Cartera de Frontier

Mineralización

Convertir el carbono en un mineral que se pueda almacenar permanentemente

Una pila de minerales que se solidifican y lentamente se vuelven de un color gris oscuro.

Eliminación permanente del carbono

3 % del gasto del fondo

Cuando el dióxido de carbono entra en contacto con ciertos tipos de rocas, las reacciones químicas transforman el CO₂ en un mineral sólido, capturándolo de esta manera y eliminándolo de la atmósfera permanentemente.

Este hermoso proceso ocurre de forma natural. La erosión natural de las rocas ha ocurrido desde siempre, eliminando alrededor de mil millones de toneladas de carbono atmosférico cada año. Pero los científicos están descubriendo formas de acelerar y expandir este proceso para maximizar la cantidad de CO₂ que podríamos almacenar permanentemente de esta manera. A este proceso se le conoce como meteorización mejorada de rocas o mineralización de CO₂ y es un campo de estudio nuevo muy emocionante. Es posible hacerlo a través de diferentes métodos. Por ejemplo, se puede inyectar CO₂ en rocas a gran profundidad (como está haciendo Climeworks con el carbono capturado), o se puede utilizar la superficie de la Tierra.

Una roca que funciona muy bien para capturar el carbono es el olivino, un mineral verdoso rico en magnesio y hierro. Cuando lo mueles hasta convertirlo en polvo de roca, puedes rociarlo sobre la tierra o el agua para que entre en contacto con estos elementos y almacene un montón de CO₂. Cuanto más fina es la roca, mayor es la superficie para que el CO₂ se adhiera, pero lamentablemente, en la mayoría de los casos, su producción resulta costosa y demanda mucha energía. Actualmente, el proceso de refinación del olivino requiere tanta energía que podría cancelar hasta el 80% de los efectos positivos. Pero, si se hace bien y de manera generalizada, se podría capturar aproximadamente dos mil millones de toneladas de CO₂ cada año. Nota a pie de página 1

Una vía prometedora para la mineralización es la industria minera. Los desechos mineros triturados, llamados relaves mineros, podrían almacenar CO₂ eficazmente y descarbonizar esa industria. Se podría capturar las emisiones de CO₂ de las operaciones mineras y luego aplicarlas directamente a los relaves de la mina para su almacenamiento permanente.

Los residuos mineros triturados podrían ser una forma eficaz de almacenar CO₂

Cantidades masivas de relaves mineros permanecen inactivas en todo el mundo. Actualmente se están realizando pruebas en algunos de ellos y, si se demuestra el potencial para la captura directa de aire, los emprendedores y las empresas mineras tendrían una gran oportunidad para sacar provecho de la eliminación de carbono.

Gran parte de esta investigación se ha realizado en laboratorios, con muy pocas pruebas de campo. Aún no hay políticas que reconozcan o incentiven esta industria y todavía queda mucho por aprender sobre los costos, la posibilidad de expansión y el impacto potencial. Todavía no hemos encontrado ninguna inversión en esta área, pero tenemos el ojo puesto en este campo tan prometedor y hemos destinado el 3% de nuestro fondo. Mantente informado para conocer más.