Blogs de Shopify

Modelos o maniquíes: cuál usar para tu tienda online

feature

Usar modelos profesionales es una gran forma de mostrar tus productos, pero no siempre es rentable. Una de las mejores alternativas son los modelos amateur y los maniquíes.

Al decidir entre modelos amateurs y maniquíes, puedes evaluar una posibilidad de escenarios de riesgo/recompensa, los costos y cuánto estás dispuesto a dirigir a las personas.

Los modelos, incluso los principiantes, son más deseables porque ayudan a que el cliente se relacione con el producto y añaden un grado de profesionalismo, pero requieren de un largo proceso. Los maniquíes son buenos por ser económicos, consistentes y fáciles de trabajar con ellos.

Veamos paso a paso cómo crear buenas fotografías de productos con modelos amateur y luego hablaremos de las ventajas proporcionadas por maniquíes.  

Tutorial de fotografías de productos con modelos amateur

Si quieres tomar fotos profesionales con modelos principiantes, sigue estos siete pasos:

1. Casting de modelos

Si vas a utilizar modelos amateur, hay tres factores principales a considerar: tu nivel de comodidad con el modelo, su disponibilidad a largo plazo y el ajuste de tu ropa. No importará lo atractivo que sea tu modelo, si la ropa no le queda bien.

Modelos para fotos de productos

Imagen: Pixelz

Nivel de comodidad: la comunicación es importante y reduce el tiempo para trasmitir tu visión, es lo más eficiente que tendrás para las capturas. Además, el estado de ánimo en el estudio se refleja en las imágenes: si tú y el modelo están frustrados e incomodos, no conseguirás buenas fotografías.

Disponibilidad: plan a largo plazo. Si quieres un aspecto coherente, especialmente porque los modelos amateur son de diferentes tipos de cuerpo que los modelos profesionales, lo ideal es que utilices solo uno o dos modelos en tus fotografías. También te darás cuenta que las sesiones posteriores se harán más eficientes conforme el modelo aumenta su nivel de comodidad y comprensión.

Forma: ¿cómo se ve tu producto cuando es usado por tu modelo? Trata de centrarte en la apariencia del producto y asegúrate que sea favorecedor y requiera tan pocos ajustes como sea posible, seguro que no deseas deformar la prenda por tantos ajustes. La talla es la clave. Selecciona una talla y utiliza la misma en tus fotografías para crear una apariencia consistente y una comprensión más intuitiva de las dimensiones que los clientes pueden comprar en tu tienda online.

2. Configura el espacio para tu estudio

Selecciona un espacio que permita que tu modelo se mueva libremente al seguir tus instrucciones, pero no selecciones un área demasiado grande que haga que tus modelos se paseen fuera del marco. Asigna límites específicos para ayudar a guiar al modelo y el objetivo de tu cámara.

El equipo dependerá de tus necesidades y presupuesto, pero como punto de partida puedes usar un fondo blanco usando rollos de papel u hojas. Los telones blancos son requeridos por muchos en el comercio electrónico, simplifican la post producción y son fáciles de iluminar. Si no has montado un estudio en otras ocasiones, aquí hay una guía que te ayudará a montar tu estudio fotográfico con poco presupuesto.

Asegúrate de usar un tripie. Mantener estable la cámara permite tiempos de exposición más largos, mejora la consistencia y te ayuda a ahorrar tiempo entre capturas, pues no es necesario reajustar el objetivo de la cámara. Como resultado tendrás una imagen más nítida.

3. Ajusta la iluminación

Alquilar o comprar equipos de iluminación es una decisión importante y un paso crítico para capturar fotografías de productos. Los aparatos de iluminación son costosos, así que tómate tu tiempo e invierte sabiamente. Es posible que no sea necesario comprar equipos: si no los vas a utilizar con regularidad considera rentarlos.

Los ajustes más comunes de fotografías de productos usan de 1 a 3 luces continuas sofbox o de 1 a 3 flash externos o sombrillas. Aquí hay una guía de compras de productos de iluminación para fotografías.

Al colocar las luces, trata de imitar la luz natural. Las cajas de luz continuas lo hacen de forma automática, pero los flash pueden ser demasiado fuertes y dirigirla incluso usando paraguas. Si eso es un problema, coloca el ángulo del flash en cada lado del modelo y rebota la luz en las pareces cercanas, como en la imagen de arriba.

Prueba la configuración de las luces y experimenta con diferentes opciones, haz esto antes de que el modelo llegue para no perder demasiado tiempo.

4. La posición del modelo

Cuando el modelo llegue a tu set, es tiempo de comunicarle tu visión y su posición en el marco. La forma más sencilla y clásica de definir su posición es marcando el lugar con una “X”. Coloca una X es el piso, ya sea directamente donde debe colocar sus pies, o cerca de la cámara, pero en línea con el lugar donde se debe colocar (lo que sea pero procura que no mire hacia abajo constantemente). La X será su objetivo, así que no debe moverse constantemente.

5. Tomas amplias

Deja espacio en todos los lados de tu modelo cuando realices las tomas. Si vendes tu producto en múltiples mercados y canales, es posible que tengas diferentes requisitos para recortar y dimensionar la imagen. Es más sencillo recortar que tratar de ampliar.

Incluso si tienes la intención de recortar caras, brazos y piernas, siempre mantenlos en el marco. Una vez más, es más fácil editar algo que añadirlo, si eso es posible. No querrás volver a hacer tomas.

6. Da instrucciones

Mantén una actitud positiva y construye confianza con tu modelo. Recuerda que es amateur y que quieres hacer tomas a largo plazo, por lo que puedes ayudarlo a desarrollar su potencial.

Dale al modelo las instrucciones que necesita para cumplir con tu visión. Sé claro y preciso; por ejemplo, si quieres que el modelo siga una dirección en particular, dile hacia dónde mirar o haz señalamientos. Mantén las poses simples para que no se distraigan del producto o conduzcan al modelo fuera de su zona de confort.

7. Post producción

Después de capturar tus fotos, es momento de optimizarlas para tu sitio web. Puedes editar las imágenes tú mismo, o subcontratar a alguien para librarte de esa parte. En Pixelz, por ejemplo, ofrecemos una gran variedad de características y una interfaz fácil de usar para crear especificaciones, subir imágenes, comparando el antes y después de ediciones, y rechazar las imágenes que no cumplen con tus estándares.

El objetivo de la edición de imágenes es crear imágenes de alta calidad y consistentes. Pasos como eliminar el fondo proporcionan una impresión profesional y también minimizar el tamaño del archivo, lo cual ayuda a disminuir el tiempo de carga del sitio. Considera la post producción para realizar ajustes de luz, retocar la piel, eliminar las arrugas, alisar el producto y realizar el recorte y cambio de tamaño.

Así es como armas la escena para la sesión de fotos con un modelo. Ahora veamos cómo funciona con los maniquíes.

Sesiones fotográficas usando maniquíes

Ejemplo: maniquís para fotos de productos

Imagen: StyleCampaign

Incluso para las marcas de moda, los maniquíes son el mejor amigo del presupuesto fotográfico. Se pueden comprar en cualquier lugar desde $60 a $600 dólares, dependiendo de tus necesidades No hay horas extra, aumentos de honorarios, y siempre están disponibles para volver a realizar tomas.

Estas son las diferencias más obvias, pero hay más.

Los maniquíes hacen que sea fácil ajustar el producto

Ya sea que estés tratando con un profesional o amateur, es necesario dedicar tiempo para encontrar un modelo, que se prueben la ropa y que la luzca. Puedes mejorar el ajuste con estilo, utilizando broches y tras técnicas, pero necesitas una buena base para crearlo.

Por otra parte, con un maniquí es posible que solo necesites unos minutos de búsqueda en internet para encontrar el ideal. Para encontrar la talla que se ajuste perfectamente solo debes hacer clic y ver las medidas exactas. Esto es válido si todas tus muestras son de la misma talla y necesitas solo un maniquí.

Tendrás menos flexibilidad con las poses, pero tu maniquí no se quejará de ser pinchado mientras haces los ajustes para crear un estilo personal.

Hay muchos tipos de materiales de maniquíes, pero ninguno es exactamente mejor que otro. Todo dependerá de qué necesites y se ajuste al estilo de tu marca.

Posibilidades de marca

Los maniquíes no comunican tu marca de la forma en la que lo haría un modelo, pero tampoco son un pizarrón en blanco. Podemos utilizar a Anthropologie como ejemplo; hasta hace algunos años utilizaron maniquíes para la mayoría de sus imágenes de comercio electrónico. He aquí como lo hicieron:

 maniquís

Imagen:Anthropologie

Es limpio, clásico y está sutilmente decorado con un botón en la parte superior. No deseas que el maniquí distraiga al usuario, pero cualquier cosa que esté a la vista del cliente debe reforzar el posicionamiento de la marca. Si eres bohemio, utiliza maniquíes vintage. Si eres moderno, consigue algo más elegante.

Además, hay una técnica 3D que se está volviendo popular: el maniquí invisible.

Si deseas eliminar todas las distracciones mientras sigues mostrando la forma, puedes utilizar el efecto maniquí invisible. Con un poco de planificación y Photoshop, puedes crear el efecto en la post producción.

maniquí invisible técnica

Imagen: Pixelz

Una maniquí invisible o fantasma es básicamente una combinación de dos o más imágenes. El producto debe fotografiarse normal, y luego colocarlo de tal forma que cualquier parte cubierta por el maniquí pueda ser fotografiada. Después, las fotos se combinan. Puedes encontrar más detalles sobre maniquí invisible en este enlace.

¿Qué opción elegir?

Los modelos son importantes para proyectar profesionalismo, mientras que los maniquíes son rentables y consistentes.

Muchas tiendas y marcas son presupuestos limitados combinan los dos con éxito. Es posible que desees considerar algunas sesiones con modelos profesionales, y usar esas imágenes en tu tienda para construir la marca. Después puedes utilizar modelos amateur o maniquíes para las fotos de productos.

Un enfoque mixto te dará lo mejor de ambos mundos sin tener que forzarte a elegir entre la marca y tu presupuesto.

¿Cuál ha sido tu experiencia con modelos o maniquíes? ¿Tienes algún consejo? Háznoslo saber en los comentarios.


Autor Shopify

Sobre el autor

Thomas Kragelund es CEO y fundador de Pixelz, socio líder en soluciones de imágenes de productos para minoristas en internet, bloggers, diseñadores, fotógrafos y webmasters de todo el mundo. Ha trabajado en el comercio electrónico en los últimos 15 años.

Mapa de categorias: