existencia de los derechos del interesado
9.- Si la base jurídica es el consentimiento, debemos informar de que puede retirar el consentimiento en cualquier momento
10.- Derecho a presentar una reclamación ante la autoridad de control (en España la AEPD)
11.- Si la comunicación de datos es un requisito legal, contractual o necesario para suscribir un contrato, y si está obligado a facilitar los datos personales y qué ocurre si no los facilita.
12.- Existencia de decisiones automatizadas (elaboración de perfiles): Lógica aplicada, importancia y consecuencias previstas de dicho tratamiento
13.- Información sobre cualquier tratamiento ulterior.

¿En qué consiste el “Texto Refundido de la Ley de Defensa de los Consumidores y Usuarios” y cómo te afecta?

¿Vendes a consumidores finales? Si tu negocio es del tipo B2C, debes tener en cuenta las obligaciones de este documento, ¡así que muy atento!

En relación a las obligaciones de información que la LSSI-CE, antes ya te adelanté que el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre es una norma mucho más exhaustiva en cuanto a las obligaciones de un ecommerce con respecto a sus clientes.

Si éstos ostentan la condición de consumidor o usuario, trata de proteger al usuario en la contratación a distancia y por medios electrónicos de productos y/o servicios.
Éste además aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias (TRLGDCYU)ç

¿Qué es un consumidor o usuario?

Según dicta el TRLGDCYU:

  • Son todas las personas físicas que actúen con un propósito ajeno a su actividad comercial, empresarial, oficio o profesión.
  • También son considerados como tal las personas jurídicas y las entidades sin personalidad jurídica que actúen sin ánimo de lucro en un ámbito ajeno a una actividad comercial o empresarial.

¿Cuáles son esas obligaciones que impone el TRLGDCYU?

Por tanto, si tu cliente es o puede ser un consumidor o usuario deberás proporcionar al potencial cliente la siguiente información, de forma clara y comprensible:

✅ Las características principales de los bienes o servicios, en la medida adecuada al soporte utilizado y a los bienes o servicios. Esto podrá realizarse en la ficha de producto

✅ Tu identidad como empresario, incluido tu nombre comercial.

✅ La dirección completa de tu establecimiento y el número de teléfono, número de fax y dirección de correo electrónico, cuando proceda, con objeto de que el consumidor y usuario pueda ponerse en contacto y comunicarse contigo o con tu empresa de forma rápida y eficaz.

✅ El precio total de los bienes o servicios, incluidos los impuestos y tasas.

→ Recuerda esto:

Si el precio no puede calcularse de forma razonable de antemano por la naturaleza de los bienes o de los servicios, la forma en que se determina el precio, así como, cuando proceda, todos los gastos adicionales de transporte, entrega o postales y cualquier otro gasto.

O, si dichos gastos no pueden ser calculados de manera razonable de antemano, el hecho de que puede ser necesario abonar dichos gastos adicionales.


¿Se trata de un contrato de duración indeterminada o de un contrato que incluya una suscripción?

Entonces el precio incluirá el total de los costes por período de facturación.

  • Cuando dichos contratos se cobren con arreglo a una tarifa fija, el precio total también significará el total de los costes mensuales.
  • Cuando no sea posible calcular de forma razonable de antemano el coste total, se indicará la forma en que se determina el precio.

✅ El coste de la utilización de la técnica de comunicación a distancia para la celebración del contrato, en caso de que dicho coste se calcule sobre una base diferente de la tarifa básica.

✅ Los procedimientos de pago, entrega y ejecución, la fecha en que el empresario se compromete a entregar los bienes o a ejecutar la prestación de los servicios, así como, cuando proceda, el sistema de tratamiento de las reclamaciones del empresario.

✅ La lengua o lenguas en las que podrá formalizarse el contrato, cuando ésta no sea la lengua en la que se le ha ofrecido la información previa a la contratación.

✅ Cuando exista un derecho de desistimiento, las condiciones, el plazo y los procedimientos para ejercer ese derecho, así como el modelo de formulario de desistimiento.

✅ Cuando proceda, la indicación de que el consumidor y usuario tendrá que asumir el coste de la devolución de los bienes en caso de desistimiento y, para los contratos a distancia, cuando los bienes, por su naturaleza, no puedan devolverse normalmente por correo, el coste de la devolución de los mismos.

✅ Cuando con arreglo al artículo 103 del TRLGDCYU no proceda el derecho de desistimiento, la indicación de que al consumidor y usuario no le asiste, o las circunstancias en las que lo perderá cuando le corresponda.

✅ Un recordatorio de la existencia de una garantía mínima legal de conformidad para los bienes (que será de 2 años en el caso de productos nuevos y de 1 año para productos de segunda mano).

✅ Cuando proceda, la existencia de asistencia posventa al consumidor y usuario, servicios posventa y garantías comerciales, así como sus condiciones.


✅ La existencia de códigos de conducta pertinentes y la forma de conseguir ejemplares de los mismos, en su caso.

A tal efecto, se entiende por código de conducta el acuerdo o conjunto de normas no impuestas por disposiciones legales, reglamentarias o administrativas, en el que se define el comportamiento de aquellos empresarios que se comprometen a cumplir el código en relación con una o más prácticas comerciales o sectores económicos.

✅ La duración del contrato, cuando proceda, o, si el contrato es de duración indeterminada o se prolonga de forma automática, las condiciones de resolución.

✅ Cuando proceda, la duración mínima de las obligaciones del consumidor y usuario derivadas del contrato.

✅ La existencia y las condiciones de los depósitos u otras garantías financieras que el consumidor y usuario tenga que pagar o aportar a solicitud del empresario.

✅ La funcionalidad de los contenidos digitales, incluidas las medidas técnicas de protección aplicables.

✅ Toda interoperabilidad relevante del contenido digital con los aparatos y programas conocidos por el empresario o que quepa esperar razonablemente que éste pueda conocer.

✅ Cuando proceda, la posibilidad de recurrir a un mecanismo extrajudicial de reclamación y resarcimiento al que esté sujeto el empresario y los métodos para tener acceso al mismo.


¿Qué ocurre tras la celebración del contrato?

Debes facilitar al usuario la confirmación del contrato celebrado en soporte duradero.

Ten en cuenta que debes hacerlo en un plazo razonable después de la celebración del contrato a distancia.

A más tardar en el momento de la entrega de los bienes o antes del inicio de ejecución del servicio.

Prueba Shopify GRATIS durante 14 días


¡Pon especial atención al derecho del desistimiento del consumidor o usuario!

Es muy frecuente el caso de tiendas que no establecen en sus condiciones de contratación el derecho de desistimiento del usuario de forma correcta o que hacen una interpretación de la norma en el modo que más les interesa.


⚠️ ¡RECUERDA! ⚠️

Las disposiciones del TRLGDCYU son imperativas.
Si desistes de cumplirlas, puedes caer en cláusulas abusivas que son nulas de pleno derecho.

¿Y esto qué implica?

Es como si no las hubiéramos puesto, ¡además los servicios de consumo podrían sancionar a tu negocio por este tipo de cláusulas!

En relación con el derecho de desistimiento, es el que tienen los consumidores usuarios de resolver el contrato realizado a distancia sin tener que dar ningún tipo de explicación.

Y con derecho a su vez a ser reembolsados en todos los gastos que hayan incurrido en la contratación del producto o servicio.

Cualquier cláusula por la que no se reconozca o se limite ese derecho del consumidor o usuario será nula y susceptible de sanción por infracción de lo dispuesto en la normativa de defensa de los consumidores y usuarios.


➡️ Plazo para el desistimiento:

El consumidor dispone de un plazo de 14 días desde la recepción del producto.

  • Si se trata de un servicio, desde la fecha de celebración del contrato de prestación de servicios.
  • Si no se informa de este aspecto, el consumidor tendrá un plazo de 12 meses para ejercitar su derecho de desistimiento.

➡ ️ Procedimiento:

Debe informarse de qué debe hacer el consumidor para desistir con indicación de que puede hacer uso del formulario de desistimiento.

Éste figura en el ANEXO B del TDLGDCYU o cualquier otro tipo de declaración inequívoca.

El comercio electrónico está obligado a devolver las sumas abonadas, sin retención de gastos y sin demoras indebidas antes de 14 días naturales desde la comunicación del desistimiento.


¿Y el consumidor? Debe devolver o entregar al empresario el producto sobre el que ejercita el derecho de desistimiento, o a una persona autorizada por éste a recibirlos.

Aplican las premisas siguientes:

  • Sin ninguna demora indebida
  • A más tardar en el plazo de 14 días naturales a partir de la fecha en que comunique su decisión de desistimiento del contrato al empresario
  • El reembolso se puede retener hasta haber recibido los bienes o hasta que el consumidor haya presentado prueba de la devolución.
  • El consumidor asumirá los costes de la devolución únicamente si se prevé así en las condiciones de contratación. En caso contrario, deberás asumir el coste de los gastos de envío del producto que el consumidor quiere devolver.

➡️ Excepciones al derecho de desistimiento:

Existen casos en los que no aplica ese derecho de desistimiento, pero son supuestos muy tasados, recogidos en el artículo 103 del TRLGDCYU:


✅ La prestación de servicios, una vez que el servicio se haya completado, cuando la ejecución haya comenzado, con previo consentimiento expreso del consumidor y usuario y con el reconocimiento por su parte de que es consciente de que, una vez que el contrato haya sido completamente ejecutado por el empresario, habrá perdido su derecho de desistimiento.

✅ El suministro de bienes o la prestación de servicios cuyo precio dependa de fluctuaciones del mercado financiero que el empresario no pueda controlar y que puedan producirse durante el periodo de desistimiento.

✅ El suministro de bienes confeccionados conforme a las especificaciones del consumidor y usuario o claramente personalizados.

✅ El suministro de bienes que puedan deteriorarse o caducar con rapidez.

✅ El suministro de bienes precintados que no sean aptos para ser devueltos por razones de protección de la salud o de higiene y que hayan sido desprecintados tras la entrega.

✅ El suministro de bienes que después de su entrega y teniendo en cuenta su naturaleza se hayan mezclado de forma indisociable con otros bienes.

✅ El suministro de bebidas alcohólicas cuyo precio haya sido acordado en el momento de celebrar el contrato de venta y que no puedan ser entregadas antes de 30 días, y cuyo valor real dependa de fluctuaciones del mercado que el empresario no pueda controlar.

✅ Los contratos en los que el consumidor y usuario haya solicitado específicamente al empresario que le visite para efectuar operaciones de reparación o mantenimiento urgente.

Si, en esa visita, el empresario presta servicios adicionales a los solicitados específicamente por el consumidor o suministra bienes distintos de las piezas de recambio utilizadas necesariamente para efectuar las operaciones de mantenimiento o reparación, el derecho de desistimiento debe aplicarse a dichos servicios o bienes adicionales.

✅ El suministro de grabaciones sonoras o de vídeo precintadas o de programas informáticos precintados que hayan sido desprecintados por el consumidor y usuario después de la entrega.

✅ El suministro de prensa diaria, publicaciones periódicas o revistas, con la excepción de los contratos de suscripción para el suministro de tales publicaciones.

✅ Los contratos celebrados mediante subastas públicas.

✅ El suministro de servicios de alojamiento para fines distintos del de servir de vivienda, transporte de bienes, alquiler de vehículos, comida o servicios relacionados con actividades de esparcimiento, si los contratos prevén una fecha o un periodo de ejecución específicos.

✅ El suministro de contenido digital que no se preste en un soporte material cuando la ejecución haya comenzado con el previo consentimiento expreso del consumidor y usuario con el conocimiento por su parte de que en consecuencia pierde su derecho de desistimiento.

¿Qué dice la Plataforma europea de resolución de conflictos online?

En virtud del Reglamento 524/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo de 21 de mayo de 2013 y la Directiva 2013/11/UE del Parlamento Europeo y del Consejo sobre resolución alternativa de litigios en materia de consumo, se crea la Plataforma ODR (Online Dispute Resolution) de resolución de conflictos online.

¿En qué consiste esta plataforma?

Está destinada a servir de herramienta para resolver disputas entre consumidores y empresas establecidas en territorio europeo.

Estás obligado a hacer constar en las condiciones de contratación la posibilidad de acudir a este instrumento de resolución de conflictos, disponiendo un enlace a la web de esta plataforma.


¿Debo registrar mi marca?

Aunque no se trata de una obligación legal en sentido estricto, es más que conveniente que procedas a registrar la marca de la que quieres hacer uso en tu comercio electrónico.

La razón es que para poder hacer uso de un signo distintivo en el mercado de forma exclusiva y prohibiendo a otros a hacer uso del mismo signo distintivo para los mismos bienes y para el mismo territorio, debes registrar tu marca ante la oficina de marcas correspondiente.


¿Quieres proteger tu marca en España?

Entonces deberás proceder a su registro ante la Oficina Española de Patentes y Marcas.

Si quieres proteger tu marca en todo el territorio de la Unión Europea, deberás registrarla ante la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea o EUIPO (por sus siglas en inglés de la European Union Intellectual Property Office).


¿Quieres hacerlo en otro país?

Si quieres obtener protección en cualquier otro país, debes proceder al registro en la oficina del país correspondiente, cosa que puedes hacer desde aquí, a través de un Agente de la Propiedad Industrial.

Lo que está claro es que el registro de una marca será más caro cuantos más países y productos o servicios quieras abarcar.

Lo más razonable es empezar por el registro en el territorio en el que más influencia vayas a tener.


¡Es más importante de lo que piensas!

Si no has registrado tu marca, puede llegar un tercero y registrarla para productos o servicios idénticos a los tuyos.

Salvo que se pueda acreditar mala fe, puedes quedarte sin marca y tener que cambiar todo tu merchandising, nombre de dominio de tu web y demás.


¡Es hora de crear tu tienda online! Tienes 14 días para probar



¿Has tomado nota de los requisitos legales que necesitas?

Recopilemos acerca de todo lo que hemos comentado:

  • Deberás tener en cuenta la normativa sectorial que puede afectar el producto o servicio que quieres comercializar, porque es posible que tengas que cumplir normas adicionales a las que exponemos en este post.
  • Un comercio electrónico es un prestador de servicios de la sociedad de la información al que le afectan todas las obligaciones recogidas en la LSSI-CE y en concreto:
    • Obligación de proporcionar toda la información legal precontractual y postcontractual.
    • Cumplir con las obligaciones relativas al envío de comunicaciones electrónicas
    • Cumplir con las obligaciones relativas a la instalación de cookies no técnicas
  • Un comercio electrónico está obligado a cumplir con las obligaciones del RGPD y la LOPDGDD, debiendo, entre otras cosas, informar de manera adecuada sobre el tratamiento de los datos de los usuarios y recabar el consentimiento a tal fin cuando se requiera, que no será en todos los casos, como hemos visto.
  • Si tu ecommerce vende a consumidores o usuarios finales, deberás tener en cuenta todas las obligaciones que establece el TRLGDCYU con especial atención al derecho de desistimiento.
  • Es más que conveniente que procedas al registro de tu marca.


¿Tienes una idea de negocio?

Comienza a usar Shopify gratis por 14 días, sin necesidad de ingresar los datos de tu tarjeta de crédito

Acerca del autor

Nando OlcinaNando Olcina es abogado (colegiado nº 6242 del Ilustre Colegio de Abogados de Alicante) especializado en protección de datos, propiedad intelectual y derecho digital. Es socio del despacho Bamboo Legal, con sede en Madrid y Alicante.

 

Mapa de categorias: