¿Por qué debes fallar? (Y cómo deberías hacerlo)

¿Por qué debes fallar? (Y cómo deberías hacerlo)

feature

La mayoría de nosotros tememos al fracaso más que a cualquier otra cosa en el mundo.

El fracaso es doloroso, todos sabemos eso. Pero el fracaso también es útil. Fracasar es la mejor manera para hacer que las personas crezcan, porque fallar es la única manera en la que realmente aprendemos. Nos permite saber cuándo debemos cambiar de rumbo, y nos da la experiencia para hacer algo la próxima vez.

Ese es el tema del reciente libro de Megan McArdle, una ex periodista del The Economist y The Atlantic que actualmente escribe para Bloomberg View. El libro se llama The Up Side of Down: Why Falling Well Is the Key to Sucess.

El libro es un recordatorio esencial de que aceptar el fracaso es una manera de aprender y re-inventar. Es una lección útil para todos, especialmente para los emprendedores. El libro está lleno de información e investigación. Hay un montón de anécdotas interesantes, y decidimos compartir seis de las más valiosas para todos los emprendedores.

¡Prepárate para leer algunas historias divertidas de las cuales seguro aprenderás algo!

Historia 1: Construye una estructura de Spaghetti

"No he fracasado. Acabo de encontrar 10.000 maneras que no funcionan "-. Thomas Edison

Peter Skillman es diseñador de experiencias de usuario que llegó para mostrar ejercicios de diseño, llamado Marshmallow Challenge.  

Skillman reúne diferentes grupos de personas (por ejemplo, ingenieros, abogados, MBAs, niños pequeños), les da 20 trozos de espagueti, un metro de cinta, una malvavisco, un trozo de cuerda, y 18 minutos para construir una estructura libre, que sea fuerte para soportar el malvavisco y lo más alta posible.  

¿Adivina quién lo hizo peor?

Los MBAs. Estaban demasiado ocupados escribiendo declaraciones de misión y trazando gráficos de organización para construir una estructura sólida. Los abogados lo hicieron casi tan mal. Muchas personas en ambos grupos pasaron más tiempo experimentando con juegos de estatus que construyendo lo requerido.  

¿Quiénes lo hicieron bien? Los ingenieros del MIT, sin duda. Pero la gente con mejores resultados no son los que se esperaría:

Los niños construyeron estructuras más altas que las de los ingenieros, e hicieron algo que ningún otro grupo hizo: pidieron más espaguetis.

Claro que no se sintieron amenazados. Más importante aún, no tenían miedo al fracaso.

En lugar de perder tiempo tratando de descifrar quién está a cargo y cómo debería ser la torre, con ideales de construcción, se lanzaron a construir y crear. Experimentaron y solo construyeron la torre más alta que podían.

Estas torres eran ilógicas, pero eran más altas que las torres perfectamente equilibradas y estéticamente elegantes construidas por los ingenieros.

Los niños pequeños construyeron estructuras más altas debido a que no perdieron tiempo en estatus, ya que desafiaron  las suposiciones,  porque no había miedo de experimentar.  

"Varias iteraciones", dice Skillman, "casi siempre se supera en torno a una sola idea."

Historia 2: No sabes qué tan exitoso eres hasta que lo logras

"No importa qué tan bajo caigas,  sino qué tan alto rebotes” - Zig Ziglar

Si viviste a través de los años 90 recordarás un set muy ambicioso construido en el agua. 

Esa película requirió un set construido por un masivo cuerpo de agua que simulaba el océano. Es difícil y riesgoso, por no mencionar el costo de trabajar con ese material; en una ocasión, una ola arrastró una pieza del set, que tuvo que ser reconstruido a un costo de $8 millones. Al sobrepasar el presupuesto, superando los $200 millones, se convirtió en la película más cara de la historia hasta entonces.

El reparto y el equipo se mostraron escépticos públicamente del éxito de esta película. Se enfrentaron a enormes retrasos en la producción. La película iba a ser un éxito de taquilla del verano, pero se retrasó y tuvo que estrenarse en noviembre.

