Define el perfil del cliente ideal de tu tienda virtual

Define el perfil del cliente ideal de tu tienda virtual

feature

Para que tengas un negocio en línea exitoso necesitas tres elementos básicos que lo conformen: una tienda virtual funcional, los productos que vas a ofrecer y el mercado que los va a consumir.

Ya hemos hablado sobre los primeros dos puntos, por lo que hoy vamos a definir cuáles son los puntos básicos que debes considerar al momento de identificar quién es tu cliente ideal y cómo afecta cada uno en los elementos internos de tu tienda.

Para empezar, los perfiles de clientes ideales se pueden utilizar en todo tipo de negocios y no sólo en aquellos grandes y reconocidos. Tener este perfil ayuda al momento de crear una estrategia de ventas y acciones de marketing y promoción.

Si aún tienes duda de por qué es necesario que te sientes e identifiques a esta persona ideal, recuerda que es uno de los elementos que puede ayudarte a planear el desarrollo de tu negocio, así como los planes de ampliación y crecimiento a futuro para ser parte de un mercado más competitivo. Al inicio puede que tengas un producto estrella que se venda durante un tiempo determinado y después pase de moda y no sepas qué hacer con él, es una situación bastante común que conforme crece tu negocio se te va a presentar más seguido.

El perfil de tu cliente ideal te va a dar una idea de por qué cambia de opinión y qué es lo que ahora espera, por lo que debes prestar atención y tener acciones de respaldo.

Además, estos perfiles sirven para entender qué tipo de campañas publicitarias debes emplear y qué elementos son los más atractivos para los espectadores a los que va dirigida. En el comercio electrónico también funciona este aspecto ya que los anuncios que manejes en línea, como carteles y banners, deben estar estructurados de una manera atractiva para que sea de interés y den clic en él. De la misma manera, al armar tú campaña de PPC debes saber qué elementos le importan al cliente y cuáles debes incluir.

Considerando que ya existen herramientas que permiten monitorear perfiles de personas por datos demográficos y psicográficas, y que ahora las redes sociales permiten clasificar contenido dependiendo de la selección del perfil del espectador indicado, es mucho más simple tener en la mira a las personas que quieras que tu negocio tenga como clientes y embajadores de tu marca, haciendo referencias positivas a tus productos.

Estas razones no están aisladas una de la otra ya que los anuncios están relacionados completamente con el dinamismo del negocio y su crecimiento y esto se nota gracias a la disponibilidad que ahora existe en Facebook y Twitter para publicar anuncios pagados.

Lo primero que debes hacer es crear el perfil de tu cliente presente, con las características que consideres que actualmente pueda tener la persona interesada en tu tienda virtual y tus productos. Ingresa para posteriormente añadir un poco de datos demográficos. En el comercio electrónico este último aspecto no es tan relevante gracias a su amplio alcance, pero quizá no sea tan efectivo vender abrigos o botas en una ciudad o país en el que sólo los utilices una vez al año.

Si tienes dudas sobre qué tipo de elementos incluir, te compartimos algunos ejemplos.

  • Ubicación
  • Genero
  • Estado civil
  • Edad
  • Hobbies
  • A qué se dedica
  • Ingresos y egresos
  • Actividades
  • Motivaciones de compra. Ej. ¿Compra para uso personal o regalar?

Recuerda que conforme pase el tiempo, tu tienda vaya creciendo y tus productos se vayan multiplicando, tu estrategia de ventas se verá afectada y tus objetivos financieros y empresariales tendrán un nuevo aspecto. Lo mejor que puedes hacer es que tu estrategia sea a corto plazo, y vayas documentando cada cambio notable para que en un futuro puedas darte cuenta cómo tu público fiel se ha adaptado a tus cambios y qué tanto público nuevo estás adquiriendo.

Cuando ya tienes el armazón del perfil, es momento de definir si tu cliente es final o secundario y aquí es en donde puede que te demos más trabajo. Desde el inicio hemos hablando de un solo perfil pero quizá te encuentres que requieres uno más.

Los perfiles finales son aquellos que comprarán y consumirán el producto de manera personal o lo obsequiaran a personas allegadas. En pocas palabras, no comercializarán con tu producto y no obtendrán ningún tipo de ganancia monetaria. Los clientes secundarios o también llamados proveedores se encargarán de comprar tu producto y ofrecerlo a sus clientes en un mercado el cual tú no has explotado y por consiguiente obtendrán ganancias económicas para seguir con un ciclo de compra en el cual tú eres su proveedor.

Además en estos momentos solo tienes una tienda virtual pero probablemente en un futuro y dependiendo de los resultados quieras comercializar de manera física, por lo que no está de más que mientras se vaya acercando la fecha de que eso suceda, comiences a generar un perfil nuevo que muestre los posibles clientes, tanto finales como secundarios, de tu tienda física.

Una última recomendación para que cubras este apartado es “ve de lo general a lo específico”. Con esto lograrás avanzar más rápido.

Para complementar, agrega una fotografía de una persona que físicamente cumpla con las características antes mencionadas, sólo para tener de referencia. De preferencia no selecciones una imagen de Google; consulta los bancos de imágenes existentes como freepik.es que te permiten descargar gratuitamente una imagen de perfil.

Con toda la información que te hemos proporcionado quizá ya puedas tener una idea más clara de la importancia que tiene el perfil de tu cliente ideal en tu tienda virtual, no sólo al momento de lanzarla al mercado, sino durante todo el tiempo que esté vigente.

Si has hecho un perfil de cliente y tienes otras recomendaciones, esperamos puedas compartirlas con nosotros.

1 comentarios

  • claudio suero
    claudio suero
    April 21 2016, 05:24PM

    Muchas gracias por el contenido , quiero mantenerme actualizado con las novedades que seguirán surgiendo……

Deja comentario ...

Empieza tu periodo de prueba de 14 días gratis con Shopify