Cómo algunas ideas han cambiado la industria del juguete en épocas navideñas

Cómo algunas ideas han cambiado la industria del juguete en épocas navideñas

feature

Después de algunos años y durante la temporada de vacaciones, parece una idea ridícula que un producto o juguete se vuelva increíblemente popular.

Así es como se generan esas ideas innovadoras de productos, aunque algunos piensan que son improbables; pasaron de una brillante chispa de inspiración a un descubrimiento en coincidencia que se disfruta y se ama por millones de personas.

Veamos tres diferentes ideas que hicieron que en algún momento, alguna navidad fuera diferente. Quizá las estrellas se alinearon para que esto fuera posible.  

O tal vez fue sólo un accidente.

1. Slinky

En 1943, el ingeniero naval Richard James estaba trabajando en una manera de mantener a los instrumentos sensibles de una manera constante en el mar, cuando de repente se topó con un resorte en su escritorio. Inmediatamente pensó como este sencillo elemento podía escabullirse en el suelo y ser un juguete divertido. Después de buscar en el diccionario, su esposa decidió un nombre: Slinky.

Pero en la industria del juguete, las tiendas no querían este producto y las ventas fueron lentas los dos primeros años. Eso cambió durante las vacaciones de Navidad de 1945, cuando un gran almacén de Filadelfia dio con Slinky. La gente se volvió loca por él y se vendieron las 400 unidades en menos de dos horas. Fue un pequeño error que se convirtió en una gran moda navideña y en un negocio de poca inversión.

Mientras que Slinky puede ser catalogado como un feliz accidente, otras ideas parecen más calculadas.

2. Señor Cara de Papa (Mr. Potato Head)

En 1949, el inventor George Lerner pensó que los niños debían jugar con papas. Lerner sugirió que se le pudieran pegar ojos y boca a literal una papa. Para que quede claro, este no es el señor cara de papa que conocemos actualmente.

En la industria del juguete, las compañías no pensaron que la idea fuera a funcionar, porque las madres no estaban dispuestas a tirar alimentos como juguetes para niños. 

En realidad, nadie quería la idea hasta 1951 cuando se le presentó a una empresa llamada Hassenfeld Brothers y les encantó. De hecho, les gustó tanto que el Sr. Cara de Papa fue la estrella del primer anuncio de televisión jamás hecho para un juguete. Ellos vendieron un millón en un solo año.

Una buena campaña de marketing y publicidad sin duda ayudó a Mr. Potato Head, pero ¿puede un producto por si solo convertirse en un éxito?

3. Pet Rock

En 1975, el ejecutivo Gary Dahl estaba en un bar escuchando que sus amigos se quejaban de lo difícil que era cuidar de sus mascotas. Fue entonces cuando se le ocurrió la idea de una mascota que no necesitaba ser alimentada o salir a caminar. Una mascota que costaría muy poco producir, pero que se podía llegar a vender en $4.

Lo que él inventó fue Pet Rock. Una roca aparentemente normal con un manual de instrucciones de 32 páginas que describe cómo lavarla y muestra cómo enseñar trucos para hacerse el muerto. Sorprendentemente, la idea tuvo éxito casi al instante y 1,5 millones de Pet Rock se vendieron previos a la navidad de ese año.

¿Qué significa esa manía navideña?

Hablamos con Chris Byrne para averiguar por qué algunos juguetes despegan, mientras que otros no lo hacen. Él ha pasado más de 30 años en la industria del juguete y basándose en su experiencia escribió Toy Time!. Esto es lo que nos dijo:

"Nadie puede predecir una moda pasajera. Entra en la cultura y entonces todo el mundo quiere tenerlo. Entonces se convierte en una forma accesible de decir, «¡Hey! Soy parte de la cultura, soy parte del aquí y ahora» Sabes que quizá no puedas tener un bolso Birkin o un BMW, pero puedes tener un Tickle Me Elmo por $34".

Aunque, no podemos predecir cuál será la próxima moda, sí sabemos cómo va a influir en el comportamiento del consumidor. Una vez que un nuevo juguete se convierte en calor, ser dueño de ella se convierte en un símbolo de estatus y todo el mundo quiere tener en sus manos en él.

Chris también nos recordó el aspecto más sorprendente de todas estas ideas y los juguetes que se fabricaron. Algo que a menudo se olvida gracias al auge de los juguetes y la fiebre de vacaciones.

"Cada niño trata su juguete de una manera diferente. Cada niño tiene algo diferente. Es sólo un trozo de plástico inerte hasta que la imaginación del niño lo trae a la vida".

¿Cuál fue ese juguete navideño que sentiste fue una locura cuando eras niño? Recuerda con nosotros esto en el apartado de comentarios.

Acerca del autor

Cassandra Campbell

Casandra Campbell es emprendedora, fan de la cerveza y creadora de contenido en Shopify. Síguela en Twitter.

 

 

 

Temas:

Deja comentario ...

Empieza tu periodo de prueba de 14 días gratis con Shopify