Blogs de Shopify

Los 5 tipos de comercio electrónico

Ilustración de los 5 tipos de comercios electrónicos

El comercio electrónico o e-commerce es un término amplio que engloba cualquier transacción hecha por medios electrónicos: desde el uso de tarjetas de crédito, hasta las tiendas online, el comercio electrónico es el presente y el futuro colectivo de la humanidad. 

Precisamente dentro de este amplio paraguas existen cinco categorías generales de negocios online / actividades rentables online que se clasifican de acuerdo al entorno, participantes, características, ventajas y desventajas de cada una de ellas. ¡Exploremos qué rentabilidad, ventajas y facilidades nos ofrece cada uno de estos cinco tipos, y que negocios online podemos establecer con ellos!

¿Necesitas asistencia de nuestro Equipo de Soporte?

Envíales tu email a:

soporte@shopify.com

y ellos te responderán en español a la brevedad posible.

Si prefieres comunicarte en inglés, puedes llamar al 1-855-816-3857 (atención al cliente las 24 horas del día, los 7 días de la semana).

Tipos de comercio electrónico:

  1. Comercio electrónico B2B
  2. Comercio electrónico B2C
  3. Comercio electrónico B2E
  4. Comercio electrónico C2C
  5. Comercio electrónico G2C

1. Comercio electrónico B2B

B2B es la abreviación de business to business (negocio a negocio), y es aquel en donde la transacción comercial únicamente se realiza entre empresas que operan en Internet, lo que quiere decir que no intervienen consumidores. Este tipo de comercio electrónico se realiza entre negocios online y suele ser muy común cuando la tienda online vende al por mayor o distribuye componentes o materias primas, que serán luego utilizados por otras industrias. Existen tres modalidades:

  • El mercado controlado que únicamente acepta vendedores en busca de compradores.
  • El mercado en el que el comprador busca proveedores.
  • El mercado en el que los intermediarios buscan que se genere un acuerdo comercial entre los vendedores y los compradores.

Para poder participar en este tipo de comercio electrónico, es muy recomendable que tengas experiencia en el mercado. La relación entre las dos empresas online, evidentemente tendrá como principal objetivo, vender las piezas, materias primas y servicios que ayudarán al  consumidor a obtener el producto o servicio final que desea, pero ese es otro tipo del que más adelante hablaremos.

El comercio electrónico a este nivel reduce los errores que puedan aparecer, y aumenta la eficiencia en la venta y relación comercial.

2. Comercio electrónico B2C

Este es el tipo de comercio electrónico, también conocido como business to consumer (negocio a consumidor), es el más conocido y es el que la mayoría de las tiendas online emplean. Es aquel que se lleva a cabo entre el negocio online o, en este caso tienda virtual, y una persona interesada en comprar un producto o adquirir un servicio. Así que si tú tienes tu tienda online y clientes fieles que adquieren tus productos, perteneces a este tipo. Las ventajas más destacables  son:

  • El cliente puede acceder a la tienda online desde cualquier lugar a través de un dispositivo electrónico, lo que le facilita una compra cómoda y rápida.
  • Se tienen actualizadas las ofertas y los precios de manera constante para la comodidad del cliente.
  • El soporte al cliente se puede proporcionar de manera directa por diferentes medios, como chat en vivo, redes sociales, correo electrónico o Skype. Recientemente, se ha convertido en un estándar los chats en vivo y la comunicación en directo, algo que cada día es más requerido por los consumidores, acostumbrados a las redes sociales y sus dinámicas de comunicación en directo. Precisamente para ello, Shopify ha generado herramientas específicas que ayudarán a tu tienda online a sostener estos canales de comunicación en tiempo real.

Aquí es donde participan los intermediarios online y se incluye a todas las plataformas de comercio electrónico, incluyendo Shopify. Esto se trata principalmente cuando se integran compañías que facilitan las compras entre los clientes y las tiendas virtuales, a cambio de un pago.  Las empresas facilitan a los usuarios que interactúan en áreas similares de interés, y que además incluyen un sistema de pago.

3. Comercio electrónico B2E

La relación comercial business to employee (negocio a empleado) se centra principalmente entre una empresa y sus empleados. Este tipo de comercio electrónico está pensado para lo que se conoce como “clientes internos” y es muy común en grandes corporaciones que tratan con diferentes líneas de negocio, arropadas bajo la misma empresa matriz.

