Cómo un ex convicto cambió su vida y construyó un negocio de comercio electrónico que genera miles de dólares al mes

Cómo un ex convicto cambió su vida y construyó un negocio de comercio electrónico que genera miles de dólares al mes
feature

Este es un guest post de Robert Nava, dueño de National Parks Depot.

Ser el fundador de un sitio web de comercio electrónico con éxito no es algo que yo hubiera predicho. Hace un año, la idea ni siquiera estaba en mis planes. Es algo que me tomó un montón de planificación y preparación, junto con años de experiencia para llevar a cabo.

Crear National Parks Depot y obtener un nivel de reconocimiento y éxito me tomó básicamente un mes, durante el cual tuve que encontrar un producto que vender, crear una tienda y promover el producto a cerca de un millón de prospectos. Las ventas fueron tan buenas que tuve que contratar una persona para ayudar con el inventario.

Construir National Parks Depot usando Shopify ha sido una de las cosas más fáciles que he hecho. No tengo experiencia en ventas o marketing,  así que no es como si estuviera destinado a tener éxito en esto. De hecho, con mi historia, parecía poco probable el éxito. Pero con todas las piezas correctas en los lugares correctos, lo que parecía ser muy poco probable en realidad se convirtió en una realidad.

Vida temprana y encarcelamiento

La primera parte de mi vida la pasé en la cárcel. Desde la edad de 11 años hasta los 27 estaba dentro y fuera de instalaciones y correccionales por diversos delitos. Era adicto a las drogas, estaba perdido y sin esperanza. En ese momento, nadie hubiera imaginado que décadas más tarde estaría tan involucrado en negocios, ventas o marketing. Como he dicho, yo no era un candidato probable para tener éxito.

En septiembre del 2007, salí de la prisión estatal de California y nunca mire atrás. Mi vida fue totalmente diferente desde ese día en adelante y el cambio tan drástico me sorprende aún siete años después. Pasaron rápido siete años, y ahora tengo una familia, un negocio, y estoy trabajando por sacar un título académico.

Hay algo en los ex convictos que nos hace buenos candidatos para ser emprendedores. Quizá sea la manera en la que nos permite ser diferentes y sobresalir de la multitud. Cuando decidí que nunca miraría atrás ni regresaría al crimen y prisión, me di cuenta que mi visión estaba enfocada completamente. Mi motivación seria tener éxito por mí y mi familia.

Eso suena muy bien pero no fue nada fácil. Después de algunos años, mientras que era un estudiante de ingeniería a tiempo completo, tuve muchas aventuras de negocio. Algunos fueron un fracaso casi inmediato. Algunos fueron sustentables por un periodo corto de tiempo, pero sólo una aguantó e inmediatamente tuvo éxito, ese fue National Parks Depot. 

Cuando empecé esta tienda, no estaba en la mejor posición financiera. Mi familia no podía pagar el alquiler y tuve que hablar con nuestro casero para poder mantener un techo para mi familia. Incluso tuvimos que recurrir a la ayuda del Gobierno. Fue un punto bajo, y yo estaba a punto de renunciar a mi empresa.

En ese momento, tenía una pequeña página de Facebook en la que me dedicaba a compartir imágenes de parques nacionales de todo el mundo. Vendí camisetas a través de esta página y comencé  a pensar que podría vender más productos para este público. Hubo un problema – no tenía ningún producto propio para vender. Había oído hablar de algo llamado dropshipping y pensé que podría probarlo.

Así que eso es lo que hice.

Primeros pasos con dropshipping

Encontrar personas que realicen dropshipping fue una actividad frustrante y de miedo, a veces. Pero una vez que lo haces, en realidad no es tan difícil. La clave es tener un producto en la mente. Simplemente me puse a buscar los elementos que se venden bien en otros lugares. Una vez que los encontré, me puse a crear mi propia oferta para ver si era algo que la gente iba a comprar. Si lo hacían, debía encontrar un proveedor de ese producto confiable.

El error que muchas personas comenten es buscar al proveedor para tratar de venderle el producto. Cuando haces esto, te limitas. Una vez que identifico un producto, simplemente contacto con el proveedor por correo electrónico y pregunto si están dispuestos a hacer dropshipping.  Me sorprendió la cantidad de proveedores que dijeron que sí.

En tan sólo unos días, tuve National Parks Depot creado en Shopify y listo para promover. No soy el mejor vendedor, pero a través de todos mis fracasos en los últimos años tuve la oportunidad de aprender un par de cosas que me ayudaron a promover esta tienda para que tuviera éxito.

Publicidad en Facebook

La página de Facebook sólo tenía algunos cientos de fans, así que si queríamos obtener ventas en gran escala, necesitábamos pagar publicidad. Pero como mencioné antes, no podía ni pagar la renta así que pagar publicidad era algo fuera de mi mente. Bueno, casi.

Pensé en intentarlo con un pequeño presupuesto de $60 y determinar a partir de las ventas si valía la pena seguir adelante. Esos $60 de nuestra era se convirtieron en $ 1,000 en ventas en el primer día. Estaba muy emocionado.  En el segundo día, me decidí a duplicar el presupuesto y ver qué pasaba. Efectivamente, las ventas casi se duplicaron también. En los próximos días, repetí este proceso varias veces –  y cada vez las ventas crecían más.

Desde que experimenté con dropshipping, nunca he tenido control sobre el inventario. Después de una semana de grandes ventas, mis proveedores comenzaron a quedarse sin existencias y me quedé atrapado con toneladas de ventas y no de productos. Entré en pánico para encontrar los productos en otros lugares, ya que no tenía suficiente capital acumulado para la compra de inventarios.

Fue entonces cuando recibí ayuda de una fuente poco probable: mi casero Shawn. Él sabía de mi situación financiera; era a él a quien no podía pagar el alquiler. Trabajamos juntos en el pasado, por lo que también sabía de mi meta de tener éxito. Le dije a Shawn sobre las ventas y le hice saber que necesitaba ayuda para continuar. Él decidió venir y ayudar en las áreas en las que necesitaba mejorar, lo que nos sirvió para a tener mejor control de inventarios y más ventas.

Durante las próximas semanas, gastamos miles de dólares en anuncios de Facebook para atraer tráfico a la tienda. Al igual que cuando inicie, cada dólar que salía, atraía a más. Poco después, dos meses posteriores al lanzamiento para ser exactos, teníamos un volumen de ventas de cerca de $80,000. Claro que han existido contratiempos que superar, pero siempre se puede aprender de ellos. Al final, todo vale la pena.

A pesar de que yo no era candidato para tener éxito, lo tuve. He aprendido que hay recursos por ahí que nos ayudarán a hacer lo que queramos, sólo tenemos que encontrarlos. Para National Parks Depot, el éxito se lo debemos en gran parte a Shopify y Facebook. Sin ellos, no existiríamos.  

Acerca del autor

Robert Nava es padre, estudiante de ingeniería, y emprendedor que comenzó si vida con obstáculos, pero que después de unos años, creó un exitoso negocio. Robert fundó National Parks Depot en el 2014. 

1 comentarios

  • Robert Martinez
    Robert Martinez
    June 06 2014, 02:20PM

    Wao impresionate!

Deja comentario ...

Empieza tu periodo de prueba de 14 días gratis con Shopify