5 errores que los emprendedores cometen mientras trabajan desde casa

5 errores que los emprendedores cometen mientras trabajan desde casa

feature

Desde que la mayoría de los emprendedores que están utilizando el comercio electrónico ya no cuentan con una oficina tradicional, hemos publicado una serie de contenidos sobre cómo trabajar mejor desde casa. El primer artículo nos dejó cinco estrategias para generar productividad desde la oficina que implementes en tu casa. Posteriormente mostraremos cómo este espacio se puede hacer confortable y efectivo.

Hoy, te diremos cinco de los errores más comunes que los emprendedores hacen cuando trabajan desde casa, además de tips que te detendrán de caer en trampas capciosas.

1. No se establecen límites

Siempre van a existir platos, cosas que limpiar y platillos por cocinar en el hogar. Puede ser tentador tomar un pequeño descanso para manejar estas tareas domésticas o para pasar unos momentos con los hijos, o ver la televisión, pero hay que evitar estas distracciones tanto como sea posible. Mientras estás realizando estas tareas, tus competidores están robando la atención de tus clientes.

Hacer un sándwich es una cosa, pero cada vez es más difícil resistirse a las distracciones familiares del entorno. Es necesario establecer límites. Tu familia tiene que recordar que aunque estás en casa todo el día, no puedes darte el espacio de jugar o ir por el súper. Recuérdales de la mejor manera, que estás trabajando y que no debes ser interrumpido a menos que tengas un descanso o que sea una emergencia.

2. Trabajar en pijama

Claro que es cómodo estar en pijama, pero andar por tu casa en pijama de puntitos y pantuflas de conejo puede causar más daño que cosas positivas. No quiero decir que no debas vestirte cómodamente, pero es importante que pintes una línea entre tu vestimenta de relax y de trabajo. Cuando usas pijama (o algo similar) nunca vas a dejar de sentirte en ese estado de relajación.  Si siempre te sientes en cama, lo más probable es que actúes así también. Incluso si es a un nivel subconsciente.

Cuando te levantes en las mañanas, cámbiate de ropa a algo más profesional. Deja el estado de relax y ponte a trabajar. Una vez que estés vestido correctamente, actúa diferente. Debes encontrar la concentración, productividad y vas a ver que tu confianza se verá incrementada.

3. Trabajar a horas irregulares

Generalmente, no es buena idea dormir mientras tus clientes están comprando. Debes trabajar en horarios en donde la mayoría de tus clientes se encuentren trabajando. En el mundo del comercio electrónico, en donde las ventas se generan mientras tú puedes estar dormida, puede ser tentador trabajar cuando sea y cuando quieras. Esto está bien a veces, pero es mejor no hacerse el hábito de trabajar en horarios irregulares.

Si manejas ventas, soporte al cliente y acciones de marketing, debes ser capaz de contestar correos, llamadas y tweets tan rápido como sea posible. Prueba con manejarte bajo una rutina, y encontrarás tu lado productivo. Este tipo de trabajos no aplica para todas las personas, porque una de las mayores ventajas de trabajar desde casa es escoger tus propios horarios. Se flexible pero respeta horarios para empezar y terminar de trabajar, la hora de la comida, etc.

4. Siempre trabajar desde casa

Estar en el mismo lugar o espacio durante horas es malo. Estar así por días es aún peor. Necesitas salir a respirar de vez en cuando, toma aire fresco y absorbe un poco de la luz solar. O al menos date un tiempo para trabajar en un café, una librería o cualquier otro ambiente laboral.

Todos los días haz un esfuerzo para salir y respirar aire libre. En vez de comer el almuerzo en la cocina todos los días, intenta comer en un parque local, o incluso encontrarte con un amigo; la interacción social es muy importante. Deberías considerar unirte a una asociación profesional de tu industria. Además de crear contactos, es saludable tener reuniones a las que puedes asistir después del trabajo.

5. No mantenerte organizado

Solo porque tu casa esté desordenada, no significa que tu espacio de trabajo también lo esté. Para la mayoría de la gente, tener un espacio laboral desorganizado causa estrés e impide la productividad.

Es de vital importancia invertir en la organización, así que no tengas miedo de gastar dinero en cosas que te mantengan organizado: un buen organizador, un escritorio grande y un monitor de buen tamaño.

Deja comentario ...

Empieza tu periodo de prueba de 14 días gratis con Shopify