Blogs de Shopify

Cómo pasar de freelancer a fundar tu propia agencia

feature

Si has creado una exitosa carrera como freelancer (profesional independiente) y tu trabajo está fluyendo y también el dinero ¿por qué poner todo eso en riesgo y pasar por la molesta tarea de fundar tu propia agencia?

La respuesta es simple: cuanto más tiempo permanezcas como freelancer, más serás una maceta.

Es poco probable que tu ingreso mejore drásticamente, la carga de trabajo llegará sin cesar y nadie te ayudará a tomar la presión cuando se vuelva abrumadora.

Tu seguridad financiera depende contantemente de perseguir un nuevo trabajo y la gama de proyectos que eres capaz de tomar es restringida por las limitaciones de tus habilidades personales.

En resumen, estás atascado en un bache.

Golpear contra el muro

Eso es exactamente lo que le sucedió a Craig Thompson, un desarrollador web freelance.

“Después de dos años de trabajar de manera independiente, el trabajo era bastante consistente, pero debido a la naturaleza de mi trabajo estaba saturado, nunca estaba completamente informado sobre un proyecto”, Thompson recordó. “Generalmente entraba después de que todas las especificaciones se habían resulto, por lo tanto tenía poca participación la en la construcción del sistema”.

Económicamente, también se sentía como si hubiera golpeado una pared.

“Cómo desarrollador freelancer, podía cobrar cierta cantidad y hacer mucho trabajo en un lapso determinado. Tuve que tomar la mayor parte de los proyectos que me ofrecían para obtener el dinero que deseaba”.

Thompson salió de esta rutina para iniciar su agencia de diseño y desarrollo web, Flo Design.

“Esto me dio más flexibilidad y auto-determinación que la que tenía como freelancer, junto con los beneficios de conocimientos más amplios y estar allí en el inicio de un proyecto”.

Sobrecarga de trabajo

Para Jonathan McNamara y Matt Kendall, que trabajaron justos como freelancers del 2003 al 2007, su problema principal era quedarse atrapados con la carga de trabajo.

“Al principio, eran fragmentos de trabajos aquí y allá, lo cual nos permitía vivir como queríamos; haciendo viajes, snowboarding y aprendiendo. Pero en 2007, comenzamos a tener muchas oportunidades de proyectos y no hacíamos más que trabajar”. Dijo McNamara.

Igual que muchos freelancers, habíamos caído en la trampa de actuar mientras existía la oportunidad, debido a la sensación de que todo podía agotarse en cualquier momento.

“La falta de apoyo como freelancer se convirtió en una limitación y nos resultaba difícil progresar, estábamos muy ocupados haciendo el trabajo. Al igual que muchos trabajadores independientes, habíamos caído en la trampa de actuar mientras existía la oportunidad, debido a la sensación de que todo podía agotarse en cualquier momento”.

En lugar de rechazar el trabajo, este par decidió emplear ayuda, lo que significaba formar una empresa. Surgió Retrofuzz, una agencia creativa que ayuda a las marcas a crecer mediante la creación de servicios y experiencias que conecta la cultura con el comercio.

Grandes cambios

Por supuesto, nadie pretende que la creación de un negocio esté exenta de desafíos.

Gestión, impuestos y contabilidad se convierten en tareas graves, que requieren mucho tiempo. También necesitas ser un buen gestor de personal. Y tan solo la incertidumbre de todo esto puede ser intimidante.

Trabajando como desarrollador web y software entre 2012 y 2015, Laimonas Naradauskas sintió una gran presión cuando fundó Smarter Digital Marketing.

Deseaba haber sido advertida acerca de todas las habilidades que tenía que desarrollar.

“Deseaba haber sido advertida acerca de todas las habilidades que tenía que desarrollar. Creía que sabía todo lo relacionado con el diseño y que eso era suficiente. Estaba equivocada. Tuve que aprender a ser jefe y tratar con personas. Esto toma tiempo cuando estás acostumbrado a trabajar solo”.

Naradauskas admite que sintió miedo al fracaso. Pero en lugar de sentirse restringido por eso, lo convirtió en una fortaleza.

“Es lo que me impulsó para tener éxito", explicó. "No había manera de que fracasara y demostrara a los escépticos que tenían razón”.

No pasó mucho tiempo para que consiguiera su objetivo y la relativamente nueva compañía ya es socia de Google, una de las pocas en Escocia.

“Mi consejo es que sigas tu instinto”, dice Naradauskas, quien también puso en marcha una empresa de diseño de logos hace seis meses, Repeat Logo.

“Si haces algo con lo que no te sientes bien, probablemente no sea lo correcto. Da miedo, pero hacer grandes decisiones es parte de esto y sabes mejor que nadie qué es lo correcto para ti”.

Transición suave

Aquí hay algo más que considerar, iniciar una agencia no tiene que ser una explosión en donde la vida te cambia en una noche. Hay formas de llevar a cabo una transición suave de freelancer al desarrollo completo de una agencia.

Por ejemplo, podrías formar asociaciones sueltas o colaboraciones con otros freelancers para ver cómo te va. Si algo sale mal, simplemente puedes concluir y aprender de las experiencias. Si sale bien, podrías comenzar a discutir la idea de trabajar juntos de manera más formal en el futuro.

Prueba las aguas al unir esfuerzos en un proyecto de prueba o mediante la subcontratación de una parte de tu trabajo regular por otros freelancers. Mientras se hace más común, pasa gradualmente de un acuerdo informal a uno más formal de una manera que se siente natural y no forzado.

No hay reglas estrictas para hacer esto, los negocios son acerca de personas y todo el mundo es diferente, en realidad se trata de encontrar formas de trabajar juntos y que tengan sentido para todos.

Para Thompson, este fue un proceso relativamente sencillo.

"Le mencioné a un amigo, Russ (quien era diseñador independiente), sobre las limitaciones de trabajar como freelance. Me sugirió que combináramos esfuerzos para ampliar la gama de habilidades que podríamos ofrecer”. Comentó Thompson.

"Russ ya tenía una sociedad anónima creada por su trabajo freelance. Yo estaba registrado como comerciante. Y así, ambos despejados de  proyectos en ese momento, me convertí en el director de Diseño de Flo Design”.

Thompson dice que la transición fue más tranquila. Sus respectivos proyectos independientes terminaron casi al mismo tiempo, dejando que el dúo comenzara nuevos proyectos juntos. El ingreso también se mantuvo sin problemas, con una serie de proyectos que se alinearon para que ambos pudieran trabajar”.

La pareja trabajaba en una oficina independiente en el jardín trasero del padre de Russ. "A partir de ahí, nos movimos a una oficina compartida en una de las unidades de una incubadora de negocios de la Universidad de Leeds y ahora tenemos una oficina propia”.

Los secretos del éxito

Sin importar cómo llegues, la principal preocupación es cómo hacer que tu agencia tenga éxito. Para McNamara, consiste en encontrar el talento adecuado. Pero eso es más fácil decirlo que hacerlo.

Es importante ir a la comunidad, en lugar de esperar a que ellos vengan a ti.

“Es importante ir a la comunidad, en lugar de esperar a que ellos vengan a ti”, dijo “hacer charlas universitarias, tutorías, crear eventos y ayudar en lo que podemos nos ha ayudado a forjar estos vínculos, y todo esto es barato de hacer. Ciertamente, mucho más barato que los costos de reclutamiento. También usamos las redes sociales y los canales digitales para estar activos dentro de la comunidad en la que se encuentra el talento, eso dio lugar a una gran cantidad de gente buena acercándose a nosotros”.

“La mejor gente para trabajar no siempre tiene mejores CV”, dice Sam Espensen, quien pasó de ser trabajadora independiente de relaciones públicas a crear su agencia de comunicación, Conversation Creation.

"Si vas a asociarte con otras personas,pruébalas", aconsejó. "Y confiar en tus instintos".

Otro elemento importante en el éxito de una agencia es, por supuesto, obtener trabajo regularmente. Y eso significa desarrollar otra nueva habilidad: marketing.

“Si alguien nos hubiera dicho que tenía que estar constantemente haciendo marketing, en lugar de solo trabajar en proyectos, nos habría hecho más fáciles las cosas” admitió Thompson. “Comenzar desde cero cuando un proyecto termina, nos ha retrasado. Como consecuencia, estamos más demandados que nunca”.

Espensen añade que una pizca de miedo es normal, pero que también debes asegurarte que haya una buena dosis de realidad.

Ten miedo, pero no terror y sé moderado con el dinero por mucho más tiempo de lo que deberías.

“Ten miedo, pero no terror y sé moderado con el dinero por mucho más tiempo de lo que deberías. Estoy consiguiendo lo que podría denominarse una "oficina" adecuada cuatro años después del lanzamiento, el dinero se ha destinado a la formación y la inversión en personal, no a la decoración. Habla con otras personas que lo lograron, encuentra mentores y se mantente con ellos”.

Por qué vale la pena

Todo esto sobre crear una empresa puede sonar como un gran dolor de cabeza y puede provocar tentación de enterrar la cabeza en la arena para quedarte en la seguridad como freelancer. Pero todos los emprendedores de los que hablamos han dejado claro que las molestias valen la pena.

Para Espensen, significa una buena forma de mantener el balance entre vida y trabajo.

“Tengo trastorno de estrés postraumático, sufro de ataques de ansiedad y depresión. Lo que significa que aprecio lo importante que es cuidar de la salud mental. Trabajo menos horas que cuando trabajaba de forma independiente”. Admitió.

“Ser dueño de mi propia agencia significa que puedo crear el tipo de trabajo que se sienta tan poco como sea posible. Significa tener un perro en la oficina, trabajar estrictamente de nueve a cinco el 99% de las veces, encajando con las vidas y ambiciones de todos y trabajando en proyectos interesantes. Y debido a que es mi agencia, puedo rodearme de gente que respeto y admiro; y hacer a otros (y a mí) felices.

Según McNamara, la ventaja principal han sido los fuertes números.

“Ver cómo se crea un mejor trabajo con un gran equipo a tu alrededor y ver que el equipo crezca, es mucho más satisfactorio que el avance personal”.

Thompson ha conseguido su objetivo original de tener un mayor control sobre los proyectos que podría asumir y ser capaz de ofrecer conocimientos más amplios a los clientes.

Y para Naradauskas el mayor beneficio es puro y simple:

“Me gusta ser mi propio jefe. Lo mejor acerca de la ejecución de una agencia es que tengo el control sobre todas las decisiones y no tengo que responder a las personas que pensaba que tomaban malas decisiones”.

Elige tu camino

Así que el camino está abierto para ti. Trabajar de forma independiente es solo un momento, creativamente y económicamente, el espíritu empresarial ofrece una mejor forma de vida.

Afortunadamente, vivimos en una época en la que los medios de comunicación digitales ofrecen un sinfín de oportunidades para hacer dinero de tu pasión, y herramientas económicas y fáciles para empezar. Ni siquiera necesitas cambiar tu vida drásticamente; pequeños pasos pueden ayudarte a pasar de freelancer a tener un espíritu empresarial de bajo riesgo, gestionado tu camino.

Entonces, ¿qué te detiene? Si das el paso, nos gustaría saber cómo te va. Háznoslo saber en los comentarios o en nuestros canales de redes sociales.


Autor Shopify

Sobre el autor

Tom May es un escritor y editor especializado en tecnología. Sus artículos se encuentran frecuentemente en revistas como Computer Arts, ImagineFX y Professional Photography, así como en el sitio Creative Bloq. Síguelo en Twitter.

Mapa de categorias: