Blogs de Shopify

Cómo orientar una estrategia de contenidos para tu tienda online

Unsplashed-Felipe-Furtado

Si tienes una tienda online y quieres comenzar a vender o aumentar tus ventas debes trabajar una estrategia de marketing de contenidos. Esto permitirá que tu página se posicione en Google y, de este modo, tus potenciales clientes te encontrarán más fácilmente. ¡Vamos a verlo!

¿Por qué es importante la calidad en el marketing de contenidos?

Puedes tener una excelente idea, o un buen producto o servicio, pero que este no llegue al público adecuado. También puede suceder que sí que llegues a tu público objetivo, pero que este no empatice ni desee consumir lo que le ofreces.

Y es que no solo es importante ser bueno, sino también parecerlo. Ten en cuenta siempre que las primeras impresiones cuentan mucho, así que trabaja desde el minuto uno en que tu negocio transmita la imagen que deseas.

diseño y contenido

Por todo ello, debes idear una estrategia de contenidos de calidad; y lo mejor es que puedes hacerlo aunque tengas un presupuesto limitado. Si consigues transmitir esto, conseguirás que esto se traduzca en un aumento de confianza por parte de tu potencial cliente y que acabe consumiendo lo que le ofreces.

Otra de las razones es que este tipo de contenidos de calidad y que aportan valor a los usuarios son más susceptibles de convertirse en virales. Es decir, si compartes un artículo que ofrezca información interesante, es muy probable que este se comparta más fácilmente y llegue así a más personas.

Marketing de contenidos para tienda online, ¿por dónde empiezo?

Esta es una de las preguntas que más se suelen plantear cuando se pone en marcha una tienda online. Esta ya está visible en internet a la espera de que los clientes lleguen a ella y compren lo que ofreces, pero, ¿cómo hago que la vean?

La respuesta es Google. El buscador más utilizado del mundo es una ventana abierta a tus clientes potenciales. Es el lugar al que cada día acuden millones de personas para buscar mediante palabras aquello que desean comprar o conocer.

Por esta razón, son las palabras lo que debes trabajar. Y esto se hace mediante una estrategia de marketing de contenidos. Para ello debes comenzar por definir cuáles son las keywords en las que quieres trabajar; es decir, esas palabras clave que tu público busca para que puedan llegar a ti.

Define las palabras clave con las que vas a trabajar

Dentro de las palabras clave, hay varios conceptos que conviene conocer. Por un lado, están las palabras ‘long tail’, una tendencia que hace que puedas llegar a aquellos nichos de mercado por los que otras empresas no están posicionadas.

Un ejemplo para que puedas entender mejor de qué se trata esto del ‘long tail y cómo aplicarlo a tu estrategia SEO. Imagina que vendes zapatos; podrías pensar entonces que tu palabra clave es “zapatos”.

Sin embargo, los usuarios cada vez más utilizan términos mucho más precisos para afinar sus búsquedas, como puede ser “zapatos rojos de tacón”. De esta forma estarás definiendo mejor las características de tu producto y tendrás mayor probabilidad de llegar a tu público.

Crear una estrategia de contenidos implica que debes comprometerte con una frecuencia de publicación. A mayor número de contenidos, más palabras, más enlaces indexados en Google y más posibilidades de que te encuentren.

Por lo tanto, si inicias una estrategia de marketing de contenidos has de establecer una frecuencia de publicaciones. Esto es importante, además, porque el usuario que entre por primera vez a tu web a través del contenido confiará más en tu producto si ve que el contenido está actualizado.

Ten claro cuál es tu público objetivo y a quién te diriges

Burst-flechas en el blanco

Antes de ponerte manos a la obra, tienes que saber a quién va dirigido tu contenido. Es decir, debes hacer un estudio del perfil de usuario al que quieres llegar y al que quieres vender tus productos.

En este sentido, debes definir su rango de edad, su perfil socio-demográfico, poder adquisitivo… De este modo podrás crear contenido específico para que este tipo de usuario, de forma que termine consumiendo el producto que ofreces.

Ten en cuenta, además, que la persona que realiza sus compras a través de internet suele ser un perfil muy exigente, que compara precios y características del producto que quiere antes de decidirse a adquirirlo.

Por lo tanto, también es conveniente que estudies qué es lo que está haciendo tu competencia. Dedica tiempo a conocerla y ver qué tipo de estrategias están poniendo en marcha y cuáles les están funcionando.

Pautas de la redacción del contenido

El título debe incluir la palabra clave que queremos trabajar en cada uno de los textos. Haz que los párrafos sean claros: empieza por lo más importante incluyendo la palabra clave sobre al inicio del texto.

Haz que los textos sean directos y ordenados. La extensión también debes tenerla en cuenta, ya que Google valora los posts con más de 350 palabras, aunque es preferible que los textos tengan una extensión de más de 500 palabras.

Otro de los aspectos clave es estructurar los textos. Se deben utilizar títulos claros para cada bloque de texto en los que usaremos algunas de las palabras clave del bloque. Los diferentes epígrafes dentro del cuerpo del texto se marcarán como H2.

Otro de los secretos es usar plugins como Yoast. Esta herramienta se instala en tu web y comprueba la longitud de tus oraciones y párrafos, además de ofrecer datos que ayudan a comprobar si se está optimizando correctamente el contenido.

Es muy importante enlazar entre sí los contenidos de la web. Es fundamental que haya densidad de enlaces, pero siempre teniendo en cuenta que no se debe abusar. Estos han de utilizarse cuando sean relevantes y respondan a la palabra clave desde la que parte el link.

También te beneficiará mucho a nivel SEO que otras páginas que estén bien posicionadas enlacen a tu web. En este sentido, puedes trabajar también en una estrategia de link-building o de enlaces patrocinados para que tus links aparezcan en estos sitios web referentes.

Tipos de contenido

Aunque como decíamos, el texto es muy importante en tu estrategia, hay otro tipo de contenidos que son muy útiles. Formatos como el vídeo o las infografías pueden ser muy atractivos para el usuario.

  • Infografía. Precisamente uno de ellos, la infografía, es uno de los formatos que mayor relevancia ha ganado en los últimos años. La ventaja principal es que dan información de manera de forma breve, concisa y con un diseño muy visual.
  • Blog. También llamado "registro web", es una página web en la que agregas y actualizas contenido regularmente. A diferencia de otros tipos de publicaciones y artículos, los blogs tienden a presentar un tono más personal que ayuda a que puedas conectarte de manera más profunda con tu público
  • E-books. Estas mismas ventajas tiene el ebook. Además, ofrecen un contenido más amplio. Puedes aprovechar para crear un e-book de calidad y que para descargarlo el usuario tenga que suscribirse a tu newsletter. Una estupenda manera de poder avanzar en tu estrategia y tu relación con ellos.
  • Listas. Con esto nos referimos a un contenido textual, pero con una estructura específica en forma de listado. Con esto lo que se consigue es que el usuario capte rápida y fácilmente los puntos clave del contenido. Es una forma de facilitar su lectura y, por lo tanto, de enganchar.

Dentro de las listas están también los rankings, un tipo de contenido que viene muy bien para trabajar tu imagen de marca y posicionarte como referente dentro de tu sector. Para ello debes pensar muy bien sobre cómo hacerlo y, sobre todo, ser original.

  • Vídeos. Actualmente es muy fácil idear una estrategia de contenidos de vídeo, ya que con el mismo smartphone puedes hacer vídeos de mucha calidad. Este tipo de contenido sigue dominando las listas de los más consumidos. Entre sus principales beneficios está que retienen a la audiencia y ofrece un sinfín de posibilidades a la hora de mostrar tu producto o servicio. Además, se suelen compartir muy fácilmente y son susceptibles de hacerse virales.
  • Podcast. Este formato está en auge actualmente, ya que aporta mucha información útil a sus audiencias. Puedes elaborar podcast sobre algún contenido relacionado con tu tienda. Por ejemplo, si vendes productos de alimentación, un podcast sobre recetas, gastronomía o nutrición pueden ser un buen recurso. Lo mejor de este tipo de contenidos es que permite establecer una relación de confianza con los usuarios que, a corto o largo plazo, acabarán por confiar en consumir tu producto. Es, por lo tanto, una inversión de tiempo que merece la pena.
  • Webinars. Los webinars también están de moda en la actualidad. Se trata de formaciones que se hacen online y para las cuales el interesado debe suscribirse y dejar su correo electrónico. De esta forma, generas leads y puedes establecer una estrategia de email marketing con ellos.

Su utilidad más directa es esta, pero puede ser que además si el contenido gusta y estos usuarios quedan satisfechos, consigas vender tus productos o servicios. Así que ya sabes, ¡hazte experto en tu sector y compártelo! Y si necesitas ayuda extra, echa un vistazo a estas 7 Herramientas de creación de contenido gratuitas para generar más interacción en línea.

En definitiva, si quieres que la estrategia de marketing de contenidos de tu tienda online sea un éxito, solo tienes que seguir las instrucciones que te damos en este artículo. Seguro que consigues tus objetivos. ¡Mucha suerte!


¿ Tienes una idea de negocio?

Comienza a usar Shopify gratis por 14 días, sin necesidad de ingresar los datos de tu tarjeta de crédito


Antonio GodoyAutor invitado: Antonio Godoy navega en el marketing online y el emprendimiento digital para www.antoniogb.es, y es amante de los perros, la lectura y la discusión creativa.

 

Mapa de categorias: