Cómo conseguir el nombre perfecto para tu empresa: La guía definitiva

Cómo conseguir el nombre perfecto para tu empresa: La guía definitiva
nombre para tu empresa

Muchos dueños de startups y tiendas online trabajan horas, días y hasta semanas preparando todos los detalles de su negocio antes de lanzarlo al mercado, y en la mayoría de los casos sienten que el nombre que idearon para su emprendimiento no es el más llamativo o atractivo; por lo que recurren a generadores de nombres en internet que si bien pueden ayudarles, no son capaces de satisfacer a estos nuevos emprendedores sino hacen antes un análisis profundo de su proyecto.

El día de hoy les traigo una guía paso a paso para ayudarles con el proceso de creación de nombre para su empresa, y no se frustren en el intento. Como creativa y emprendedora les sugiero que no le dejen a otro toda la responsabilidad de crear el nombre para su negocio, porque en mi opinión muy personal, siento que un negocio es como un hijo que creamos desde el principio, que conocemos en detalle y por el cual hacemos muchos sacrificios, como para que venga otro a ponerle nombre ¿no les parece?

Cómo elegir el nombre perfecto para tu negocio

En este artículo te explicaremos los 6 pasos para elegir el nombre perfecto para tu negocio:

  1. Haz un análisis de tu negocio (tipo de negocio, cliente objetivo, dónde quieres vender, punto de diferenciación, etc.)
  2. Haz una lluvia de ideas de palabras relacionadas con las respuestas a tu análisis.
  3. Haz una lista 20 a 30 posibles nombres de las palabras que surjan de tu lluvia de ideas.
  4. Selecciona los mejores 10 nombres.
  5. Comprueba la disponibilidad del dominio.
  6. Compra el dominio con el nombre de empresa que hayas elegido.

Nombre vs Marca

Antes de adentrarnos a los pasos para encontrar el nombre perfecto para tu empresa o startup, debo explicarles algunos términos esenciales para que entiendan por qué no deben dejarle a otro la responsabilidad de generar el nombre de su negocio. Y es que como les indiqué en la introducción, el nombre de tu negocio es algo que está estrechamente relacionado a tu producto, a tus valores como emprendedor y como empresa, a tu misión de negocio y a la imagen que deseas que tus clientes tengan de ti y, en consecuencia, de tu marca.

Si eres uno de nuestros suscriptores en el blog, te habrás topado con muchos artículos que hablan de cómo crear una marca para tu negocio, que no debe confundirse con el nombre. Y es que el término marca se refiere justamente a tus valores, principios, misión de negocio, industria, tipo de producto, audiencia, y las emociones que deseas transmitir a tus clientes y al público en general.

Lectura recomendada: Guía para crear un plan de negocios

Veamos un ejemplo:

Piensa en una empresa, que vende productos deportivos para hombres, mujeres y niños, cuya misión es motivarles a lograr sus metas deportivas y en consecuencia, sus metas de vida. Además esta empresa se dedica a crear productos de alta calidad, con precios de rango medio y a veces alto, con diseños aerodinámicos para un “mejor desempeño” del atleta (o sea tú, el comprador), y promueve un estilo de vida saludable y muy a la moda, incluso para aquellos que sólo usan ropa deportiva para ir al supermercado.

¿En quién pensaste? ¿Nike, Reebok, New Balance, Puma? Y si te digo que estoy hablando de una marca menos conocida en hispanoamérica como la canadiense Lululemon? O Athleta, la línea de ropa deportiva de Gap, inc.?

Ropa deportiva
Todas estas empresas tienen elementos en común, pero lo que los convierte en marca, y que un cliente prefiera una empresa a la otra, es el valor que los diferencia entre sí, que puede ser el precio, el deporte específico en el cual se especializan, la calidad, los colores, e incluso el tipo de estilo de vida que promueven. Pues Nike es más asociada a los deportes de alto rendimiento como el fútbol, mientras que Lululemon nació como un negocio especializado en ropa y accesorios para los amantes del yoga y el pilates.

Ahora bien, como ven, lo que define a una marca no necesariamente es el nombre de la misma, porque Lululemon pudo llamarse Lulu Yoga y tener el mismo efecto en sus compradores iniciales.

Recuerden que la primera versión de Facebook nació con el nombre FaceMask, luego pasó a The Face Book y finalmente se convirtió en Facebook, pero para este momento ya la empresa tenía millones de usuarios. Lo mismo le pasó a BackRub, que luego se convirtió en Google y ahora en Alphabet; a Blue Ribbon Sports la rebautizaron como Nike y a Research in Motion, la nombraron BlackBerry.

Como ven, el nombre de una empresa es un elemento viviente que se adapta a los cambios del negocio y de las circunstancias del mercado, así que no te preocupes por crear ese nombre guay o nombre llamativo y pegajoso desde el primer día, porque ni siquiera los grandes empezaron así. Enfócate en desarrollar tu marca, porque eso es lo que tus clientes existentes y potenciales recordarán de ti y de tu negocio.

¡Vale!, dicho esto, pongamos manos a la obra.

Análisis de mi negocio o startup

Lo primero que debes hacer para elegir el nombre correcto para tu empresa es analizar tu idea de emprendimiento y responder a las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué tipo de negocio quieres lanzar o nombrar?
  2. ¿Quién es tu cliente objetivo?
  3. ¿Dónde quieres vender tu producto o servicio?
  4. ¿Qué te hace diferente de tus competidores?
  5. ¿Qué tipo de necesidad o problema le estás resolviendo a tus clientes con tu producto o servicio?

!Hagamos juntos este ejercicio!

¿Qué tipo de negocio deseas lanzar?

Es muy importante que sepas de antemano si deseas vender servicios o productos o ambos, ya que esto va a determinar tu modelo de negocio, los canales de venta y promoción adecuados para obtener el mayor retorno sobre tu inversión (ROI) y las demás estrategias que deberás poner en práctica para hacer crecer tu startup y convertirlo en empresa.

Si eres un nutricionista, puedes vender tus servicios como especialista en nutrición, pero también puedes vender productos físicos y digitales como tus guías con recetas fáciles de hacer, suplementos nutricionales o equipos de cocina como esta máquina para hacer leche vegetal a partir de distintos tipos de nueces y cuyo slogan es:

“Salva una vaca, ¡ordeña una planta! 😂”
Almond cow

¿Quién es tu cliente objetivo?

Un error muy común es ser demasiado general con nuestra idea de cliente ideal, y es que el ser humano es tan diverso como los colores en una paleta de color, por eso es vital que sepas quién es tu cliente objetivo para que sepas cómo vender tu marca.

No es lo mismo venderle a hombres que venderle a mujeres, ni lo mismo venderle a un millenial, que a alguien de la generación X o Y.

Veamos algunos ejemplos:

Cuando vendemos desodorantes o productos a hombres, por lo general hablamos de oler más masculinos, atraer a más mujeres, verse más poderoso, fuerte o ser más rudo.

Dove para hombres

Pero cuando vendemos productos a mujeres, por lo general hablamos de ser más femeninas, atractivas, con una piel más suave, delicada y segura de sí misma y de sus curvas.

Belleza femenina

Asegúrate de conocer bien a tu cliente ideal porque el nombre de tu negocio debe asociarse a lo que tu marca quiere transmitirle a tu cliente acerca de los beneficios de usar tu producto.

Si tu negocio vende a ambos géneros, entonces debes asegurarte de que tu contenido esté segmentado por audiencia, ya que utilizar el mismo lenguaje para todos hará que tus potenciales clientes no se sientan identificados e incluso puede llegar a generar repulsión por tu marca. Más adelante encontrarán un ejemplo que en algunos clientes puede generar indignación.

¿Dónde quieres vender tu producto o servicio?

Sea que vendas offline u online, debes tener claro dónde deseas vender. Sí, todos queremos tener un negocio que venda al mundo entero, pero Pepsi y Coca Cola no se convirtieron en marcas mundiales desde el primer día.

Si deseas vender en tu comunidad o en tu país, te recomiendo que busques un nombre en tu idioma, esto hará que tus clientes recuerden el nombre más fácilmente.

Es común tratar de poner nombres en inglés porque suenan más atractivos pero si no dominas el idioma, puedes terminar poniéndole un nombre que en la cultura inglesa resulte ofensivo o vulgar. En los países de habla hispana hay una gran tendencia a usar nombres en inglés y con apóstrofes porque muchos creen que son nombres chidos o nombres guay, pero deben tener mucho cuidado porque muchos se han convertido en objeto de burla por no respetar la gramática inglesa o ser una pésima traducción.

Recuerdo haber visto una tienda de jeans y ropa para mujeres entre 18 y 35 años con el nombre Anorexy, que en español quiere decir Anorexia, y que es un trastorno en los hábitos alimenticios bastante delicado y que es tema de preocupación en el sector salud a nivel mundial. Evita este tipo de nombres para que no tengas que cambiarle el nombre a tu negocio cuando tu marca empiece a expandirse por ser ofensiva a mercados internacionales.

¿Qué te hace diferente de la competencia?

diferenciacion

Seamos realistas, hoy en día casi todo está inventado, pero eso no quiere decir que no puedas innovar un producto ya existente y mejorarlo. Piensa en cómo puedes diferenciarte de tus competidores:

  • ¿Tus precios son mejores? Evita que este sea tu punto de diferencia, porque puede llegar el día en el que debas bajar tanto tus precios para ser competitivo, que termine no siendo rentable.
  • ¿El servicio al cliente pre y post venta es o será mejor? El servicio al cliente siempre debe ser impecable sin importar cuál sea la etapa de formación de tu negocio, pues te ayuda a recibir nuevos clientes recomendados por compradores previos, además de contribuir a tener publicidad boca a boca gratuita y a construir la lealtad de tu cliente, que en estos días es muy difícil de conseguir.
  • ¿Tus productos están hechos con métodos justos o amigables con el medio ambiente? ¿Tu negocio tiene un objetivo social para ayudar a alguna comunidad? Piensa en qué forma estás ayudando a salvar comunidades y al planeta y asegúrate de incluirlo en tu proceso de selección de nombre para tu empresa.

¿Qué tipo de necesidad o problema en tus clientes estás resolviendo con tu producto o servicio?

  • ¿Tu negocio hará más fácil la vida de tu cliente?¿Cómo? ¿Les ahorrarás tiempo, mejorarás sus relaciones humanas o interpersonales, generarás ingresos adicionales a tus clientes? ¿Podrá ahorrar más si te compra a ti y no a tu competencia?¿Eres el único proveedor de este producto o servicio? ¿Eres el que entrega productos más rápido?

Sippy Cups

Piensa en aquellas características de tu producto, que ayudan a tu cliente con problemas sencillos de la vida diaria. Un sencillo ejemplo son los Sippy Cups, que le resuelven a las madres el problema de alimentar a sus bebés con vasos cuyo contenido líquido se riega fácilmente.

¡Ahora, unamos todo! Aquí les dejo esta infografía descargable que pueden usar cuando empiecen a hacer el análisis de su empresa. 

el nombre perfecto para tu empresa

Una vez que hayas respondido a las preguntas anteriores puedes comenzar a plasmar ideas sueltas en el papel.

Lluvia de ideas

Una vez que hayas hecho el ejercicio anterior, comienza a escribir posibles nombres para tu negocio. No te preocupes, por lo general el nombre perfecto no llega al primer intento, pero necesitas poner a trabajar a tu creatividad para encontrarlo.

Digamos que quieres crear una tienda de zapatos de mujer hechos de materiales reciclados producidos por una comunidad autóctona de tu país o de algún grupo social de artesanos de otro lugar con el cual tengas una conexión.

Toma una hoja de papel y un lápiz y escribe todas las palabras que te vengan a la cabeza. En este paso no necesitas ser muy prolijo, solo escribe tus ideas. Incluso si son palabras sueltas.

Haz el ejercicio a mano, y no en un dispositivo electrónico, pues esto ayuda a tu cerebro en el proceso creativo.

  • A tus pies
  • calzados reciclados
  • Recicla2
  • Rezicla2
  • Empalmados
  • De Korcho
  • Plastiko Shoes
  • Koby

Trata de hacer una lista de por lo menos 20 a 30 nombres con palabras sueltas o combinaciones de palabras derivadas de tu análisis anterior.

Fíjate si puedes usar un deletreo diferente para los mismos, incorporando números u otras letras a la palabra para que se vea diferente.

Puedes inventar una palabra que no exista, combinando las letras de algunos elementos de tu análisis de negocio. Pueden ser las iniciales de los socios, o fragmentos de los valores de la empresa. ¡Este es el momento de juntar las piezas del rompecabezas!

Finalmente, escoge un máximo de 10 posibles nombres, ¡no más! Porque mientras más opciones tengas, más difícil será escoger un ganador.

Generadores de nombres

Si necesitas más ideas sueltas para tu lista, puedes usar de forma gratuita el generador de nombres de Shopify. Si hiciste el ejercicio anterior, esta herramienta te dará ideas adicionales para ayudarte, porque puedes usar algunas de las respuestas de tu análisis de negocio en la función de búsqueda del generador, lo que te dará resultados más cercanos a lo que realmente quieres para tu negocio.

generador de nombres para empresas

Del nombre al dominio

¡Enhorabuena! Finalmente tienes una lista de 10 posibles nombres para tu negocio y un análisis de la personalidad, valores, y del tipo de negocio que quieres iniciar. Ahora llegó el momento de la verdad: buscar la disponibilidad de estos 10 nombres en un proveedor de dominios, para saber si tu nombre favorito tiene un dominio disponible en Internet.

Te recomiendo probar tanto con dominios .com, como con el dominio de tu país .mx, .co, .es tanto antes como después del nombre que hayas escogido. Fíjate cómo lo hace Shopify en español:

  • Es.shopify.com
  • Shopify.es
  • Shopify.com.mx

Posiblemente, si el nombre que escogiste para tu negocio tiene un dominio .com tomado, puedas comprar uno alternativo. Como por ejemplo:

  • Elnombredemiempresa.com → No está disponible
  • Elnombredemiempresa.com.mx
  • Elnombredemiempresa.es
  • es.Elnombredemiempresa.com

Trata de que estas combinaciones sean fáciles de deletrear al posible cliente, para que no terminen en la tienda online de otro.

Y cuando consigas el ganador, ve ¡a por él! Porque se acaban muy rápido.

Recapitulando, aquí te dejo los pasos para elegir el nombre perfecto para tu negocio:

  1. Haz un análisis de tu negocio, respondiendo a las siguientes preguntas
    1. ¿Qué tipo de negocio quieres lanzar o nombrar?
    2. ¿Quién es tu cliente objetivo?
    3. ¿Dónde quieres vender tu producto o servicio?
    4. ¿Qué te hace diferente de tus competidores?
    5. ¿Qué tipo de necesidad o problema le estás resolviendo a tus clientes con tu producto o servicio?
  2. Haz una lluvia de ideas de 20 a 30 posibles nombres.
  3. Selecciona los mejores 10.
  4. Pruébalos en el generador de nombres de Shopify.
  5. Comprueba la disponibilidad del dominio.
  6. Compra el dominio con el nombre de empresa que hayas elegido.

Espero que todos estos consejos te sean de mucha utilidad en tu nuevo proyecto. Recuerda que lanzar un negocio es como tener un bebé, por lo que tú mismo debes crear y escoger el nombre que más te guste para tu negocio. Si te gustó esta guía, no olvides dejarme tus comentarios en la sección de abajo.


¿ Tienes una idea de negocio?

Comienza a usar Shopify gratis por 14 días, sin necesidad de ingresar los datos de tu tarjeta de crédito

Acerca del autor

Jenny IzaguirreJenny Izaguirre es la Gerente de Crecimiento Internacional de Shopify para España e Italia. Fiel creyente del talento en español, amante de los animales, viajera apasionada, emprendedora, conferencista y escribe historias para motivar a otros. Sigue sus pasos en Instagram.

 

¿Tienes preguntas sobre el funcionamiento de Shopify?

Escríbele un correo electrónico a nuestro equipo de Soporte Técnico, y ellos responderán en español a la brevedad posible.

soporte@shopify.com

Empieza tu periodo de prueba de 14 días gratis con Shopify