La prensa se ​​burló de la película y el director. El estudio perdió la esperanza y el equilibrio. Incluso el director se mostró pesimista: Se trabajó  con el conocimiento absoluto de que el estudio perdería $100 millones. Era una certeza.

Cuando la película finalmente salió, la recepción fue tibia. Pero, ¿qué pasó pocos meses después?

Fácil, ¿te suena el nombre de Titanic? Claro que sí, porque sigue siendo una de las películas más taquilleras de todos los tiempos, después de los ajustes por inflación.

Nadie lo vio venir. Todo el mundo había perdido la esperanza: el elenco, el equipo, el estudio, la prensa; incluso el director quería simplemente lograr que se hiciera. Nadie sabía que podría tener éxito. Y así fue.

Titanic desafió las expectativas. Había un mercado para la película cuando nadie pensaba que esto era realidad. Por lo general, los emprendedores son optimistas, incluso cuando no hay nadie más. Ese no fue el caso aquí. Las personas que trabajaron en el proyecto, que tenían más motivos que nadie para creer en sí mismos, eran abiertamente pesimistas sobre el éxito de esta película.

Pero era un ganador. El punto de McArdle es que nadie sabe realmente qué productos tendrán éxito hasta que se ponen en marcha. Hay compañías fallidas detrás de casi todos los empresarios exitosos, y casi todas han lanzado productos que han fracasado.

Historia 3: ¿Qué tanto te dice una investigación de mercado?

"El único error real es aquel del que no aprendemos." - Henry Ford

Una venerable compañía en una vieja industria estaba un poco ansiosa; un competidor a distancia en ventas estaba desarrollando un nuevo producto.

El primer producto de la compañía salió cuando Lincoln estaba todavía en la Casa Blanca. Fue una de las firmas más respetadas en Estados Unidos. Es una empresa con tradición – y una gran cantidad de recursos.

¿Cómo le respondió a su competidor? Inició un proyecto para desarrollar un producto de reemplazo que se vendió más que el de su competidor. Pero antes de lanzarlo, se hizo todo lo posible para tratar de asegurarse de que el producto se vendería. ¿Cómo pudo hacer eso? Por la puesta en marcha de una gran cantidad de investigaciones de mercado.

En realidad, eso es un eufemismo. La compañía encargó más investigaciones de mercado que cualquier otro. Los investigadores dieron la vuelta al país, desde Pennsylvania a Wisconsin y a California, ofreciendo muestras a sus clientes y haciendo mejoras a su producto. Se llevaron a cabo encuestas y preguntas en focus group.

La respuesta fue abrumadora, ya que el nuevo producto era mejor,  no sólo del producto anterior,  también sobre aquel que el competidor ofrecía.

La compañía estaba segura de que tenía un producto ganador en sus manos.

¿Qué sucedió cuando el producto fue lanzado?

El contragolpe de la New Coke casi derribó a toda la compañía. Duró menos de tres meses antes de que Coca -Cola Coke volviera a los estantes.

Seguramente habrás oído el término "producto viable mínimo”. No tienes que actuar como actuaron los de New Coke y esperar a que los grupos de enfoque te digan qué hacer. Construye un producto básico y luego lánzalo y ve si a la gente le gusta. Entonces, con un proceso de retroalimentación,  aprende continuamente y refina sus características.

Ésta es la era de Internet. Como Naval Ravikant, co -fundador de AngelList dice: "¿Hardware? No, ahora solo ingresa a Amazon o Rackspace. ¿Software? Ya todo es de código abierto. ¿Distribución? Es la App Store, es Facebook. ¿El servicio al cliente? Es Twitter, sólo responden a sus mejores clientes en Twitter y Get Satisfaction. ¿Ventas y marketing? Es Google AdWords , AdSense " .

Los costos de iniciar un negocio en Internet han caído en picada. Ahora es muy fácil establecer una nueva tienda o lanzar un nuevo producto. Hacer un estudio de mercado sólo llega hasta ahí; de hecho, puede ser más barato lanzar un producto para medir la demanda del mercado de una gran cantidad de datos y la realización de grupos focales. De verdad, es la única forma real de probar el éxito.

Historia 4: KFC y el Coronel Sanders, con su viaje por carretera

“Puedo aceptar el fracaso, todo el mundo falla en algo. Pero no puedo aceptar no intentarlo " - . Michael Jordan

Si alguna vez has acudido a algún Kentucky Fried Chicken, entonces has comido de una cubeta con la cara del Coronel Sanders. No, esto no es realmente acerca de cómo el coronel Sanders nunca fue un coronel real en el Ejército de los EE.UU. La historia, dice McArdle es mucho más interesante que eso.

Harland Sanders consiguió lograr esto hasta que tuvo 40 años. Experimentó una larga cadena de fracasos y pasó los primeros veinte años de su vida laboral a la deriva, dejando de fumar y siendo despedido por insubordinación cada vez que se las arreglaba para encontrar un empleo. Su esposa finalmente lo abandonó y huyó con sus hijos.

A sus cuarenta años, finalmente encontró su camino, corriendo de una estación de servicio sirviendo pollo frito a los viajeros cansados ​​. Le fue bien durante un tiempo, pero luego el gobierno construyó la carretera interestatal 75 y desvío el tráfico. Ahora tenía 65 años y se enfrentaba a otra derrota.  

El fracaso de su restaurante no era su culpa, cuestión que no lo hizo quedarse quieto.

En lugar de ello, a principios de 1950, preparó su pollo frito para cientos de dueños de restaurantes, rogándoles que le dieran una comisión de 5 centavos cada vez que utilizaran su receta. Él cruzaba el país en un Cadillac destartalado, hablaba con todas las personas que podía, enfrentando el rechazo diariamente.  

Fue sólo en un restaurante de Utah donde encontró a alguien dispuesto a ayudarlo. Un propietario vio el potencial de la receta y creó la franquicia que el día de hoy conocemos como KFC, que ha crecido de manera insuperable.

Él éxito de Harland Sanders nació de la mala suerte y su habilidad para siempre mirar a su alrededor. Él no se rindió, no se quedó quieto  y nunca esperó que las oportunidades le llegaran solas. En su lugar, salió y encontró.

Historia 5: Crece las mentes de las personas y soluciona sus problemas

"Mi gran preocupación no es si has fallado; me preocupa si estás contento con el fracaso. " - Abraham Lincoln

Según Carol Dweck, profesor de psicología de Stanford, hay dos tipos de personas cuando se trata de pensar en los retos.  Un grupo cree que el talento es una cosa fija: o tienes una habilidad particular o no la tienes. El otro grupo piensa que puedes construir tu talento haciendo cosas para las que no eres bueno.

Aquí hay otra manera de pensar en ello: el primer grupo tiene una " mentalidad fija " a los desafíos. Hacen referencia a su inteligencia, que puede ser considerable, ya que la prueba de fuego es sí deben intentar algo nuevo: Si eres bueno en algo, lo harás; si no eres tan bueno, probablemente deberías evitar esa actividad. 

Cuando la gente piensa de manera fija, no está preparada para enfrentar un desafío, y pueden participar en una constante colocación de productos. ¿No lo crees? Piensa en tus días de escuela secundaria o universidad: ¿No tuviste amigos que se negaban a estudiar, que decidieron ir al cine o estar muy borrachos justo antes de un examen importante? ¿Por qué esta gente hace eso?

He aquí por qué. Considera la posibilidad de que entre las respuesta de tu amigo obre por qué falló se podían encontrar “porque no estudie” “porque no soy inteligente”; si tiene éxito, seguramente te presumirá el hecho de que pudieron sobresalir, con las siguiente frase: "Mira, yo lo hice bien sin siquiera estudiar."

Pasemos a otro tipo de personas. Son conocidos como personas con mentalidad de crecimiento. En lugar de evitar las cosas para las que no son buenos, abrazan los nuevos retos como oportunidades para aprender. No tienen su propia inteligencia como una vara de medir; en su lugar, se dan cuenta que se podrían mejorar. Así que en lugar de evitar los desafíos, crean acciones para que su rendimiento pueda mejorar.

Puede ser doloroso ver que no eres tan bueno como otras personas en una tarea. Pero no hay duda de que la mejora constante buscada por las personas de mentalidad de crecimiento siempre los hará más propensos a tropezar con una buena idea.  

¿Eres una persona de mentalidad de crecimiento o una persona de mentalidad fija? Si te gusta probar cosas nuevas a pesar de que inicialmente no eres bueno en eso, aprendes de críticas y persistes en hacerle frente a los contratiempos,  probablemente seas una persona de mentalidad en crecimiento. Y si tiendes a ver tus esfuerzo como algo infructuoso, tratas de evitar problemas, y te sientes constantemente amenazado por el éxito de los demás, entonces es muy probable que seas una persona mentalidad fija.

¿Adivina quiénes son mejores empresarios?

Historia 6: La alegría de escalar alto

“¿Cuál es el punto de estar vivo si no se trata al menos de hacer algo extraordinario?”  - John Green

Esta última parte no es realmente una historia. Es más la identificación de una tendencia.

Los padres en estos días tienen miedo. Por primera vez en mucho tiempo, los padres creen que sus hijos tendrán un nivel de vida peor que lo que tienen ahora. ¿Cuál es su respuesta para asegurar el futuro de sus hijos? Muchos padres creen que la manera de garantizar un buen trabajo en el futuro es hacer todo lo que se pueda para ganar un codiciado asiento en una universidad de élite. Sólo entonces pueden estar seguros.

Hay historias de gente acomodada en Nueva York tratando de conseguir que sus hijas entren a una guardería de primera , lo que asegurará ir a una escuela primaria de primera, lo que les permitirá entrar a una excelente escuela secundaria , y por último a una excelente universidad.

¿Cómo hacer de esto un manifiesto? Los niños de las escuelas secundarias ahora tienen que tener un GPA excepcional, altos puntajes de SATs, recomendaciones excepcionales, hacer voluntariado en un país en desarrollo y si se puede,  distinguirse atlética y artísticamente. El resultado: los estudiantes de secundaria pasan sus horas de vigilia haciendo la tarea, practicando algún instrumento musical, o participando en otras actividades para mejorar su curriculum vitae.

Los padres están tratando de diseñar una distancia que impida que sus hijos conozcan el fracaso, lo que significa la eliminación de los obstáculos. Y en el proceso, lo que están logrando es privarlos de lo que realmente necesitan, que egún McArdle es: " la capacidad de aprender de sus errores, al ser derribados y mejorar su imagen”.

Hay un montón de otros ejemplos de tendencia que aseguran que los niños no se van a enfrentar a obstáculos. También puedes llamarlos papás helicópteros, porque protegen a los niños lejos de cualquier tipo de daño, de cualquier tipo de riesgo.

Vamos a terminar esta sección con una cita de McArdle: " La metáfora de nuestra época es la desaparición de las barras altas de los parques infantiles en todo el país. Hemos hecho que sea imposible que los niños caigan, y muy lejos – y al hacerlo, los hemos despojado de las alegrías de escalar hasta lo más alto".

Nunca habrá un momento en que se sienta que el fracaso es bueno. Siempre hay razón para no embarcarse en una nueva empresa o tratar de construir algo nuevo. Y no hacerlo te impedirá vivir esa alegría que se experimenta cuando se escala alto.  

Conclusión

El mensaje de McArdle es claro: No podemos esperar una oportunidad que sea perfectamente sana. Así cómo se siente el miedo al fracaso, se debe enfrentar – de manera inteligente. Porque fallar es la única manera de aprender realmente. Tomar riesgos permite ver que es lo que funciona y que no, y quizá nos brinde la oportunidad de realmente hacer algo nuevo.

Esto es solo una pequeña parte de lo que el libro The Up Side of Down quiere dar a entender. Si te gusto lo que compartimos, vale la pena que leas el libro. Tiene muchas historias  estudios que te harán discutir y debatir diferencias culturales, temas sobre hijos, y embarazosas maneras de cómo, McArdle ha enfrentado las fallas personales.

Acerca del autor

Dan Wang es especialista de contenido en Shopify. Estudio economía y filosofía en la universidad de Rochester. Conoce más sobre Dan en Twitter

 

Deja comentario ...

Empieza tu periodo de prueba de 14 días gratis con Shopify