Volantes con QR: Guerrilla comunicacional para aumentar las ventas

Volantes con QR: Guerrilla comunicacional para aumentar las ventas

Códigos QREl auge de las redes sociales - de la sociedad digitalizada - nos ha dejado dos grandes aprendizajes: 1) Las plataformas online son increíblemente efectivas para viralizar contenidos. 2) Por más que los expertos en marketing quieran vendernos la idea de que todo el marketing puede hacerse digitalmente, la realidad es que las plataformas digitales - las redes sociales - no pueden sustituir la confianza que genera el contacto humano real.

En España esto se sabe y se aplica a diario. Caminar por las calles de Madrid - o de cualquier otra urbe española - es enfrentarse a un enjambre de vendedores a pie de calle. De lo que aquí llaman “marketing directo”. La gente que se acerca, volante en mano o carpeta en mano, a intentar colocarnos un producto o un servicio. Y no estamos hablando del eventual volante del bar de la esquina, sino de marcas bien establecidas, corporaciones internacionales, bancos de prestigio mundial e instituciones públicas y privadas que, sin duda alguna, tienen suficientes recursos para pagarse cualquier tipo de campaña publicitaria que deseen hacer. Por tanto es evidente que no están entregando volantes porque “no tienen más remedio” o porque “sea lo único que entra en su presupuesto”. Entregan volantes porque es efectivo. 

Mundo deportivo - españaFuente: Mundo Deportivo

Esto plantea una pregunta ¿Podemos buscar un camino híbrido que sea digital y masivo pero que aproveche esa confianza que da el contacto con otro ser humano? ¿Existe “Lo mejor de dos mundos” ? La respuesta es sí: las campañas de realidad aumentada.

Marketing directo con ramificaciones digitales

Un volante no tiene porque ser un simple papel. Puede ser mucho más ¡Puede ser un link! Un link que lleve a tu potencial cliente directo a tu tienda online. Un volante con un código QR permite que cualquiera con un lector de QR en el teléfono pueda leer el código y ser dirigido a tu portal web, a tu tienda, o la URL que desees.

Esto no solamente es original, sino que es interesante. Sobre todo si eres inteligente y sabes aprovecharte de la sensación de confianza e intimidad que representa el contacto directo. ¿A qué nos referimos? A que uses el volante para entregar un ítem premium, una oferta especial, un descuento sorpresa, algo que no sea accesible de ninguna otra forma sino exclusivamente a través de ese volante. Esto le otorga de inmediato un valor enorme al volante. Creando expectación en el que lo recibe, además de la sensación de valía, de que no es un papel más que le entregan a la salida del Renfe, sino por el contrario, una oportunidad, un descuento, un beneficio.

¡Creemos nuestro propio QR!

Para crear un QR necesitamos dos cosas:

  1. A) Una dirección web / URL a donde dirigir al usuario
  2. B) Un generador de código QR

Siguiendo esa secuencia lógica de pasos lo primero es crear el espacio web. Cómo lo explicamos al principio, esta estrategia busca unir lo mejor de dos mundos; la exclusividad y prestigio del trato directo entre seres humanos y la velocidad y accesibilidad de las plataformas digitales.

Para ello vamos a crear una campaña especial para nuestro código QR. En tu página web, en el espacio digital que usas como escaparate para tus ventas - sea este una web tradicional o una red social - crea una página nueva con una oferta especial, atractiva y única, cuyo acceso solamente sea posible a través del código QR. Este espacio será el que presente la oferta o promoción, el URL debe ser nuevo y único y sobre todas las cosas, no debe poder ser accesible de otra forma que no sea a través del código QR. Esto se puede hacer de dos maneras: un softlock que es ocultar la URL al público al no permitirle navegar desde la interfaz a ella o un hardlock que es, en efecto, ocultar la web bajo un landing page que tenga clave o esté serializado para permitir accesos exclusivamente por los URL generados desde el código QR.

Códigos QR para publicidad

Fuente: Designers Code QR

La opción del hardlock es la más compleja y no la vamos a explicar aquí, precisamente por ello. Pues el que sabe suficiente de programación como para entender de lo que hablamos no requiere la explicación, y quién no maneja la programación a ese grado no necesita la explicación, pues el softlock es suficientemente eficiente.

Para que usted tenga la URL de la oferta escondida, de modo que solamente se pueda acceder desde el QR que está en el volante hay que ocultar el acceso desde la interfaz. Es decir, si usted tiene una página web, elimine o desactive, cualquier botón que lleve al usuario a la sección de la oferta. De este modo solamente se puede entrar allí leyendo el QR o tipeando manualmente toda la URL. Esta opción es imposible pues solamente usted, o quién haya leído el QR previamente, pueden ver la URL completa.

Si en lugar de tener una página web usted tiene una fanpage de Facebook, la opción es publicar en el timeline (en su muro) la oferta, y luego ir a la casilla superior derecha y marcar “ocultar publicación” esto permitirá que se oculte la publicación de la oferta sin que desaparezca del muro. Ahora copie el URL resultante. Esa es la dirección de su publicación oculta. Recordemos que el post con la oferta sigue allí, solamente está oculto al usuario regular. De estas dos opciones, página web o red social, recomendamos ampliamente que haga esta campaña sobre páginas web de ser posible. El acceso por un código QR a una red social, obliga a que el dispositivo móvil (un teléfono móvil generalmente) que lea el código QR esté logueado previamente en la red social, sino le enviará a la pantalla de inicio de sesión para usuario antes de poder proceder.

Por último toma el URL y diríjete a cualquiera de estas cuatro opciones para generar un código QR automáticamente: 

Generador gratuito de Códigos QR de Shopify: creado por Shopify tiene una interfaz en español muy fácil de usar, para crear códigos QR para distintos tipos de dispositivo móvil.

QR-Generator (en inglés): QR-Generator te permitirá personalizar al máximo tu código QR.

QR Code-Generator (en inglés): tiene la interfaz más sencilla de usar

QR-Stuff (en inglés): permite al usuario colocar colores y formas en particular a su QR.

Una vez haya generado el código QR inserta el mismo en tu volante y... ¡Listo! Tendrás una forma original y tecnológica de vincular una campaña de volanteo tradicional con las ventajas de las plataformas digitales.

Código QR

Un QR que lleve directamente a la sección de ventas de tu página web, puesto por ejemplo en una elegante hoja volandera es una forma super chula de abordar a alguien a la salida del metro. Si lo coloca en el catálogo de productos que ofrece puede servirle para visitar posibles clientes, y si lo pones en tus facturas, en una esquina discreta, pues será una manera interesante de interactuar con potenciales proveedores. Si ofreces, por ejemplo un servicio profesional, en tu tarjeta de presentación puedes colocar este QR y hacer que apunte a un formulario de solicitud de cita, o un pequeño resumen de tus capacidades y talentos. Esta forma de vincular lo material con lo digital, es poderosa, rápida, efectiva y unifica prestigio y tangibilidad - que aporta lo físico - con la velocidad y practicidad que aporta lo digital.

 ¿Tienes más dudas o deseas conocer de otras formas innovadoras de promover tu producto o servicio? ¡Escríbenos a Shopify y descubre cómo maximizar tus ventas y cómo construir marca en esta era de la viralidad!


¿ Tienes una idea de negocio?

Comienza a usar Shopify gratis por 14 días, sin necesidad de ingresar los datos de tu tarjeta de crédito

Acerca del autor:

Frank CalviñoFrank Calviño es escritor y periodista, especializado en el mundo de la comunicación corporativa, marketing online y la opinión pública. Realiza asesorías en materia de comunicación a empresas de todo el mundo y a políticos de diversas latitudes. 



¿Tienes preguntas sobre el funcionamiento de Shopify?

Escríbele un correo electrónico a nuestro equipo de Soporte Técnico, y ellos responderán en español a la brevedad posible.

soporte@shopify.com

Empieza tu periodo de prueba de 14 días gratis con Shopify