8 maneras en las que las tiendas Pop-Up pueden aumentar tus ingresos y hacer ruido sobre tu marca

8 maneras en las que las tiendas Pop-Up pueden aumentar tus ingresos y hacer ruido sobre tu marca

feature

Quizá estés convencido que vender físicamente es muy riesgoso y costoso para tu marca. Puede que hayas oído historias horribles acerca de este tipo de ventas y lo difícil que es tratar con clientes en persona, y el miedo que te causa podría compararse con la última película de terror que viste. Pero, ¿y si te dijera que estás perdiendo una gran oportunidad, una que viene con poco o ningún compromiso y costos mínimos?, ¿qué tan grande es esa oportunidad? Según Storefront, las ventas temporales, mejor conocidas como pop-up, pueden llegar a generar $80 billones de dólares anualmente. 

Por suerte, no sólo existe una gran cantidad de lugares donde puedes comenzar, además de verificar el número de metas que tengas, mientras que intentas tener en mente que en el camino vas a lograr tener buena compañía.

Pero incluso si eres terco como un caballo o simplemente indeciso en subirte al carro, aquí hay 8 (muy buenas) razones por las que debes hacerlo. 

1. Prueba un nuevo método de ingresos

Una tienda pop-up puede ser una buena manera de explorar nuevos métodos de ingreso para tu tienda online ya existente. La razón es que no cuesta tanto comenzar con ventas temporales, y en segundo lugar, si estás en el espacio correcto en el momento adecuado, podrías embolsarte beneficios significativos para tu negocio, sin los riesgos de un negocio físico tradicional. 

Por ejemplo,  Indochino ha comenzado a subir el nivel en su tour de sastres,  lo que permite a los hombres visitar la tienda, conseguir vestuario medido, ajustado y de estilo, mientras que hacen la compra final en línea.

2. Gana clientes offline

Para muchos compradores online, no poder probar el producto antes de  comprarlo puede ser un punto en contra. Existe algo sobre la sensación de tocar el producto antes de comprarlo que hace mucho más fácil el proceso. De hecho, un estudio reciente en Accentue mostró que el 78% de los compradores son “webrooming” (buscan en línea y posteriormente lo compran en la tienda).

Y si has tratado de resolver el dilema de enviar productos a los clientes antes de que hayan realizado una compra – como el programa prueba-en la casa de Warby Parker – podrás entender rápidamente que el costo de abrir una tienda pop-up es menor.

3. Crea la urgencia de “obtenlo mientras dure” 

Aquí un dato: 59 millones de compradores estadounidenses utilizaron su smartphone para tener su propio “showroom” en el 2013. Showrooming es un método que se utiliza cuando un consumidor entra en un entorno de venta físico y luego se conecta a Internet para comparar precios y encontrar la mejor compra en línea posible.

Sin embargo, hay algo acerca de la escasez que hace que los seres humanos tomen medidas. En otras palabras, cuando entras en una tienda pop-up, la idea es que los artículos no permanezcan mucho tiempo y compren algo al momento. Esto funciona bien si  lo que estás vendiendo en tu tienda pop-up no está disponible en ningún otro lugar, es una promoción exclusiva por el periodo de tiempo en el que la tienda está presente.

4. Crea mercancía alrededor de una venta, temporada o festividad

¿Y si te dijera que los compradores estadounidenses gastaron 11 por ciento más en esta temporada de fiestas que el año pasado? En total, los compradores están buscando gastar como $646 en regalos de acuerdo a un estudio. Así que ¿por qué no tomar medidas?

Así como los consumidores se preparan para las compras, puedes estratégicamente elegir las festividades para sacar el máximo provecho a la locura que una pequeña tienda pop-up le causa al consumidor. Ya sea que estés pensando en vender trajes para año nuevo, chocolates en San Valentín, disfraces en Halloween, utensilios de cocina en Acción de Gracias, o electrónica en Navidad, todo está en juego.

5. Educa a tus nuevos clientes

Tal vez tienes un nuevo invento loco que nadie ha hecho y que es ideal para presentar en el subconsciente del consumo masivo, como una aspiradora hipotética que también funciona como un trapeador. Bueno adivina qué, incluso si estás buscando impulsar pre-órdenes, dales a tus clientes potenciales una demostración en vivo, guiarlos  en cómo funciona tu producto es una gran manera de conseguir a los primeros clientes

Tal vez tienes un producto que hará que las personas se rasquen la cabeza, como el aceite para barba de beardsmen o alternativas a la envoltura de plástico hecha de cera de abejas, las pop-ups son una gran manera de demostrar el valor de tu producto y hacer que la gente quede enganchada desde el primer momento.

Uno de los mayores ejemplos de esto es Microsoft, que con ayuda de las pop-ups, ayudaron a que sus clientes entendieran mejor sus nuevas tablets.

6. Acude a donde estén tus clientes

La otra ventaja de una tienda pop-up frente a la inversión de un espacio comercial físico a largo plazo es que eres libre de ir a donde el viento te lleva, quiero decir, al lugar en donde tus clientes están. La ventaja de ser capaz de seleccionar una determinada calle, quiosco o espacio de la galería radica en que puedes emparejar tus mercancías con la personalidad de un grupo demográfico determinado e ir a donde ellos van.

¿Quieres saber más acerca de lo que necesitas para llevar tu negocio hasta tus clientes? Echa un vistazo a esta guía

7. Genera consciencia de marca

Con tantas ventas online compitiendo por la atención de las personas, a veces puede resultar un desafío destacar entre la multitud, ya sea para conseguir que tu sitio clasifique en los motores de búsqueda o la generación de compromiso en las redes sociales.  Así que, qué mejor manera de crear revuelo que solicitarle a tus clientes contar que jamás habrían encontrado tu marca si no fuera por la tienda pop up.

Uno de los mejores ejemplos de esto es la reciente pop-up creada por Marc Jacobs, promoviendo  su perfume Daisy, en donde se aceptaba “moneda social” a cambio de productos. Eso incluía mandar un tweet o publicar en Instagram una imagen con el hashtag #MJDaisyChain.

8. Elimina tu antiguo inventario

Por último, una tienda pop-up puede ser una gran manera de deshacerse de inventarios antiguos. Tal vez no sea el más inspirador, pero desde una perspectiva de negocio no es necesario tener una pérdida si podrías potencialmente tener el éxito en tus manos vendiendo algo en tu tienda física que no tuvo éxito en tu tienda online.

Entonces, qué me dices ¿listo para darle una oportunidad a las tiendas pop-up? Haznos saber tu opinión en los comentarios.

P.D. ¿Buscando hacer una Pop-Up? Nosotros te ayudamos con nuestro punto de venta y soluciones móviles.

(Créditos de imagen: retail design blog Steel Space Dusty Burrito Storefront)

¿Eres un comerciante que utiliza Shopify POS y tienes una historia de éxito? Cuéntanos.

Sobre el autor

Humayun Khan es un Content Crafter  en Shopify. Escribe para el blog de Shopify cubriendo los medios sociales, las tendencias y la estrategia de comercio electrónico. Él es también el autor de The Ultimate Guide to Business Plans. Conéctate con él en Twitter.

Deja comentario ...

Empieza tu periodo de prueba de 14 días gratis con Shopify