Cómo optimizar una landing page de alta conversión

Cómo optimizar una landing page de alta conversión

En el artículo de hoy, vamos a hablar de cómo optimizar una landing page para conseguir una gran cantidad de conversiones. De esta forma, aunque tu tienda online en Shopify funcione bien de por sí, podrás ganar un pequeño extra.

Como ya sabes, una landing page es una página de aterrizaje y de venta que únicamente tiene dos posibles opciones: Comprar o salir de la página escribiendo otra en la barra de búsqueda. No hay más botones. Ni menús, ni sidebars.

Precisamente por ello, su conversión puede ser muy alta. Pero para que dé el 100%, hay que cumplir con algunas características adicionales, que te mencionaré a continuación. Así que presta atención, porque te puede ayudar a conseguir un extra mensual muy interesante.

 crear landing pages

¿Qué producto deberías vender en una landing page?

Antes de empezar a describir cómo debe ser una landing page excelente, hay que hablar de qué producto deberías vender en ella. Tienes que tener claro que una landing page se enfoca a un único producto, y, como tienes muchos, es mejor elegir bien.

Como puedes suponer, al tener que elegir, deberías decantarte por aquellos que te vayan a generar mayores rentabilidades. Así que, en un primer momento, deberías plantear los productos con grandes márgenes de beneficio como candidatos.

Sin embargo, puede que algunos de esos productos no sean excesivamente populares y, por lo tanto, en suma, no te vayan a generar tantos beneficios como podrían generarte otros productos con márgenes algo más reducidos.

Además, hay que tener en cuenta el factor moda y actualidad. En algunas ocasiones, puede que tú tengas un producto que, por alguna razón, se ha puesto muy de moda en los últimos días o semanas. Ese es un momento clave para aumentar beneficios con landing pages.

Por último, debes tener en cuenta el precio del producto. Puede que tengas un margen de beneficio muy alto con un producto que, al mismo tiempo, es muy caro. En ese caso, puede que no sea la mejor opción, porque tendrás menos ventas y, por tanto, menos beneficios.

Deberías tomar estas cuatro variables e ir anotando en una tabla los diez mejores productos en cada caso y, después, comprobar cuál tiene el mejor equilibrio entre los cuatro aspectos.

Ese producto que tiene equilibrio en esas cuatro variables, es un buen candidato a ocupar tu hoja de venta.

 

Empieza por un título y subtítulo impactante

Lo primero que tienes que hacer para captar la atención en una landing page, es utilizar un título y un subtítulo que sean realmente sorprendentes, impactantes, y que obliguen al lector a continuar viendo lo que le ofreces.

Recuerda que, en este primer momento, tu objetivo es engancharle y generarle el interés en continuar leyendo. Y, en eso, influyen dos cosas: El diseño, y el título y el subtítulo.

Puesto que el diseño es algo relativamente sencillo (bastará con que la landing no sea desagradable visualmente para que el usuario no se vaya) y de lo que hablaré en el último punto, centrémonos, de momento, en el título y el subtítulo.

Existen diferentes fórmulas para crear títulos impactantes y que generen en el usuario la necesidad de seguir leyendo. En general, se recomienda que describa una solución al problema que tiene el lector (la solución que aporta el producto que vendes).

Después, en el subtítulo, puedes aprovechar para añadir algo más de información, aprovechando algunas técnicas de copywriting como el social proof.

Por ejemplo, imagina que estás vendiendo una guía para adelgazar en un mes. Podrías utilizar algo así:

Título: Di adiós a 10 kilos en un mes

Subtítulo: La guía que ha ayudado a bajar de peso a más de 1000 personas.

En primer lugar, muestro un mensaje claro y visible (la metáfora del adiós, una cifra concreta, no utilizo “kg” sino “kilos” para que se lea mejor, indico un plazo temporal, etc.). En segundo lugar, aporto una prueba social (hay más de mil personas disfrutando de la guía).

En suma, es algo lo suficientemente atractivo como para que el lector siga bajando y averigüe qué es lo que tengo para él. Así que el primer objetivo se ha cumplido.

 

Incrusta un vídeo breve pero llamativo

Este punto puede ser el más difícil de llevar a cabo para la mayoría de personas. Es por ello que, en la mayoría de landing pages, no aparece. Y es triste, porque, al mismo tiempo, es uno de los más eficaces.

Deberías contar con un vídeo breve, de un par de minutos, en el que se utilicen diferentes técnicas de persuasión que llamen la atención al lector y le hagan comprender que “necesita” realizar la compra.

Este tipo de técnicas son la de agitar el problema, contar una historia, mostrar historias de éxito, etc. En realidad, son técnicas que utilizarás más tarde, de forma escrita, en toda la carta de venta, pero es importante que las muestres en vídeo.

¿Por qué? Porque hay mucha gente que no se convence tanto a través del texto como sí a través de vídeo. Contando con ambas opciones, te garantizas una tasa de éxito mucho más elevada.

Además, debes tener en cuenta que muchas personas, aunque pudieran convencerse a través del texto, no lo leerán. Es probable que escaneen el contenido y decidan a partir de ahí (y eso es mucho pedir, ya que muchas personas ni siquiera lo leerán).

Y la persuasión necesita un poco de atención para ser efectiva.

Por lo tanto, teniendo en cuenta que, a medida que el lector va bajando, va perdiendo la atención, será recomendable que, nada más leer el título y el subtítulo, tengan un vídeo que pueda consumir fácilmente, en poco tiempo, y le seduzca.

A partir de ahí, puede que, directamente, realice la compra, o siga leyendo, esta vez con muchas más ganas de ver qué ofreces y, por lo tanto, con mayor atención y más posibilidades por tu parte de seducirle y convencerle de realizar la compra.

Una última cosa: He mencionado que, en el vídeo, utilizarás las mismas técnicas de persuasión que en el texto. Esto es cierto, pero debes poner ejemplos diferentes y con “formas” distintas, de forma que no parezca una repetición.

Por ejemplo, si utilizas casos de éxito de diferentes personas, asegúrate de que las personas del vídeo no sean las mismas que en la hoja de venta (o que coincida solamente una o dos personas). Así, dará la sensación de que hay mucha más gente que lo ha probado.

 

Escribe un copy persuasivo

El siguiente paso es presentar un texto que mantenga enganchado al lector y lo lleve, sutilmente, desde la desconfianza hasta la necesidad de realizar la compra. Y, para ello, existen numerosos trucos que pueden ayudarte.

El primero de los trucos es el de estructurar tu mensaje en el esquema de problema-comprensión-solución. Este esquema ayuda a recordar al lector su problema, ponerte a su nivel para que haya una conexión y, gracias a ella, se atreva a probar tu solución.

Además de este esquema, tienes otras técnicas que pueden ayudarte, como la utilización de un mensaje positivo en lugar de uno negativo (decir lo que tiene que hacer y no lo que no tiene que hacer).

Otra técnica útil es la de utilizar verbos en lugar de adjetivos y adverbios, a que los primeros contribuyen a que haya dinamismo y llevan al lector a actuar, mientras que los segundos conducen a la parálisis y a la falta de dinamismo en el texto.

También puedes utilizar la técnica de los párrafos y frases cortas y contundentes, que se procesan más rápidamente y, en consecuencia, es más fácil que penetren en la mente del lector y la condicionen.

Existen muchas otras técnicas, como permitir cierto grado de elección, aportar números enteros en lugar de estadísticas, utilizar el tú y el nosotros de forma estratégica, etc.

En definitiva, un texto seductor y persuasivo que conduzca al usuario a realizar la acción que quieres que realice, que es comprar. Antes de escribir el texto, puedes buscar información acerca de cómo hacerlo muy persuasivo. Hay técnicas realmente buenas.

 

Muestra casos de éxito

En la misma hoja de venta deberías mostrar casos de éxito. Es decir, historias de personas que han utilizado el producto que vendes y que han resuelto su problema. No tienen por qué ser historias largas, pero tienen que ser historias con las que el lector se identifique.

En general, las historias ayudan a que el lector empatice y se decida a realizar las acciones que el protagonista de la historia ha realizado, sobre todo si tenían el mismo problema y el protagonista de la historia lo ha logrado solucionar.

Conviene mencionar, además, que las historias pueden ser útiles en la propia hoja de venta. Es decir, siendo tú el protagonista de la historia. Sin embargo, la utilización de varios casos de éxito con pequeñas historias puede tener resultados aún más positivos.

¿Por qué? Porque estás utilizando ambas fórmulas. La de utilizar un texto persuasivo, pero sin historia, y la de utilizar historias. El resultado, por lo tanto, tiende a mejorar.

 Sobre la veracidad de las historias, depende de tu ética. Siempre será mejor que acudas a personas que han utilizado tu producto y han conseguido buenos resultados, aunque si utilizas historias falsas, nadie lo descubrirá.

 

Publica comentarios positivos (y alguno negativo)

Otra de las claves es utilizar comentarios positivos en tu hoja de venta. Son similares a las historias, pero sin necesidad de que sean tan extensos. Así, puedes incluir una mayor cantidad, lo que contribuye a generar mayor prueba social.

La persona objetivo entrará a la carta de venta, verá el vídeo, el texto y las historias de éxito, y, después, verá comentarios de gente que ha adquirido el producto antes que él y ha dejado un comentario señalando que le ha resultado útil.

Eso da confianza, y más aún si colocas estrellitas a modo de review. Para generar más confianza todavía, deberías colocar algún comentario negativo, pero enfocándolo desde un punto de vista positivo.

Por ejemplo: “No tiene un gran diseño. Supongo que ha preferido centrarse en ofrecer el mejor contenido”.

Es un comentario negativo, porque indica que le diseño no es atractivo, pero también es positivo, porque indica que el contenido es muy bueno. Estos comentarios dan verosimilitud a la hoja de ventas.

Por último, como en el caso anterior, deberías buscar comentarios reales. Sin embargo, si utilizas comentarios falsos, nadie descubrirá que lo son.

 

Utiliza varios CTAs

Otra de las claves para que una hoja de venta funciona, es utilizar varios CTAs. A cada persona le convencerá una parte de la hoja de venta (quizá el vídeo, quizá el texto, quizá las historias, quizá los comentarios…), por lo que es útil colocar varios CTAs.

Te recomiendo utilizar CTAs que lleven a la compra, con algún descuento por razón de tiempo (“Antes valía 19€, pero, en las próximas 24 horas, puedes conseguirlo por solo 9,99€”), al acabar cada uno de los apartados de la landing page.

 

Cuida al máximo el diseño y las fotografías

Por último, trata de conseguir un buen diseñador que haga que todo quede bonito, y céntrate en utilizar imágenes de personas sonriendo, mirando a la cámara (una mirada nos incentiva a la compra).

Tienes que complementar todo lo anterior con un buen diseño para que el resultado sea óptimo.

 

Como puedes ver, optimizar una landing page de alta conversión no es demasiado complicado. Eso sí, en algunos casos, puede que necesites la ayuda de un diseñador, un programador o un copywriter.

Sin embargo, si tienes esa ayuda, puedes contar con estas páginas de venta y conseguir un extra de beneficios al mes de lo más interesante, y por una inversión relativamente pequeña.

¿Y a ti? ¿Se te ocurre algún otro truco que implementar en la landing page para conseguir unos resultados más positivos? Cuéntamelo en los comentarios.

Temas:

Deja comentario ...

Empieza tu periodo de prueba de 14 días gratis con Shopify