Blogs de Shopify

Galenika Cosmetics: Farmacia con corazón y ética

Logo de Galenika Cosmetics


“Galenica” con “C” es la cátedra que se estudia en las facultades de farmacia de todo el mundo para enseñar a preparar las fórmulas magistrales. Y Galenika con “K” es un sueño, un proyecto, un emprendimiento magistral de una familia que trabaja unida como una piña, en procura de un único objetivo: ofrecer una cosmética ética, con responsabilidad social y con una filosofía de vida de ser mejores con los demás seres humanos y con el medio ambiente.

Este proyecto nace en el año 2014 y su gestación lleva la marca del emprendedor exitoso; Guillermo Rodríguez y Claudia Ochoa tuvieron la valentía de ver una oportunidad donde otros hubieran visto solamente una desgracia. Su historia es un ejemplo de tenacidad humana, de compromiso social y de astucia empresarial a partes iguales.

¿De dónde nace Galenika, Guillermo?

G: “Mira, la idea de Galenika nace de una situación bien difícil que me tocó vivir en el año 2008, cuando me diagnosticaron una leucemia. Fueron dos años de luchar. De vivir con los efectos secundarios de la quimioterapia. El más gordo que tuve fue en la piel. Yo sentía que me la quería arrancar, imagínate tú, que todo tu cuerpo te duela. Entonces dije hay que buscar una manera de resolver esto y crear una crema super hidratante. Y lo hicimos.”

En aquel momento, Guillermo trabajaba para una empresa farmacéutica internacional con la que venía de haber trabajado en su país natal, Venezuela. Sin embargo, los dos duros años de quimioterapia le hicieron replantearse la vida, buscar algo más, algo por lo que de verdad valiese la pena luchar.

G: “Salí de la quimioterapia en el 2010. Y volví a mi trabajo desde el 2010 hasta el 2012. En el 2012 dije: este no es mi sitio. Fue como un despertar. Entonces renuncié a mi trabajo y me quedé en el aire. Allí empezó un tránsito bien difícil.”

Guillermo y Claudia pasaron por varios modelos de negocio diferentes. Intentos fallidos que en lugar de desanimarles, galvanizaron aún más su compromiso de crear algo suyo, algo propio, algo cónsono con sus valores de vida. Un proyecto que terminó por tomar nombre y forma en el 2014 cuando decidieron apostar el todo por el todo y fundar Galenika.

G: “Al final decidí ir a la Oficina de Farmacia, a la farmacia española. Y fue allí viendo y atendiendo a los clientes, viendo sus inquietudes y necesidades, que dije: tengo que hacer las fórmulas. Y empecé con todo el proyecto a la par que escribía en un blog, el Blog del Optimista Crónico y empezamos a desarrollar las fórmulas. En aquel entonces el mundo digital estaba empezando a crecer en España y vi la gran oportunidad de comercializar las cremas y los productos online, porque lo sentía posible".

¿Qué crees que diferencia a Galenika de su competencia? Porque el mercado farmacéutico es muy reñido.

G: “Sí, hay muchas marcas farmacéuticas, es un mercado muy difícil. Sin embargo Galenika le aporta a la gente el valor de Claudia y Guillermo y sus hijos, una cosmética ética, bio, natural, hecha con amor. Una cosmética que invierte en acciones sociales a través de, por ejemplo, el Galenika Runners Club- encargado de realizar diferentes eventos a beneficio de causas nobles tanto en España como a nivel internacional -. Por ejemplo, nosotros queremos ayudar a la gente de nuestro país de origen, a la gente de Venezuela, pero como sabemos, es muy difícil”.

Y es que el proyecto de Galenika es mucho más que una tienda online, mucho más que una marca cosmética. Es una propuesta de vida. Es el sueño de una familia que se ha volcado en la misión de hacer las cosas de manera diferente. De ser un equipo humano dinamizador del cambio y de extender ese cambio a todos los factores de la sociedad, empezando por sus clientes, que para Guillermo son sus amigos.

G: “Galenika somos las cuatro personas que estamos detrás, la familia que estamos detrás, que está comprometida con todo el dinero que ganamos reinvertirlo para mejorar nuestros productos y negocios - explica Guillermo con convicción - Nosotros en navidades entregamos los pedidos en persona. Nosotros con nuestros hijos. Nos tomamos un té con los clientes, un café. Nos sentamos con ellos. Le recomendamos, le vemos su cutis, hablamos con ellos en persona. Eso no lo hace ninguna marca francesa. Nosotros anoche tuvimos un pedido de una persona que va a hacer el camino de Santiago. Y lo vi y dije, ese pedido se lo voy a llevar yo. Cogí el gel frío, cogí una botella, cogí una caja de barritas energéticas y se los preparé en un bolso deportivo que tenemos, para entregárselo en persona. El cliente no estaba cuando lo entregamos, pero a la mañana estaba muy agradecido. Esa persona nos dijo que lo primero que iba a hacer era publicar eso en las redes sociales. Porque compró una sola cosa y se encontró con tres más. Y ese efecto wao es muy poderoso”, explica Guillermo.

Galenika somos las cuatro personas que estamos detrás, la familia que estamos detrás, que está comprometida con todo el dinero que ganamos reinvertirlo para mejorar nuestros productos y negocios. 

Ese trato cercano, esa búsqueda de comprometer al cliente con una idea, con una filosofía más que un producto, coloca a Galenika por encima de su competencia porque venden más que cremas, venden una visión de mundo.

G: "Yo a los clientes nuevos les escribo una bienvenida y les pongo un apartado de nuestro manifiesto".

C: “Guillermo escribe las cartas a mano, y el cliente eso lo agradece. Se siente parte de algo" - precisa Claudia con orgullo. Durante toda la entrevista, Claudia siempre observa con amor y admiración a Guillermo. Se nota en las fotos. Se nota en su voz. Han pasado por mucho retos juntos y eso los ha fortalecido - "La gente busca más allá de la publicidad y eso es lo que las marcas tienen que aportar. Tienen que aportar ese amor, esa esencia, esa conexión a nivel espiritual".

La gente busca más allá de la publicidad y eso es lo que las marcas tienen que aportar. Tienen que aportar ese amor, esa esencia, esa conexión a nivel espiritual.

"En Galenika compran por la historia, compran por lo que somos. Galenika nace por una historia, por un problema gordo de salud. Yo como esposa de Guillermo te lo puedo contar como el familiar, como lo sufro yo desde el punto de vista de mamá, de mujer, de esposa. Y uno tiene que creer, tiene que tener fé. Porque es un camino duro, sigue siendo un camino duro, pero uno empieza a ver los resultados” - apuntilla acertadamente Claudia.

Guillermos y Claudia - Galenika

Calidad Olímpica y corazón sincero

Este duro camino de hacer real un sueño, de construir un futuro desde su emprendimiento, poco a poco les está rindiendo los resultados deseados a Guillermo y Claudia. Galenika se ha hecho un espacio en el mercado español, un nombre, que ya está asociado a la excelencia y la calidad. La calidad a nivel Olímpico.

G: “Pocas marcas del universo de la cosmética, y lo digo con propiedad, son sponsor de la Real Federación Española de Natación. Nosotros cuidamos la piel de los atletas olímpicos de la natación española. ¡Ya quisieran las marcas francesas y las marcas americanas! Cuando tú mezclas lo que mejor sabes hacer con tu pasión y encima te pagan, eso es lo mejor del mundo. Yo soy un deportista de toda la vida y me alejé del deporte cuando me enfermé. Yo nadé por muchos años. Por eso cuando comenzamos con Galenika empezamos a hacer un lobby muy importante con esta Federación, después de analizar y ver que tienen los mismos valores que nosotros. Los atletas de la natación, no son personas, son lo siguiente: son excelentes personas” - Una aseveración que hace a Claudia sonreír y afirmar enfáticamente.

Nadadora

C: “Es una de las federaciones y uno de los deportes más admirables. El sacrificio, la disciplina, la constancia que tienen que tener para estar tantas horas en la piscina, es admirable. Sobre todo lo que viene después de estar expuestos al agua de las piscinas. La piel sufre mucho” - Aclara Claudia.

Fue precisamente esa exposición inclemente a químicos que sufren los nadadores en la piel, el problema que les impulsó a ofrecer sus cremas y fórmulas a los máximos exponentes del deporte acuático español.

G: “Otras marcas buscarían el fútbol, por ejemplo, ser sponsors del Real Madrid que es más mediático. Nosotros en Galenika hacemos las cosas completamente distintas de como lo hace todo el mundo. Porque vamos a un mercado distinto, un mercado que conoce a Claudia como la Mamá Boticaria y que sabe quién es Guillermo y que hacen día a día. Un mercado basado en la confianza. Por eso escogimos esta disciplina. Y por eso trabajamos para poner ese producto en sus casas y que les cuide a los que más lo necesitan.”

Y esa apuesta les ha resultado. En apenas cuatro años, Galenika se ha logrado posicionar como un referente de productos de altísima calidad, usados por atletas élite a nivel mundial. Algo que no ha pasado desapercibido para las grandes farmacéuticas.

G: “Esto ha llevado a que grandes compañías farmacéuticas como es Kern Pharma, con su línea de productos Finisher, nos concediera la comercialización de su línea de nutrición deportiva” - explica Guillermo con orgullo.

Kern Pharma forma parte del conglomerado español farmacéutico químico y veterinario Indukern que el año pasado facturó cerca de 700 millones de euros y es uno de los principales líderes de la industria farmacéutica Europea.

Abriendo el camino

La experiencia que han acumulado Guillermo y Claudia deja valiosas lecciones para todo aquel que deseen emprender en el mundo del comercio online. Lecciones que la familia de Galenika está más que contenta de compartir.

¿Qué consejo le darías al emprendedor?

G: Paciencia. Los primeros momentos de Galenika fueron momentos muy difíciles porque económicamente estábamos mal y todo el dinero que teníamos de los años trabajados lo empezamos a invertir en ideas que a veces no funcionaban. Fue difícil, es difícil pero es lo que nos permite mantener nuestra familia e inclusive generar trabajo. Yo no pretendo tener un jaguar, ni una bolsa espectacular de palos de golf. Lo que pretendemos es sostener a nuestras familias, generar mucho empleo y crear productos que resuelvan la vida de otros.

¿Ustedes han desarrollado toda su comercialización de forma digital, son un negocio completamente online?

G: “Sí. Toda la comercialización la hemos hecho digitalmente. Apenas este año, en el 2019, decidimos salir offline también. Porque hay clientes que nos pidieron poder ir al punto de venta. Estamos poniendo puntos de venta en oficinas de farmacia española. Pretendemos que Galenika tenga su tester room. Un lugar dónde la gente pueda ir, probar la crema o el producto, comprar por tablet y salir de la tienda sin su bolsa, y cuando llegue a su casa, tenga el producto allí” - explica Guillermo.

¿Cómo deciden escoger a Shopify? Porque es evidente que la venta digital, la plataforma de e-commerce, lo es todo para ustedes.

G: “Nosotros lo que sabemos hacer es cremas. Nada de informática… yo nací en el 71 y claudia en el 72. Nosotros presentamos nuestras tesis en máquinas de escribir. Sin embargo, Shopify resultó ser la herramienta más útil para nosotros y se la recomendamos a cualquier emprendedor. Toda la parte tecnológica queda en manos de Shopify y uno se puede dedicar a hacer lo que sabemos hacer: vender nuestros productos, vender nuestras cremas”.

Toda la parte tecnológica queda en manos de Shopify y uno se puede dedicar a hacer lo que sabemos hacer: vender nuestros productos, vender nuestras cremas.

C: “Realmente Shopify te da todo. Yo soy menos tecnológica que Guillermo y yo me meto dentro de mi tienda y me da todo a nivel analítico. Yo llevo mucho el tema finanzas, cómo vamos y cómo va todo desde el año pasado, por ejemplo. A nivel de la información que tú necesitas como emprendedor, para mi Shopify es la mejor herramienta, analíticamente, es sin duda la mejor herramienta”.

¿Qué apps o que funciones son para ustedes más útiles dentro de Shopify? ¿Qué les ha resultado verdaderamente vital?

G: "Para mí por ejemplo es vital el e-mail marketing. Que Shopify me permitiera tener integrado MailChimp era una joya. Ahora con el cambio ya nos estamos adaptando y estamos migrando el CRM. Otra de las herramientas que me encanta es Kit, nuestra asistenta de marketing digital. Gracias a Kit inviertes poco tiempo en algo que es super importante para el marketing y que te permite poder dedicarte luego a lo que realmente sabes: construir tu marca. Nosotros usamos Stripe by Shopify. Nos están ingresando en la cuenta bancaria el segundo día de realizada la compra. El principio de riqueza es el dinero en tu bolsillo el mayor tiempo posible y poder tenerlo casi de inmediato es maravilloso".

¿Cuáles son los cinco productos de los que se sienten más orgullosos?

G: "El concentrado botánico Bío sería el primero. Porque es una pasada. Es una crema al tacto seco. ¡Eso es una pasada! Porque hay gente que no le gusta ponerse cremas por la sensación grasosa que te queda en la piel. Luego vendría el gel frío, que tiene árnica, un analgésico muy potente. Después la crema solar bío - Guillermo explica con una vehemencia de quien sabe que ha creado algo único, como algunas de las cremas comerciales tienen filtros físicos que taponan los poros de la piel y otras tienen filtros químicos que son disruptores endocrinos y transforman la química de las personas - nuestra crema no tiene ni filtros químicos, ni físicos ni nano-partículas. Y está permitido usarla en cualquier playa del mundo. Las playas más paradisíacas del mundo, las más exclusivas, no permiten algunos ingredientes y por tanto no se pueden usar todas las cremas, pero nuestra crema está permitida en todas las playas del mundo".

C: "Faltaría añadir la línea facial con el contorno de ojos de jengibre. La clienta que la usa repite".

Guillermo y Claudia, se nos acaba el tiempo. Pero es tanta la alegría que ustedes derrochan, el optimismo por este proyecto, que es imposible no preguntarles sobre sus apoyos, sobre la razón detrás de tanta fuerza. ¿A quién le darían ustedes las gracias por acompañarles, por estar a su lado, por hacer posible a Galenika?

G: "Yo creo que a mis hijos, porque son el motor que todos los días mueve esto".

C: "Y a parte de nosotros y nuestra familia, yo le daría las gracias también a la Federación de Natación que ha confiando en nosotros. No todo el mundo entra en ese espacio y que hayan confiado en nosotros, eso es de agradecer. A ellos y a todos nuestros clientes, que siguen confiando en Galenika".

G: "Y por último yo creo que a todas las personas que en este momento están luchando en un hospital, luchando por un minuto más de vida. A ellos le dedicamos este trabajo que hacemos día a día. Es alucinante que en este momento, mientras nosotros estamos aquí conversando, hay más de una persona de seguro que están recibiendo quimioterapia y que se están levantando a vomitar por el efecto de la quimio. Y si nuestras cremas y productos pueden ayudarles a cuidar su piel, a aliviar ese dolor un poco, a seguir luchando, yo creo que ya nos damos por satisfechos".

Galenika-Guillermo y Claudia

Nos despedimos con una sonrisa que inspira, que levanta el espíritu. Con un abrazo espontáneo de Guillermo y con una risa honesta de Claudia. Socios fundadores de Galenika, dos farmacéuticos, dos empresarios, dos esposos que han encontrado en la adversidad la fuerza para construir un proyecto exitoso, un futuro para su familia y un ejemplo para todos los emprendedores digitales del mundo.


Publicado por Pablo Golán, editor en jefe del blog de Shopify en español y responsable de marketing de contenidos y localización para España y Latinoamérica.

Redacción: Frank Calviño, escritor y periodista, especializado en el mundo de la comunicación corporativa, marketing online y la opinión pública.

 

Mapa de categorias: