feature

Ya he escrito antes acerca de llamar la atención de los medios para tu tienda virtual o negocio, pero debido al interés acerca del tema, indagaremos un poco más. Así que aquí tienes, este texto te enseñará exactamente técnicas y recomendaciones para que tu tienda virtual o producto esté presente en la prensa.

Como ex periodista (de revistas, periódicos, blogs), puedo decirte que los reporteros siempre están buscando ideas nuevas que publicar. Pero cuidado, eso no significa que los medios de comunicación van a interpretar la información de la misma manera que tú lo haces. Lo que puede ser un dato crucial para ti, no significa que sera importante para los demás, y que merezca una portada en el New York Times. Han existido muchos casos en donde he recibido correos en mi bandeja de entrada mencionando cómo es que la historia de una empresa y su lucha por crecer merecen una publicación de mi parte, y la verdad lo único que haré con ellos será mandarlos a mi bandeja de correos eliminados.

Así que, ¿cómo puedes conseguir la atención de los medios de comunicación?

Aquí está mi lista de 3 cosas que debes hacer.

  1. DEBES revisar el enfoque de la publicación a la que te vas a dirigir. Si se trata de un periódico local, revista o sitio web que cubre solamente noticias de empresas locales, entonces redacta la información pensando en eso. Si se trata de una publicación nacional o internacional, busca redactar algo de interés, desde una perspectiva única que aporte algo nuevo a los lectores y al medio que te hará la publicación. Deja en claro porque los lectores de diferentes partes del país o del mundo deben leer tu historia.
  2. DEBES conocer a todas las personas involucradas en la publicación. Debo admitirlo, solía borrar mis correos rápidamente cuando traían en el espacio de asunto “Querido Reportero de Negocios” o “Querido Sr/Srita”. No hagan eso. Así como es probable que tú no leas o no les pongas mucha atención a esos folletos que llegan a tu casa y que traen como sujeto al “ocupante”, así le haré a este tipo de correos. Hace una gran diferencia la personalización del mensaje, y ayuda realizar una rápida búsqueda web de los temas que el periodista cubre.
  3. DEBES tener varios enfoques de publicación. Si el primero no funciona, no pierdes nada con probar el segundo, y así sucesivamente hasta que encuentres uno exitoso. La clave es conseguir que tu historia salga a la luz, y a lo mejor lo que se publique puede estar un poco alejado de la primera idea que tenías del texto.

El discurso

Existen dos tipos de discursos: el corto y el largo. Cada reportero tiene uno preferido y toma cierta práctica y un poco de intuición para descifrar cual funciona mejor en un reportero específicamente. Por lo general a personas como bloggers o reporteros súper ocupados se les envía el discurso corto y al grano, mientras que a publicaciones como revistas y periódicos se les envía un poco más de información.

El discurso corto

Debe ser rápido, claro e ir al punto principal. Todos tienen su propio estilo, pero una buena estructura puede ser:

Párrafo 1: Preséntate, bríndales un enlace hacia la página de tu compañía y muéstrales que todo lo que has realizado lo has hecho investigando y con un objetivo claro (matas dos pagaron de un tiro).

Párrafo 2: Debes proporcionarles noticias mediante enlaces, cuéntales que tienes más por ofrecer (un poco de todo), bríndales otro punto de vista en caso de que todo lo que le hayas proporcionado no les hubiera agradado.

Párrafo 3: Proporciona un número telefónico o correo electrónico. No hagas comentarios como “espero con interés escuchar pronto de usted” o similares. Es presuntuoso. Si el tono del mensaje que estés brindando es bueno, la gente va a interesarse y tendrás la oportunidad de escribir por primera vez, y si tienes suerte, las veces que quieras.

Párrafo 4: Agradece y asegúrate de mencionar su nombre las veces que puedas. La gente ama ver y escuchar su nombre, se sienten importantes.

Aquí hay un ejemplo de un blog post que escribí. Reconozco que no es el mejor, pero es un buen ejemplo de un discurso corto. 

Traducción:

“Hola John,

Mi nombre es Mark y soy la persona encargada de las Relaciones Públicas de Shopify (información aquí). Soy un gran fan de tu blog de playeras, especialmente disfrute de tu post sobre las playeras 100% de algodón.

Solo quería dejarte saber que recientemente abrimos una tienda virtual en donde se vender playeras de Shopify (aquí el link) Hemos decidido solo vender playeras de algodón y nos gustaría explicarte tres ideas de porqué. O puedo mencionarte porque estamos ofreciendo envío gratis en todas nuestras camisetas en ventas (no es lo que piensas)

Si estas interesado, déjamelo saber y rápidamente me pondré en contacto contigo, o puedo enviarte un correo con toda la información.

Mark Hayes

Relaciones Públicas & Mercadotecnia

Shopify

@allsop8184"

 

** Acabo de notar que no incluí mi número de teléfono en el ejemplo anterior - lo que sería información útil para un reportero tratando de llamarte. ;-) No cometas ese mismo error y aprende.

El discurso largo

No es tan rápido, pero debe ser claro y directo. El discurso largo es un poco más detallado y apropiado para algunos periodistas y publicaciones. Debe ser menor de una página, no excedas el mensaje.  Es un discurso largo, pero no tan largo.  Puedes utilizar el mismo formato que el anterior, únicamente ampliando el párrafo 2 que es el punto fuerte del discurso. Si estas enlistando algunos puntos clave, siempre brinda enlaces que refuercen esta información en texto y con imágenes (no incluyas imágenes muy grandes).

LO QUE NO DEBES HACER

Las cosas que no debes hacer son tan importantes como las que debes hacer – las pequeñas cosas que piensas que te ayudarán para hacer una mejor historia no van a servir de mucho, únicamente harán que los reporteros hagan cara y borren inmediatamente tu correo ignorando tu mensaje. Debo reconocerlo, amo la cuenta de Twitter Dear PR. Básicamente es un reportero que opina sobre lo que no se debe hacer en las relaciones públicas. Va dirigido principalmente a los profesionales de las relaciones públicas, así como dueños de tiendas virtuales. Aquí hay algunos de mis tweets favoritos, que aunque están inglés, pueden ser de utilidad. 

Además, NO DEBES hacer lo siguiente

  1. NO exageres: Incluso si crees que realmente tu producto será el invento del siglo, no utilices frases como “avance” o “revolucionario en su campo”. En cambio, debes ser específico con las razones que expones por las que las personas podrían interesarse en tu producto (por ejemplo, el producto va a hacer alguna tarea más fácil/ más rápida/ más barata).
    Al mismo tiempo, no gastes demasiados minutos escribiendo palabras que no son tan necesarias, incluso si el texto es demasiado técnico (y aquí es donde te puedes ayudar a entender tu objetivo editorial), debes pensar que esas palabras pueden no captar la atención de la persona.
  2. NO te rindas: Como no quieres llegar al punto de ser molesto y agresivo, los periodistas se tomarán el tiempo de leer tu texto, siempre que seas educado y agradable al ser persistente. Esto se remonta a algunos puntos sobre la preparación de varios enfoques para una publicación y conocer a las personas involucradas, temas de los que ya hablamos previamente. Debes establecer contacto con estas personas por medio de mensajes de correo electrónico, llamadas o mensajes de twitter. Estos mensajes deben ser útiles para asegurar que cada vez que te pones en contacto con los reporteros, la información debe ser nueva y oportuna. Considera que si el mensaje es el mismo siempre, los periodistas no le van a hacer caso, y lo más probable es que solo pierdas el tiempo.
  3. NO desaparezcas: Si ya tienes la atención de alguien y lograste acordar la historia,  no lo desperdicies. Es el momento de que apagues ese teléfono y te pongas a escribir ese documento. Es irritante para un periodista que previamente ya ha acordado una publicación estar buscando a la persona que había quedado muy formal de escribir la publicación. Debes ser capaz de organizar tu tiempo, y seguir con la relación que una vez lograste.

Para concluir

Después de leer todo esto y con una risa provocada por alguno de esos tweets divertidos que te publiqué, quiero terminar con un recurso llamado “Estimado periodista”, que incluye todas las quejas en contra de la comunidad de periodistas. Siempre recuerda… hay dos lados en cada historia. Buena suerte en los titulares :-)