Una forma simplificada de ver el comercio B2E en tiendas que no pertenecen a mega-corporaciones son las ofertas que la propia empresa puede ofrecer a sus empleados directamente desde su tienda online o portal de Internet, con descuentos atractivos que servirán de impulso para una mejora en el desempeño laboral. Este tipo de comercio electrónico se ha convertido en un tema novedoso entre empresas para motivar a sus empleados a competir con su rendimiento, para alcanzar beneficios extra. 

Generalmente este tipo de comercio electrónico se manifiesta a través de secciones con control de acceso exclusivo para los empleados, que se encuentran adjuntas a las tiendas online normales, aquellas que ve el público general. El empleado tendrá la posibilidad de hacer trámites internos en este micro sitio empresarial, que  una vez en la red, llegará a manos del encargado. Algunas de sus ventajas son:

  • Reducción de costos y tiempos en actividades internas.
  • Comercio electrónico interno, con oportunidades únicas para los empleados.
  • Motiva y fideliza al empleado con la empresa.
  • Informa, en el momento y en línea para consultar en cualquier momento.

4. Comercio electrónico C2C

Cuando una persona ya no utiliza algún producto y busca ofrecerlo en venta, puede utilizar el comercio electrónico como medio para realizar esta transacción con otro consumidor. Este tipo se conoce como consumer to consumer (consumidor a consumidor).

Esto es una evolución de las tradicionales y  ya conocidas ventas de garaje que está tomando fuerza en Internet. El consumidor final le adquiere al consumidor primario los productos que él ya no quiere o necesita y a los que les podrá dar una nueva utilidad a precios muy accesibles. Se sigue el mismo proceso de compra del comercio electrónico tradicional. Algunas de las ventajas son:

  • Reutilización de productos.
  • Compras a menores precios y con ofertas únicas en el medio.
  • Alcance más allá de un garaje o patio.

Es importante notar que la mayoría de las plataformas online que prestan estos servicios, no son consideradas tiendas online por los consumidores sino que las mismas son vistas, de manera acertada, como una especie de clasificados, en las que se pueden adquirir o vender productos de segunda mano.

5. Comercio electrónico G2C

Cuando un gobierno municipal, estatal o federal permite que los ciudadanos realicen sus trámites en línea a través de un portal, se realiza el conocido comercio government to consumer (gobierno a consumidor), y se considera un tipo de comercio ya que se paga un trámite y se puede acceder a la información en línea en cualquier momento. Algunas de las ventajas son:

  • Ahorro en tiempo.
  • Trámites más rápidos y seguros.
  • Respaldo electrónico.
  • Costos más bajos.

En naciones como España, el acceso a este tipo de servicios suele estar ligado a algún mecanismo de autentificación digital de la identidad, como el DNI electrónico o los certificados digitales de Hacienda. Sin ellos, muchos de los servicios del Estado Español, no son accesibles. Lo cual limita sensiblemente la efectividad de estas plataformas.

Aunque estos tipos de comercio electrónico no son los únicos, son los más utilizados de manera cotidiana.

Así que ya sabes, el comercio electrónico no es solamente las tiendas online, va más allá y se adentra a situaciones más complejas, como el proceso interno de una empresa o las acciones por parte de un gobierno para con sus ciudadanos: servicios y cualquier tipo de transacción. Inclusive entre las tiendas online existen mil y una formas diferentes de presentar al potencial consumidor, una idea de negocio online, un producto o un servicio. ¡Evidentemente las ideas más originales tienen mucha más rentabilidad y se convierten en mejores negocios online! ¿Tienes dudas de cómo montar tu tienda online o cómo presentar tu idea de negocio digital? ¡Échale un ojo a estas 50 ideas geniales de tiendas online! 

¡Esperamos haberte ofrecido con claridad los conceptos clave detrás del e-commerce! ¿Conoces otros tipos de comercio electrónico? ¿Tienes interés en algún tipo de transacción, o modelo de negocio online en particular? ¡Coméntanoslo por aquí o por nuestras redes sociales y estaremos encantados de que nuestros expertos en e-commerce conversen contigo al respecto!


¿Tienes una idea de negocio?

Comienza a usar Shopify gratis por 14 días, sin necesidad de ingresar los datos de tu tarjeta de crédito

Mapa de categorias: