Blogs de Shopify

Guía para crear tiendas Pop-Up, capítulo 8: el futuro de las tiendas Pop-Up

Feature

Las tiendas Pop-Up llegaron para quedarse, generando una revolución minorista. Los consumidores actuales tienen la posibilidad de comparar precios directamente en sus celulares, y son compradores activos en línea aun cuando están en una tienda física. Ya sea que hablemos de Showrooming, en donde los consumidores van a tiendas para ver físicamente el producto para posteriormente comprarlo en línea a un precio mucho más bajo; o la de Webrooming en donde los consumidores entran en una tienda después de haber hecho una investigación a profundo y saben exactamente por lo que van.

Cerrar la brecha entre una tienda online y offline es el siguiente paso para que una empresa prospere en una economía como la actual. Los minoristas que no tienen una tienda online están vendiendo en un entorno más pequeño y están perdiendo oportunidades de la venta en línea, de alcanzar más clientes.

Las tiendas Pop-Up son la vía perfecta para hacer apariciones repentinas en un medio físico, que permitan a los clientes que no se pueden conectar en línea lo hagan en persona.

Además, a pesar del hecho de que las ventas online en el 2013 crecieron 5% y generaron cerca de 65 billones de dólares aún es un entorno al que no todas las personas quieren entrar. En realidad estamos hablando de un pequeño espectro, que solo ocupó el 5.8% de las ventas totales en EEUU, pero que ascendió a $1,126.2 billones. Las tiendas Pop-Up por sí solas recaudaron $8 billones.

Por lo tanto, independientemente del mercado en el que te encuentras, si vendes exclusivamente en línea o en una tienda física, te conviene mejor probar con una combinación de estos dos canales de venta. Las tiendas Pop-Up te permiten probar una oportunidad de venta diferente, que te va a generar ganancias en efectivo.

Para ejemplificar esto, queremos destacar las acciones realizadas por marcas como Bonobos y Warby Parker, además de marcas con más de un nicho y una enorme cantidad de seguidores como KithNY y HutchLA.

2 grandes marcas que comienzan con acciones pop up

Bonobos: Taking the Leap

Iniciado por dos graduados de Stanford en el 2007, Bonobos ha crecido hasta convertirse en una marca importante en el comercio electrónico, con una serie de productos para hombres. A pesar del éxito masivo de la compañía en línea, su CEO Andy Dunn ha buscado experimentar la venta en espacios físicos después de varias solicitudes por parte de los clientes. ¿Cómo lo hizo? Compartió con dos representantes de ventas, en el lobby de su oficina, todos sus productos. Esto a futuro le genero ventas de $250,000 por cada uno.

Después de ver los resultados, su solución para vender “online vs offline” de manera similar fue crear una guía en donde los clientes potenciales pudieran hacer una cita, acudir a una ubicación física, probar sus productos, hacer el pedido en línea y disfrutar el producto elegido algunos días después. Actualmente la empresa cuenta con al menos 10 locales en EEUU.

Pero no es necesario gastar en poner una tienda física y comprar un POS para darle a tus clientes una excelente experiencia de compra. Toma en cuenta que hay lugares mucho más accesibles en donde puedes iniciar una tienda Pop-Up para probar si vale la pena o no invertir en esto a futuro. Además con las nuevas tecnologías, ya puedes cobrar desde tu iPad o iPhone.

Warby Parker: interésate por tus clientes

Originalmente comenzaron con una tienda online en el 2010. Desde ese momento, Warby Parker decidió aprovechar cada oportunidad de vender en el comercio electrónico y así llevo a su máximo potencial dicha práctica. Cortaron los intermediarios y ofrecieron productos de alta calidad a precios significativamente bajos.

La empresa nunca ha tenido miedo de experimentar con tiendas Pop-Up, para probar la venta de productos en un entorno que ha demandado sentir sus productos antes de comprarlos online. Siendo fiel a la imagen de la marca, ha decidido tener un gran autobús amarillo que conducen por todo el país y cada determinado tiempo para en alguna ciudad por unas semanas. También han experimentado con los kioscos en hoteles, llamados “El Readery”.

¿Te hemos inspirado un poco? Recuerda que tenemos la guía “50 maneras de hacer tu primera venta”.

2 marcas pequeñas que hacen magia con una tienda pop up

HutchLA: todo lo mantienen real

hutchLA_ecommerce

Ubicados en Los Ángeles, en donde se pueden encontrar las últimas tendencias de moda, HutchLA, fundado por Grizzly Atoms, decidió tomar lo que su audiencia leal prefiere en su tienda online y los traslada a una experiencia física a través de una tienda pop up. La compañía vende posters y playeras de diseño único.

El secreto detrás de su éxito fue conocer su objetivo demográfico y qué era lo que sus clientes querían. Por lo tanto ¿qué hicieron para que estas tiendas pop tuvieran éxito? De inicio, tenían un equipo de diseño de playeras, otro de tatuajes, así como productos limitados de diferentes artistas y marcas como Cryptic, que hacen que las personas se queden en la línea esperando su turno.

El resultado fue que ofrecieron una experiencia de compra extravagante y memorable, que solidifico aún más la imagen de HutchLA ante sus clientes.

KithNY: Taking on Paris

KithNy_tienda

Con una marca bien establecida y reconocida en el mundo de los tenis, además de tener un embajador como Ronnie Fieg, KITH se ha expandido a nivel global. La compañía tiene diferentes aparadores en los distritos de moda más importantes de Nueva York y una tienda online que distribuye a nivel mundial sus productos.

Ya con todo esto, ¿por qué no establecer una tienda Pop-Up en París? Esto fue posible para darle seguimiento a la marca en Europa, como una oportunidad para conectar con las personas que posiblemente hayan escuchado de la marca pero no tienen ese impulso de compra. Esto se llevó a cabo en la semana de la moda de París, con colaboración de marcas como PUMA, John Elliot + Co, ISAORA y Focused Space. La idea principal era juntar a los entusiastas de los tenis en la ciudad para celebrar algo que los hace únicos, aparte de demostrar su amor esta prenda.

Por último, diviértete

Cómo hemos visto, no necesitas ser una marca de casa para conectar con tus clientes y seguidores en el mundo real. Todo lo que se necesita es tener voluntad y aprovechar las oportunidades de una tienda Pop-Up. La brecha entre el mundo online y offline está disminuyendo a un ritmo rápido, pero la forma en la que los consumidores y sus hábitos cambian constantemente. Las tiendas pop up son solo una pieza del rompecabezas, que continuará siendo cada vez más importante y más grande.

Felicidades a todos los que están experimentando con una tienda Pop-Up; seguramente sus clientes se van a derretir de amor. Buena suerte y éxito.

Acerca del autor

author_humayun

 

Humayun Khan es especialista en contenido comercial en Shopify. Trabajo como escritor en BetaKit en donde impulso el crecimiento de startups a nivel mundial. Síguelo en Twitter.

Mapa de categorias: