La importancia de la economía financiera para el emprendedor

La importancia de la economía financiera para el emprendedor

Finanzas

Existen multitud de áreas del conocimiento que el emprendedor, en general, piensa que no van con él. Sin embargo, lo cierto es que algunas de ellas sí tienen mucho que ver con lo que hace, y pueden ser imprescindibles para un buen desarrollo de su negocio.

Es el caso, por ejemplo, de la economía financiera. Sin duda, un área de gran importancia para un emprendedor que quiera conseguir que sus cuentas de resultados estén en positivo, y aprovechar al máximo el potencial crecimiento de su empresa.

De eso trata el presente artículo, de por qué la economía financiera y las finanzas básicas son imprescindibles en el conocimiento de un emprendedor. Como podrás comprobar, no solo será importante para tu empresa, sino también para ti como persona.

Te ayuda a entender la economía

Lo primero a lo que te ayudará saber lo básico de finanzas es a entender la economía. Y es que, aunque pueda parecer obvio, no es mucha la gente que entiende bien la relación entre las finanzas y la economía.

Si tienes conocimientos de finanzas, basta que lo extrapoles a toda la sociedad para entender muchas de las situaciones básicas por las que pasa cualquier economía, lo cual te ayudará a que tu empresa esté en mejores condiciones para afrontar crisis o bonanzas.

Por ejemplo, si tu proveedor tiene muchos clientes (y tú eres uno de ellos) tiene la oportunidad de subir los precios; de igual modo pasa en la economía. Cuando un bien es muy demandado, su precio sube.

Es en esas situaciones donde se producen las burbujas. Sin embargo, si en las empresas de tu sector dejáis de necesitar a ese proveedor, el precio de su producto tenderá a bajar, porque ya no tiene tanta demanda. Es lo que sucede cuando se pincha una burbuja.

Tener este conocimiento es esencial para entender la realidad y será de gran utilidad para que no te encuentres con sorpresas macroeconómicas que puedan perjudicar a tu negocio.

Finanzas 2

Puedes ver tu empresa desde un punto de vista diferente

Otro aspecto interesante de aprender finanzas básicas, es que te ayuda a tener un enfoque diferente de tu empresa, permitiéndote verla desde un punto de vista distinto, y así encontrar oportunidades o debilidades que antes no contemplabas.

Por ejemplo, si estás acostumbrado a ver tu empresa desde el punto de vista de la innovación que realizáis, y que os permite estar un paso por delante de la competencia, puedes sentirte muy cómodo sabes que tienes llevas la ventaja.

Sin embargo, puede que esa innovación requiera una inversión constante muy elevada en investigación y desarrollo de producto. Un coste que tu competencia no tiene y que, cuando haya algún problema que impida realizar esa inversión, puede dejar a la vista una debilidad de tu empresa.

Conocer cómo funciona tu empresa desde el punto de vista de las finanzas puede ayudarte a fijar algunos puntos para que, ante cualquier imprevisto, tu empresa no sea frágil, sino robusta o, incluso, antifrágil (siguiendo la terminología de Taleb).

Contar con esta capacidad para ver desde otro prisma a tu propio negocio y encontrar la forma de fijar pequeños errores que, de otro modo, no se pueden ver, ya es de por sí una ventaja competitiva, siempre que tu competencia no lo haga.

Te da argumentos en las negociaciones

 Negociacion

Evidentemente, tener una buena idea de cómo está tu situación financiera, te permite tener una mejor posición a la hora de llevar a cabo negociaciones de todo tipo, tanto con inversores, como con proveedores o clientes.

Por ejemplo, imagina que estás hablando con un proveedor y él tiene problemas para servirte sus productos, porque tu demanda no es muy alta en comparación con la de otras empresas.

Sin embargo, esas empresas pagan los productos que compran después de tres meses (algo muy habitual en los negocios fuera de Internet y también en algunos digitales).
Como sabes que las empresas siempre necesitan liquidez puedes plantearle que tu empresa tiene fondos suficientes como para pagar en el acto los productos que compra.

Esto puede bastar para que el proveedor contemple tu propuesta como interesante, porque tener ese flujo de caja extra, aunque sea un volumen inferior, puede resolverle muchos apuros.

En este aspecto, el conocimiento de las finanzas te sirve desde dos puntos de vista distintos. El primero, te permite darte cuenta de la importancia de la liquidez para el proveedor; el segundo, te permite ser consciente  de que tu fuerte es contar con liquidez.

Te permite interpretar las crisis y las bonanzas

Productividad

Existen algunos conceptos básicos en las finanzas que no pueden dejarse escapar. Uno de ellos, es el de tipo de interés. Si conoces este concepto, estarás en una posición lo suficientemente buena como para interpretar las crisis y las bonanzas.

El tipo de interés no es más que el precio del dinero a través del tiempo. Por ejemplo, si el tipo de interés es del 10%, y quieres comprar 1000€ hoy, el precio de ese dinero presente, en dinero futuro, es de 1100€.

Esto es así porque preferimos el dinero presente al dinero futuro, cosa que sucede con cualquier otro bien. Entender este punto es básico para entender lo siguiente.

Sucede que, en las economías modernas, son los Bancos Centrales los que determinan los tipos de interés, de una forma arbitraria y no sujeta a las leyes del mercado (que es como se fijan los precios de los demás bienes y servicios en sociedad).

Esto genera algunos desajustes que hacen que, cuando los tipos de interés (el precio del dinero) están muy bajos, se realicen malas inversiones, que conducen a que haya una crisis y a una subida en los tipos de interés.

Ser consciente de este funcionamiento de la economía a nivel financiero, puede darte la oportunidad de tomar decisiones de inversión mucho más acertadas en tu empresa, y evitarte caer en la quiebra.

Por ejemplo, imagina que quieres acometer una inversión, pero eres consciente de que los tipos de interés llevan mucho tiempo demasiado bajos, y es probable que haya una burbuja.

Si acometes la inversión en ese momento, con dinero prestado, puede que la burbuja estalle mientras tienes el crédito concedido, y te veas en la situación de que los tipos de interés suban de golpe.

En ese caso, puede que te resulte más interesante posponer la inversión, o realizarla con la propia liquidez de tu empresa, a fin de evitar el riesgo de quiebra a consecuencia de la crisis que haya.

Por ello, tener este conocimiento de las finanzas, puede ayudarte a hacer inversiones de una forma más inteligente y no pillarte los dedos.

 Te da la posibilidad de invertir

Invertir

Por ejemplo, imagina que los tipos de interés se encuentran artificialmente altos, pero tú tienes mucha liquidez. Habrá, por lo tanto, una buena cantidad de empresas queriendo obtener financiación para sus proyectos, pero los bancos estarán exigiendo tasas muy altas.

Ahí tienes una oportunidad de negocio que, aunque no está directamente relacionada con tu sector, sí puede ser interesante. Por ejemplo, puedes financiar con pequeñas cantidades a diferentes startups, a cambio de una participación en su negocio.

Dado que esas startups estarán teniendo problemas para encontrar su financiación, probablemente estés en una mejor situación para exigir condiciones, y conseguirás tener participación en empresas muy interesantes que, de otro modo, te resultarían inaccesibles.

Por supuesto, esto es solo un ejemplo. Las opciones a este respecto son prácticamente infinitas, y todo ello te lo permite el hecho de tener conocimientos de finanzas.  

Consigues un mayor manejo del ROI

 ROI

Otro punto de interés es que, el hecho de conocer conceptos de finanzas y de inversión, te permite entender mejor cuál es el funcionamiento del ROI, y cómo tratar de conseguir las máximas ganancias.

Y es que, los emprendedores, especialmente los digitales, se pasan el día hablando de ROI, sobre todo cuando están hablando de marketing digital. Y conviene plantearse hasta qué punto esto está relacionado con las finanzas.

Resulta que el marketing online no deja de ser una inversión, pues ofrece una rentabilidad. Verlo desde el punto de vista de las finanzas, puede darte un nuevo prisma, que te ayude a mejorar los resultados.

Y la consecuencia de mejorar los resultados en este ámbito, implica que mejoras tu marketing online y, además, las cuentas de resultados de tus negocios.

Descubres puntos fuertes y débiles (propios y ajenos)

Las finanzas te ayuda a entender de una forma más global toda tu empresa. Esto significa que puedes descubrir puntos débiles donde creías que antes había fortalezas , y viceversa, puntos fuertes donde creías que había puntos débiles.

Y lo más importante es que no solo puedes hacer este análisis con tu empresa, sino también con las empresas de la competencia. De esta forma, puedes localizar nuevos puntos débiles de tus competidores, y tratar de desbancarlos aprovechándote de ellos. 

Como ves, la economía financiera es un área de gran importancia en lo que al emprendimiento se refiere, aunque, en ocasiones, parezca que solo tiene importancia en los ámbitos más elevados de la sociedad.

¿Y tú? ¿Qué opinas? ¿Crees que las finanzas son importantes para el emprendedor? ¿Quizá que son prescindibles? Tu opinión es importante. ¡Deja un comentario y se te responderá tan pronto como sea posible!

 

Acerca del autor:
Antonio Godoy

 

Antonio Godoy navega en el marketing online y el emprendimiento digital para www.antoniogb.es , y es amante de los perros, la lectura y la discusión creativa.

Temas:

Deja comentario ...

Empieza tu periodo de prueba de 14 días gratis con Shopify